JAIME PARRA

«Me he criado rodeada de lo que estudio, ya que el negocio familiar de mi casa es una imprenta en donde se trabaja la publicidad y el diseño. Aunque nunca me había planteado estudiar este ámbito, antes de los 18 años me di cuenta de que era un tema bastante atractivo”.

«Hermana» es una de sus ilustraciones más recientes, y es un retrato que regaló a su hermana.

Quien así habla es Ana Gil Valverde (2000), ganadora del concurso del cartel anunciador de las Fiestas del Vino, una fiestas a la que esta estudiante de cuarto y último año de “Grado en Diseño y Tecnologías Creativas” en la Universidad Politécnica de Valencia no podrá asistir al encontrarse de Erasmus en Inglaterra.

Como tampoco podrá disfrutar de las Fiestas Patronales de Bullas para cuyo concurso de carteles también se ha presentado. Si lo ganara, en poco menos de tres años una obra suya habría anunciado las tres fiestas de mayor relevancia del municipio.

¿Cómo te surge la idea del cartel de la Fiestas del Vino 2021?

La verdad es que pensar en una idea directamente me resulta difícil. Me gusta realizar una lista antes de cada proyecto. En ella incluyo cualquier cosa, desde objetos, sensaciones o incluso fotos que me evocan a la temática del contenido de cada proyecto. En este caso, fue gracias a una fotografía sobre la Plaza de España de Bullas donde me di cuenta de que nuestra icónica figura del viticultor era exactamente la representación de lo que son las Fiestas del Vino y la importancia que ha tenido este oficio para su desarrollo y elaboración.

El linograbado es una técnica de estampación, con la cual hizo «Desayuno»

En 2019, ganaste el cartel anunciador de San Marcos. ¿Qué pretendías reflejar? ¿Cómo ves tu evolución de uno a otro cartel?

San Marcos es una fiesta tan bonita y apreciada en nuestro pueblo que solo podía imaginarme un cartel alegre y amable. Además, es un día de baile, comida, amigos, familia, música… Por tanto, un cúmulo de elementos que juntos hacen que disfrutemos de esta fiesta. Es por eso por lo que no me limité a representar solo uno de ellos y quise que todos tuvieran presencia, aunque fuera de forma icónica. En 2019 fue cuando me inicié más en profundidad en el mundo de la ilustración, por lo que podría decir que el cartel de San Marcos 2019 fue mi primer logro en este ámbito.

He evolucionado mi estilo y técnica hasta hoy en día, y sigo haciéndolo, ya que no pretendo limitarme a un estilo visual concreto. Me gusta ir probado diferentes y ver con cuales me siento cómoda. Considero que mi evolución me ha ayudado mucho en cómo realizo ahora las lustraciones. Antes me limitaba más a figuras planas y ahora me atrevo a explorar más con texturas y otros pinceles digitales, cosa que hace unos años me daba más miedo, y además, no disponía de los mismos medios que ahora.

El collage es de una imagen corporativa que diseñó de café sostenible y de calidad llamado Tamu

Ya solo te queda ganar el concurso de las Fiestas Patronales. ¿Cómo te lo imaginas?

Tengo una imagen bien clara de él, ya que me he presentado al concurso de este año. Estoy bastante contenta con el resultado, que al final es lo más importante. Creo que es una propuesta bastante diferente y ojalá salga ganadora. De no ser el caso, seguiré apreciándola igualmente.

Cuando haces una ilustración que te gusta, le coges cariño, no importa si llega a quedarse en tu cuaderno de bocetos o en una valla publicitaria en la carretera.

¿En qué proyectos estás trabajando o qué ideas tienes para un futuro próximo?

Actualmente intento darme a conocer y mostrar mi trabajo al mundo. Es lo principal (por lógico que parezca), aunque a veces sientes inseguridad sobre lo que pensará la gente al ser algo que has creado tú misma. Publico mi trabajo en mi cuenta de Instagram @aanagil._

Por otra parte, tengo claro que nunca quiero dejar de formarme. El diseño y la ilustración son campos tan amplios que podría estar estudiándolos toda mi vida. Probablemente una vez acabe este año, ya que es mi último de la carrera, estudie un máster.

Después de eso me encantaría trabajar en un estudio de diseño, con más personas que se dediquen a campos relacionados. El trabajo en equipo es tan maravilloso por la experiencia que he tenido en la universidad, que no quiero alejarme de ello. Cuando un grupo de personas se juntan y comparten sus conocimientos e ideas, al final el proyecto siempre acaba con un contenido más enriquecedor y completo.

¿Qué referentes tienes en el mundo de la ilustración?

Me nutro a menudo de ilustradores que sigo en Instagram como José Antonio Roda, Miguel Ángel Campubrí, Mar Hernández (Malota) o Gosia Herba. También me encanta ver el trabajo de compañeros de mi propia carrera, como los de Andrea Peregrín (@_peregrini_) o Alicia Blasco (@alicia__blasco). Aún así, conforme voy descubriendo nuevos ilustradores y diseñadores los voy añadiendo a mi lista de gente y estilos visuales nuevos.

Este año estudias de Erasmus, ¿cómo está resultando la experiencia?

Llevo tan solo una semana en Londres, aunque por ahora siento que estoy en el lugar correcto y haciendo lo que de verdad me gusta. Me parece increíble lo que puede llegar a cambiar el estilo de vida y las costumbres de un país a otro, además de la forma de afrontar proyectos, la enseñanza en las universidades… Todo ello creo que te ayuda a tener unos puntos de vista más variados y ampliar tus conocimientos, tanto para la vida personal como para la laboral. En el día a día ves como conviven culturas, gente con diferentes estilos de vida, pensamientos, ideas, ropa, etc. Es genial ver con mis propios ojos la diversidad que tiene el ser humano y lo maravilloso e inspirador que puede llegar a ser.