JAIME PARRA

El empresario caravaqueño Francisco Caparrós es el número 1 de Ciudadanos al Senado. Caparrós de 50 años de edad, es licenciado en Biología y tiene tres masters. Es propietario de una consultora dedicada a cuestiones de gestión empresarial, gestión de proyectos, estudios territoriales y ambientales, así como estrategias de desarrollo local y regional. Por otra parte, dirige una organización empresarial de los sectores económicos dinámicos tales como la petroquímica, biotecnología, farmacología, agroquímicos, nanotecnología y materiales moleculares.

¿Qué propuestas tiene Ciudadanos para el Senado?

En la Propuesta 26 de nuestro Programa Electoral planteamos la supresión del Senado y su sustitución por un Consejo de Presidentes de las Comunidades Autónomas. Comparada con otras instituciones, el Senado no es un órgano con coste muy elevado (unos 50 millones de euros al año) pero, desde luego, resulta muy caro si no sirve para nada y la imagen de jubilación dorada que transmite deteriora el prestigio de nuestras instituciones. Hasta ahora se había reservado al Senado el papel de articular la representación territorial, pero ha quedado clara su incapacidad para hacerlo, como podemos ver claramente en los enormes desajustes entre Comunidades Autónomas.

Las CCAA han de participar de manera efectiva en el gobierno de la nación y pensamos que será más efectiva si se produce en el nivel de Presidentes de Comunidades. Esto es posible porque la Constitución habilita en su Art.152 a los Presidentes a participar en el ejercicio de la función legislativa del Estado.

Por estos motivos proponemos la creación de un Consejo de Presidentes de CCAA, con voto ponderado en función de la población, que sea competente, en segunda lectura, en la aprobación de leyes más directamente relacionadas con la organización territorial del Estado.

 

JAIME PARRA

El empresario caravaqueño Francisco Caparrós es el número 1 de Ciudadanos al Senado. Caparrós de 50 años de edad, es licenciado en Biología y tiene tres masters. Es propietario de una consultora dedicada a cuestiones de gestión empresarial, gestión de proyectos, estudios territoriales y ambientales, así como estrategias de desarrollo local y regional. Por otra parte, dirige una organización empresarial de los sectores económicos dinámicos tales como la petroquímica, biotecnología, farmacología, agroquímicos, nanotecnología y materiales moleculares.

¿Qué propuestas tiene Ciudadanos para el Senado?

En la Propuesta 26 de nuestro Programa Electoral planteamos la supresión del Senado y su sustitución por un Consejo de Presidentes de las Comunidades Autónomas. Comparada con otras instituciones, el Senado no es un órgano con coste muy elevado (unos 50 millones de euros al año) pero, desde luego, resulta muy caro si no sirve para nada y la imagen de jubilación dorada que transmite deteriora el prestigio de nuestras instituciones. Hasta ahora se había reservado al Senado el papel de articular la representación territorial, pero ha quedado clara su incapacidad para hacerlo, como podemos ver claramente en los enormes desajustes entre Comunidades Autónomas.

Las CCAA han de participar de manera efectiva en el gobierno de la nación y pensamos que será más efectiva si se produce en el nivel de Presidentes de Comunidades. Esto es posible porque la Constitución habilita en su Art.152 a los Presidentes a participar en el ejercicio de la función legislativa del Estado.

Por estos motivos proponemos la creación de un Consejo de Presidentes de CCAA, con voto ponderado en función de la población, que sea competente, en segunda lectura, en la aprobación de leyes más directamente relacionadas con la organización territorial del Estado.

¿Cómo considera que ha sido esta legislatura que termina?

-Contestaré con un símil. Esta legislatura ha transcurrido durante una crisis que podemos asimilar a un gran diluvio. Rajoy y el PP, en vez de proteger las casas de los ciudadanos, en vez de canalizar las aguas y recrecer los cauces, fabricó -como Noé- un arca y subió a ella a sus amigos y favoritos: administración, eléctricas, banca,… con alimentos suficientes. Mientras, contemplaba como se ahogaban muchos a su alrededor. En su arca, Noé-Rajoy espera ahora, sin hacer nada, que el diluvio  escampe, mientras ve con el agua al cuello a muchos de sus compatriotas.

Es evidente que las administraciones públicas y la banca son cruciales para un país. Por supuesto que hay que rescatarlas sin más remedio para que las cosas sigan funcionando. Pero no puede hacer el rescate, una vez más, a costa del sufrido ciudadano. No se pueden subir impuestos para poder pagar el desmadre de otros, no se pueden aplicar recortes en cosas que son básicas por pecados de unos pocos, y lo que más duele, seguir consintiendo el  desmadre de administraciones sobredimensionadas, gastos innecesarios y corrupción. Si se pide esfuerzo y austeridad a la población habría que empezar predicando con el ejemplo.

¿Qué se “juegan” los murcianos este 20 de diciembre?

-No se trata de un juego sino una elección. Un juego requiere del azar. Se trata de una decisión racional. Ya sabemos lo que nos espera si vuelven a gobernar los que lo hicieron antes. Conocemos ese camino y adonde lleva. No tienen que explicarnos lo que van a hacer porque ya lo hemos visto. Se trata decidir si nos resignamos o apoyamos un nuevo proyecto de cambio sensato, racional, con soluciones probadas en países europeos de éxito.

Creo sinceramente que el modelo sociopolítico actual ha tenido su época de desarrollo, ha sido útil durante un tiempo, pero ya está agotado y ha tocado fondo. Los muchos vicios acumulados a lo largo de estos años transcurridos desde la transición han llegado a colapsar el modelo y se hace necesaria una regeneración intensa. Al igual que todos los días se limpia la casa, pero de cuando en cuando hay que hacer una limpieza a fondo, creo que ha llegado el momento de iniciar una nueva etapa. El viejo coche nos sirvió bien durante muchos años, nos llevó a todas partes y cumplió su función, pero ahora está más tiempo en el taller que funcionando. Nos sale más cara la reparación que comprar otro nuevo, más moderno, más eficiente, con menor consumo, más respetuoso con el medio ambiente, más cómodo y más seguro.

Esto es lo que nos jugamos y  esta es nuestra elección. Seguir tirando con el viejo coche hasta que nos deje tirados en la cuneta o acudir con ilusión al concesionario y estrenar vehículo. Créanme que Ciudadanos es gama alta full equipe.

¿Por qué Ciudadanos para una legislatura que según las encuestas deberá ser de consenso en lugar de otro partido?

-La respuesta es clara. Ciudadanos lleva el consenso en su propia génesis, en su propia esencia y en su propio ideario. Ciudadanos es un partido de centro, está posicionado en el punto de paso común de todos, en el cruce de caminos de distintas ideologías y de distintos pensamientos. Ciudadanos ha tomado lo mejor de ambos mundos, el planteamiento liberal de libre mercado para lo económico y el planteamiento progresista de sociedad del bienestar en la vertiente social. Ha conjugado la generación de riqueza y crecimiento económico, con la forma justa y solidaria de hacerlo llegar a la sociedad. No se puede ganar mucho pero solo para unos pocos, al igual que no se puede repartir y repartir lo que no se tiene. Ciudadanos es el fruto del consenso y la centralidad. Una legislatura de diálogo y consenso es su hábitat natural, es el lugar donde nos movemos más cómodos, a corta distancia de todos y con facilidad de entendimiento con las distintas tendencias. Ciudadanos es fruto de consenso y portador de consenso. Después de Adolfo Suárez es difícil encontrar alguien que pueda decir lo mismo.

¿Cómo definiría la lista que ha presentado Ciudadanos Región de Murcia para el Congreso y el Senado?

-Me gustaría señalar en primer lugar que los candidatos venimos del mundo profesional. Somos personas normales y corrientes que hemos dado el paso de entrar en política movidos por la necesidad – y por la ilusión – de cambiar las cosas. Estamos acostumbrados a plantear soluciones prácticas para problemas reales. Conocemos las necesidades y los problemas con que se enfrentan los ciudadanos y las empresas. El conde de Romanones decía que En España para triunfar en política basta con ser alto, ser abogado y tener buena voz”. Pues bueno, esto se ha acabado. Nosotros venimos del mundo real, conocemos las trabas y problemas que, a veces, las administraciones nos imponen. Por eso sabemos cómo solventarlos. Tenemos mucha experiencia en levantar la persiana todos los días y ganarnos el pan con nuestro esfuerzo. Pero obviamente no sólo en el ámbito privado. En nuestras filas tenemos profesionales de las administraciones públicas que las conocen en profundidad. Funcionarios públicos de todos los ámbitos y niveles que poco o nada tienen que aprender de políticos que jamás han trabajado en lo privado, que no han ganado su puesto en una oposición y que pasaron directamente de los estudios al cargo público. Tenemos un equipo capacitado, ilusionado y dispuesto a dar lo mejor de nosotros mismos al servicio de nuestros conciudadanos.