AYUNTAMIENTO DE CALASPARRA

La alcaldesa y los dos alcaldes se han reunido esta mañana para establecer los primeros pasos para poner en valor la vía que está en desuso desde el año pasado y convertirla en una vía verde mixta.

El alcalde de Hellín, Ramón García, ha recibido hoy en el ayuntamiento de la localidad vecina de Hellín a la alcaldesa de Calasparra, Teresa García y al alcalde de Cieza, Pascual Lucas para tratar las posibilidades y pasos a seguir para crear una vía verde mixta entre las tres localidades, que utilizaría el trazado que se quedó en desuso el año pasado tras poner en marcha ADIF y RENFE la variante del Camarillas.

Los tres alcaldes han coincidido en las posibilidades a nivel turístico, patrimonial, deportivo y social que daría la puesta en marcha de una vía verde de estas características, que sería pionera en España al alternar el uso peatonal y senderista del trazado con el de vehículos que circulen por la propia vía, antiguo tramo de la línea Chinchilla-Murcia-Cartagena.

Los ediles han acordado iniciar un proceso de coordinación institucional con la Junta de Castilla La Mancha y la Región de Murcia para implicar a todas las áreas sectoriales con voz en este nuevo escenario, así como manifestar a Adif y al Ministerio de Fomento la voluntad clara de no levantar las vías y preservar los trazados ferroviarios en desuso que aún conservan vías en su actual estado entre Agramón (Hellín), Calasparra y Cieza, y rubricar posteriormente los convenios pertinentes para asumir la gestión de esos trazados.

Los alcaldes han mostrado su predisposición en estudiar posibles servicios de transporte y ocio ferroviario y en potenciar las posibilidades de la infraestructura e inmuebles, tales como estaciones y apeaderos que todavía siguen en pie para acoger nuevos usos y que habría que negociar directamente con ADIF.

Para la puesta en marcha de este proyecto se comenzará de forma inmediata en estudiar líneas de financiación externa, especialmente las vinculadas a su integración en el marco de proyectos europeos y vincularlo al área de Desarrollo Rural por su relación con la despoblación en un área eminentemente rural.

Entre las primeras propuestas en la reunión, a la que también ha asistido el concejal de urbanismo y obras del Ayuntamiento de Calasparra, Antonio Merino, el concejal de Desarrollo Rural de Hellín y diputado regional de Castilla-La Mancha, Julián Martínez y el concejal de turismo del Ayuntamiento de Cieza, Antonio Moya, se ha puesto sobre la mesa vincular el futuro nombre de esta vía verde al arroz, producto emblema de Calasparra, primer cereal del mundo en obtener la Denominación de Origen, que se contempla en su esplendor desde la propia vía y el esparto, como nexo común histórico del trazado de la vía, además de otros cultivos y paisajes agrícolas comunes.

Los tres Ayuntamientos, finalmente, se han encomendado a futuras reuniones conjuntas y con otras instituciones involucradas para seguir avanzando en un proyecto que consideran esencial para la integración del territorio.