JUANA Mª MARÍN/LIBRERA

Se cumplen ya seis años desde que Librería Cervantes está regentada por nosotros. Durante este tiempo,  hemos disfrutado de decenas de autores, de cuentacuentos y del nacimiento de dos maravillosos clubes de lectura. Tan solo la pandemia ha hecho que nuestra librería deje de llenarse de maravillosas horas de tertulia, compartidas con numerosos amigos. Parece que este virus que ha paralizado nuestras vidas, durante tantos meses, ha venido para quedarse, por lo menos un tiempo, pero ahora que la vacuna nos ha proporcionado un respiro, queremos volver a vivir nuevos retos y nuevas vivencias. Por esto, y con todo el cuidado del mundo, hemos vuelto a dar algunos pasitos por el camino iniciado.

El pasado octubre, ya retomamos nuestro Club de Lectura Rosas Negras, que está de cumpleaños (cinco añazos ya) y en enero les toca a nuestras pequeñas Hidalguitas. Lo hicimos con la presentación de los dos primeros libros que el Club ha elegido para este aniversario, Ahmar, de Jan J. Martí y La profecía del desierto de Ana Ballábriga y David Zaplana que regresarán, en breve, para comentar con nosotras los entresijos de sus obras.

El fin de año, ha continuado con la visita de la caravaqueña Alanna García y su primer libro de cuentos  “Los niños del Sol”, libro que según palabras de la propia autora va destinado “…a niños y no tan niños”. Alana nos visitó en noviembre para presentarlo en un bonito acto, al que acudieron, amigos, familiares y un grupo de niñas que disfrutaron de estos cuentos, cuyos protagonistas son animales y la propia naturaleza. Es un libro autoeditado e ilustrado que puede ser un bonito regalo para estas Navidades.

El mes de enero, a falta de confirmar fecha, tendrá como protagonista al Medio Ambiente y recibiremos en nuestra humilde librería a todo un experto en la materia, Pedro Costa Morata, Premio Nacional de Medio Ambiente que presentará su nuevo libro, Manual crítico de Medio Ambiente, y nos hablará de sus numerosas experiencias en un tema que nos toca muy de cerca, precisamente ahora que vemos como numerosas empresas, poco respetuosas con el medio, aterrizan en nuestras tierras.

Para los meses siguientes ya tenemos muchos proyectos en mente y los pájaros de nuestras cabezas vuelan alto, esperemos que podamos conseguir llevar nuestras ideas a buen puerto y poder disfrutar de muchos más autores, de sus obras y de un mundo lleno de literatura y magia compartida.