CIUDADANOS BULLAS

Ciudadanos Bullas denuncia el abandono total de una gran infraestructura situada en el centro del pueblo, debajo del jardín municipal.


El ayuntamiento de Bullas y los gobiernos de las 3 últimas legislaturas desde el año 2008, más de 10 años, mantienen enterrados en el subsuelo del centro del pueblo una infraestructura cuyo coste supera el millón de euros y que ni unos ni
otros han sido capaces de desbloquear y poner en funcionamiento para vecinos y visitantes.

El aparcamiento subterráneo del jardín municipal que supondría un elemento de dinamización económica, de acceso a los comercios del entorno, supermercados, plaza de abastos, entidades bancarias, bares, cafeterías, las propias dependencias municipales que adolecen de falta de aparcamiento y de uso general, ha sido condenado a no existir y quedarse enterrado y sin uso alguno.
Los partidos gobernantes de la última década han desterrado de sus prioridades la resolución de una inversión que a los vecinos del municipio les ha costado más de un 1 Millón de €, que nosotros sepamos. Una instalación de 2 plantas con más de 100 plazas de aparcamiento, que bien podría además generar algún puesto de trabajo y que si se considera de otra forma, podría dársele otra utilidad, porque seguro que la tiene, permanece inacabada, cerrada, deteriorándose y sin visos de solución.

Desde Ciudadanos Bullas somos conscientes que la situación económica del Ayuntamiento no es boyante y que los recursos no son ilimitados, pero renunciar a una inversión de más de un millón de euros, pagada, y que no se ponga a disposición del pueblo y de la gente que lo visita va en contra de toda lógica encaminada a revitalizar el comercio y la accesibilidad en el centro de Bullas.

Es necesario saber por qué no se ha puesto en marcha el aparcamiento, es necesario saber, cuales son las intenciones de éste gobierno que en el año 2008 apostó por este tipo de construcción y también es necesario hacer una reflexión profunda sobre a qué función debe dedicarse esta infraestructura en el caso de que los gobernantes actuales no quieran resolver esta situación.