AMETSE

Desde el mundo de la meteorología se repite muchas veces que una DANA o gota fría como se conoce en terminos coloquiales no tiene que ser sinónimo de lluvias torrenciales o catastróficas, ya que para que estas se produzcan se requieren la combinación de tres factores fundamentales: Una temperatura en superficie alta o al menos no muy fría, el aporte de vientos de levante y por último que la bolsa de aire frío aislada de la circulación general se sitúe en una zona comprendida entre el estrecho de gibraltar y el norte de Argelia.

En la situación que se plantea para los próximos días se da esta combinación, al situarse la baja en altura aislada de la circulación general sobre el sur de las baleares e irse desplazando de forma retrógrada hacia el mar de Alborán en contra de la circulación habitual por nuestras latitudes, por lo que es bastante probable que en algunas comprendidas entre las provincias de Valencia y Almería, las lluvias den que hablar los próximos días debido a que además el flujo de vientos de levante va a ser contínuo y la temperatura del mar a estas alturas del año, aún en verano, es todavía bastante elevada.

Precisar el lugar exacto es a tantas horas vista, muy complejo, pero sí que los modelos parecen indicar que zonas costeras y relieves prelitorales de las provicnas de de Valencia, Alicante, Albacete, Murcia y Almería podrían recibir cantidades que superen facilmente los 100 o tal vez los 200 litros entre el miércoles y el viernes en zonas bien expuestas a los vientos húmedos y cálidos del este.

Ante estas previsiones, desde AMETSE recomendamos seguir las actualizaciones de las previsiones meteorológicas y en caso de lluvias alejarse de torrentes y ramblas, así como seguir las recomendaciones de los organismos de seguridad. También recordamos que AMETSE colabora con la red de control pluviométrica de la Confederación Hidrográfica del Segura aportando varias de sus estaciones situadas en zonas de montaña para obtener datos de precipitación a tiempo real de gran utilidad para el control hidrológico en caso de lluvias torrenciales.