Pedro Antonio Hurtado García

FOTOGRAFÍA: R. Mellado/Jazz San Javier

Contar en nuestra región con la colección de festivales musicales especializados de los que disponemos, es una bendición que cobra gloria en base a los artistas que, por todo ello, nos visitan. Son personajes bañados en el éxito, colmados de reconocimiento intencional, conocedores de lo que es pisar un escenario prestigiado y sabedores de que se presentan ante un público documentado, exigente y que sabe valorar, premiar y aplaudir el buen trabajo de los verdaderos artistas.

Hacia el cuarto de siglo.- Este año, Jazz San Javier, vuelve a teñirse de colores variados, atractivos y muy musicales, porque reverdece sus mejores momentos con artistas, si se nos permite el símil balompédico, “de primera división”. El certamen da lugar a muchas oportunidades, porque ya podemos catalogarlo de longevo, pues, en la próxima edición cumplirá el cuarto de siglo de existencia. Y los buenos aficionados hemos gozado de la oportunidad de ver sobre su escenario a “grandes entre los más grandes”. Ese cuarto de siglo, a punto de cumplirse, ha dado opción a ver a artistas de estreno, volverles a ver, posteriormente, dedicarles un homenaje, animarles a que se enamoren del festival y asumir que venir a San Javier es tocar la gloria, encaramarse a un escenario de verdadero lujo, codearse con los más prestigiosos artistas e interpretar bajo el estrellado cielo marmenorense canciones gloriosas, temas bendecidos por la popularidad y sesiones nocturnas verdaderamente irrepetibles.

Un certamen con valiosos apoyos.- Es un ciclo jazzístico que no deja de apostar, continuamente, por la mejora de sus instalaciones, por la grandeza de sus carteles, por el prestigio del propio certamen, por el respeto a su equipo organizador y por un ayuntamiento que se vuelca en el evento, tratando, por añadidura, de aglutinar a los mejores, solventes, fieles y más cercanos patrocinadores.

Localidad multidisciplinar.- Y, por si no era suficiente, otorgando, en cada edición, el premio del festival a un artista concreto, lleno de calidad interpretativa, colmado de bendiciones artísticas y sobrado de reconocimientos y galardones en muy diferentes países. Y, aunque no lo parezca, a esos artistas, recibir esa distinción en un festival tan reconocido, es indudable que les llena de satisfacción y les hace más sonoro, sólido y solvente el nombre de San Javier, municipio que brilla en el jazz, en el teatro, en el turismo costero, en la aeronáutica y en otras muchas disciplinas que enriquecen su nombre, su trayectoria y su prestigio como ciudad de grandes iniciativas.

Elección democrática.- Sobre todo, porque saben que la determinación es adoptada por la corporación municipal en pleno, buscando una elección democrática, apoyada por el conjunto de grupos políticos representados en el consistorio y convencidos, todos, de que mimar y cuidar ese aspecto es lucir con elegancia y garantías de respeto ante lo más granado de las aristas musicales más representativos a nivel mundial. Y es que tanto la corporación municipal en pleno, como el alcalde del municipio, en particular, José Miguel Luengo Gallego, son intensos defensores de este certamen que apoyan, valoran y miman cuidadosamente.

David Martínez Gómez, al frente del certamen.- Y, ahora, es el concejal de cultura y educación, David Martínez Gómez, el que recoge la responsabilidad de convertirse, desde el año pasado, en director general del “Festival internacional de Jazz”, de San Javier, una tarea nada sencilla, pero que la afronta con valentía, con humildad, dejándose asesorar, confiando en el equipo y poniendo toda la carne en asador para que la luminosidad del certamen no se vea oscurecida ni en una candela.

Artistas premiados y la experiencia de Alberto Nieto.- No vamos a elaborar, por interminable, una relación de los premiados, pero sí podemos decir, como simple ejemplo, que han recibido esos galardones auténticos monstruos como “Monty Alexander Trío”, Chick Corea, Ron Carter, George Benson, Freddy Cole, Ignasi Terraza, Chuck Loeb, Wynton Marsalis o Kevin Mahogany, entre otras figuras del jazz, así como el propio Alberto Nieto Meca, fundador y director del certamen desde su creación y hasta la llegada del coronavirus, momento que motivó ese merecido homenaje. No obstante, decidió apartase y dar paso a otras personas, aunque, luego fue rescatado como asesor musical, algo acertadísimo por su bagaje, trayectoria, conocimientos y manejo de la agenda de los artistas.

Fortaleciendo la salida a la calle del ciclo.- Otro aspecto que cuida muchísimo el ayuntamiento y, por ende, la organización del certamen, es la salida a la calle del ciclo, extremo que, este año, se amplía considerablemente con espectáculos en los siguientes lugares y fechas: Jardines de San Blas, como nuevo emplazamiento, nunca antes programado, los días 5, 11 y 19 de julio. “Puerto Tomás Maestre”, de la Manga del Mar Menor, en su territorio de San Javier, el día 10. Plaza de España, día 17. Y, finalmente, en la Explanada de Barnuevo, de Santiago de la Ribera, día 21. El resto de la ambiciosa programación celebrará sus conciertos en el auditorio del “Parque Almansa”, ese lugar privilegiado en el que han actuado las más rutilantes estrellas internacionales del jazz, aunque también del blues, soul, pop, rock y géneros “vecinos”, recinto que ha sido sometido a profundas obras de remodelación con tendencia a brindarlo como un centro cultural multidisciplinar, de enorme categoría, con unas instalaciones amplias y bien dotadas y unos servicios, de todo tipo, verdaderamente logrados.

Menos calendario, pero más intensidad.- También cabe decir que, este año, el certamen “se aprieta” en el calendario, quedando reducido a una semana menos en cuanto a su extensión, pero con un número de conciertos prácticamente igual a lo tradicionalmente celebrado, lo que concede una copiosidad en fechas que hacen el ciclo más reiterado y con un ritmo de actuaciones bastante intenso.

La iluminación natural de las propias estrellas musicales.- Ahora, solamente falta esperar a que la tarde de cada jornada vaya perdiendo su luz para que, con la eclosión de la iluminación artificial, vayan apareciendo esas estrellas que iluminan, de forma natural, el remodelado recinto del “Parque Almansa”. Y será cuando música, luz, color, sonido y atención se pongan de acuerdo para recibir las interpretaciones de los grandes artistas que deambularán por el escenario marmenorense.

Un abono numerado por 100.- €uros.- Digamos, cómo no, que existe un abono especial numerado, por solamente 100.- €uros, que da opción a nueve sesiones y que incorpora la asistencia a todos los conciertos a celebrar en el auditorio del “Parque Almansa”, salvo el del guitarrista, compositor y productor musical estadounidense Steve Vai, así como el de la cantante y compositora francesa ZAZ, programados, respectivamente, para los días 15 y 22 de julio. Así, pues, los precios no pueden ser más asequibles, porque sobra decir que el resto de actuaciones, programadas en la calle, son de entrada totalmente libre y gratuíta.

Aclaración de horarios.- En cuanto a horarios, de forma genérica y conveniente de dominar, hay que señalar que los conciertos programados en el auditorio del “Parque Almansa” comenzarán a las 22:00 horas, en las jornadas con dos conciertos anunciados. Los días en los que se anuncia un único concierto, el comienzo se fija en las 22:30 horas. Y, como excepciones concretas, las actuaciones de los días 6 de julio, miércoles, con “Joscho Stephan Trío & Sandro Roy” y “Patax Plays The Beatles» y el día 14, jueves, con “25 años sin Tete” y “Vintage Trouble”, se iniciarán media hora antes de lo previsto, es decir a las 21:30 horas, debido a la amplia duración de los conciertos que, en estos casos, se han programado en jornadas laborables. Finalmente, las actuaciones gratuítas a celebrar en otros puntos geográficos de San Javier, diferentes al auditorio del “Parque Almansa”, comenzarán a las 22:30 horas.

Estacionamiento de vehículos.- Quienes asistan a los conciertos celebrados en el auditorio del “Parque Almansa” y en la Plaza de España podrán hacer uso del aparcamiento público situado en la propia Plaza de España, beneficiándose, así, de la adquisición de un bono, por importe global de 50.- €uros, que cubre las 12 noches de los conciertos. Para mayor información al respecto, pueden conectar con los responsables del servicio en el teléfono 676.87.19.55. Como recomendación adicional, señalaremos que pueden usarse, igualmente, los aparcamientos habilitados en el entorno del “Parque Almansa”, ubicados en dominio público, exterior y gratuíto.

Artistas consagrados en un festival extenso.- Y nos cabría un apartado que no queremos usar porque se haría interminable. Y no sería otro que el de aspirar a relacionar una buena parte de los grandes artistas que han pasado por este certamen, pero, como decimos, la relación se haría agobiante por interminable. No obstante, vamos a quedarnos con la gloria, la maestría, la profesionalidad y el recuerdo de los citados como galardonados, aunque son una clara muestra de lo mucho y consagrado que ha pasado por este ciclo de jazz, convertido en uno de los más prolongados y de amplia extensión de todos los existentes en nuestro continente.

Los rayos solares.- Otro valor adicional del evento es la congregación turística de todas esas personas, en muchos casos identificadas con los artistas, por razón de paisanaje patrio, que se dan cita en el “Parque Almansa” para ver a sus compatriotas exhibiendo su calidad escénica e interpretativa. Para percibirles, no hay nada mejor que observar cómo corean las canciones y, sobre todo, mirar su piel, puramente blanca de origen, pero tostada por un sol de justicia que la torna roja, tensa y dolorida para sus propietarios, injustificadamente ansiosos de alcanzar la “morenez” inmediata, sin respetar que la intensidad de los rayos solares produce un perjuicio notable que debería evitarse a toda costa.

Cartel de lujo.- Y, por último, vamos a recordar el ambicioso y selecto cartel de artistas que, este año, van a participar en el “Festival Internacional de Jazz”, de San Javier. Viernes, 1 de julio: “Emmet Cohen Trío” e “Incógnito”. Martes, 5 de julio: “CMSJ Jazz Band”. Miércoles, 6: “Joscho Stephan Trío & Sandro Roy” y “Patax Play The Beatles”. Jueves, 7: Stanley Clarke N 4Ever. Viernes, 8: “Kenny Barron Trío”. Sábado, 9: “Peter Bernstein & Mark Whitfield Organ Quarted we all Remember Wes” y “Andrés Barrios Trío con Manuel Lombo como invitado especial”. Domingo, 10: “Gunhild Carling & The Carling Family Jazz Band”. Lunes, 11: misma actuación del día anterior, pero en diferente lugar, siendo la primera en el “Puerto Tomás Maestre”, de la Manga del Mar Menor. Y, la segunda, en los “Jardines de San Blas”. Jueves, 14: “25 años sin Tete, con Chano Domínguez, Horacio Fumero, David Xirgu, Eladio Reinón y Carme Canela” y “Vintage Trouble”. Viernes, 15: Steve Vai. Sábado, 16: “Young Gun Silver Fox” y “Skol 2022, con Ulf Wakenius, Ignasi Terraza, Pierre Boussaguet, Raúl Márquez y Marc Miralta”. Domingo, 17: Sharon Clark. Martes, 19: “Dora Helena Soul Jazz Band”. Miércoles, 20: “Terell Stafford & Bruce Barth Trío con la invitada especial Sara Dowling”. Jueves, 21: “Tui Higgins & Xavier Monge Jazz Proyect”. Viernes, 22: ZAZ. Y, finalmente, el sábado, 23: Cyrille Aimée y Matt Bianco.

Seriedad para la seguridad.- Acabamos refiriéndonos a la seguridad del festival, que, ya el año pasado, aplicó normativas muy severas y perfectamente asumidas en materia de coronavirus: mascarilla permanentemente colocada sobre boca y nariz, nada de detenerse en los pasillos, tanto por la molestia a los espectadores que dejamos a nuestras espaldas como para evitar las posibilidades de contagio, asientos ocupados alternativamente, salida del recinto, al término del espectáculo, esperando que vayan siendo cantadas por megafonía la filas y sectores que, por grupos de asistentes, pueden ir abandonando las instalaciones y, así, una bien estudiada serie de medidas muy atinadas que hicieron posible que no surgiera ningún brote, en una edición en la que la pandemia, al menos aparentemente, era mucho más peligrosa que en la actualidad, aunque, todo eso, es muy discutible, ya que, ahora, las cifras de contagios no terminan de remitir. En cualquier caso, habrá que conjugar normativa interna del evento con respaldo oficial, pero estamos convencidos de que, en San Javier, en este terreno, se vienen haciendo las cosas muy bien, constancia que hemos tratado de dejar escrita en esta doble página que dedicamos a un festival que comienza este fin de semana que ya asoma y en el que el telón vibra ansioso para ser elevado. Buenos días.