PEDRO ANTONIO HURTADO GARCÍA

FOTOS: PEDRO SÁEZ

Víctor Aneiros Band e invitados.-En la Explanada Barnuevo, de Santiago de la Ribera, un cóctel musical de lo más diverso. De una parte, Víctor Aneiros Band, grupo liderado por el gallego que viene grabando sus discos en la lengua de su tierra, aunque, ahora, “estrena” plástico en castellano, titulado “Un extraño entre la multitud”. Considerado entre los mejores guitarristas de blues españoles, acompañado de Fran Rey (órgano Hammond); Víctor Gacio (bajo), y Marcos Sánchez (batería). Contó con tres grandes invitados: Alex Zayas, cantante y excelente guitarrista de lujo instrumental y vocal. Magnífico y muy profesional, tanto en voz como en guitarra, el segundo invitado: Mike Wheeler, muy aplaudido por el público. Y, finalmente, un conocido de “Jazz San Javier”: Antonio Serrano, armonicista que maneja el diminuto instrumento con un magisterio impecable. Atractivo y bien trabajado.

Zoot Suiters.-Murciana banda de swing, madura y profesional, imperando la magia, alegría, optimismo, intensa energía y grata diversión. Se sumaron numerosos aficionados que conocen el estilo del grupo y quisieron bailar a su ritmo: clásicos del género de los años ’30 y ’40 del pasado siglo XX. Enmarcado en el Puerto Tomás Maestre, de la Manga del Mar Menor, término municipal de San Javier, el certamen quiso, un año más, regar de música todos sus dominios territoriales. Coco Carmona (cantante); Oliver König (saxo y clarinete); Jaime de la Cruz (trombón); José Manuel Lucas (trompeta); Oliver Cuello (guitarra); Mario Martínez (contrabajo), y Rafa Gilabert (batería).

Chick Corea & The Spanish Heart Band.-Para el certamen, Corea “son palabras mayores”, premio del certamen en la pasada edición y sello de indiscutible, también, este año. Momentos iniciales de mucho ritmo. Protagonismo de los metales y unos teclados que el líder maneja con auténtica gloria. Dirige la banda, domina la situación y se percibe de lo más relajado y poderoso. Niño de los Reyes pone la nota de sentimiento, garra y arte español con un compás muy acorde con la música y para levantar, con su firme taconeo, el más espontáneo de los aplausos, haciendo honor al título de la gira y el correspondiente disco, con mucho “corazón español”. Referencias a Paco de Lucía para hacer del piano lo más parecido a una guitarra, logrando interpretaciones épicas. Espectáculo inmejorable con enorme complicidad del público y una banda de lujo: Mike Rodríguez (trompeta); Jorge Pardo (saxo y flauta); Steve Davis (trombón); Niño Josele (guitarra); Carlitos del Puerto (contrabajo); Marcus Gilmore (batería); Luisito Quintero (percusiones), y Niño de los Reyes (bailaor flamenco). Corea invitó a tocar el piano, junto a él y “a cuatro manos”, al hijo del Niño Josele, quien promete ser un auténtico artista que resultó muy aplaudido por su claro dominio. También lo intentó su “rock manager” como cantante, pero se retiró en el primer minuto porque no parece que su futuro vaya a descansar en la interpretación musical. Todo muy cercano, agradable y cariñoso.

Niels Lan Doky Trío.-Pianista, compositor y productor de jazz danés, de padre vietnamita y madre danesa, cuenta con 55 años. Hermano mayor del bajista de jazz Chris Minh Doky. Niels demostró en San Javier que su sensibilidad y romanticismo son valores en alza. A punto de redondear la cuarentena de discos publicados y muy respetado como cineasta. El jazz danés se viste de gala con este hombre admirado por la legión de jazzistas europeos que le rinden veneración. Nos proporcionó una velada magnífica, acariciando el piano con su magisterio indescriptible. De categoría. Tobias Dall (contrabajo), y Niclas Bardeleben (batería).

Maceo Parker.-Hizo disfrutar a la concurrencia con la “voz” de su bien adiestrado saxofón, también su flauta, piano y su propia garganta. Catalogado como leyenda viva del soul y el jazz, levantó el ánimo en las gradas que quedaron a su merced por el ritmo que, en ocasiones, desbordó sobre el recinto este estadounidense de 76 años que, sin duda alguna y a tenor de su música, está “en plena juventud”. Versiones de Prince, Marvin Gaye, Ray Charles y, cómo no, James Brown, con canciones reconocibles al primer compás. Un gigante que ha participado en bandas de grandes estrellas, vitola que, ahora, es suya y con incuestionable propiedad. Fantástico. Greg Boyer (trombón); Will Boulware (teclados); Bruno Speight (guitarra); Rodney “Skeet” Curtis (bajo); Pete MacLean (batería), y Darliene Parker (cantante).

Pierre Boussaguet Quartet y Natalie Dessay.-El objetivo de este espectáculo, producido por la propia organización, era honrar la memoria del inolvidable Michel Legrand, con sus bandas sonoras originales y, al mismo tiempo, con la intervención intermitente y dulce de Natalie Dessay, hacer de sus canciones ese coro de “chanson française” que esta excepcional soprano borda de impecable manera y con enorme profesionalidad. La banda también es un prodigio y el espectáculo “de cine”, nunca mejor dicho. Pierre Boussaguet (contrabajo); Sebastian DeKrom (batería); Patrice Peyrieras (piano), Sharman Plesner (violín), y Natalie Dessay (cantante).

Buddy Whittington y Santiago Campillo.- Se llenó la pista, incluso, antes de comenzar el espectáculo. Ánimo de bailar al ritmo de estos dos colosos del blues, uno de cada lado del Atlántico. Otro espectáculo de propia producción que pretendía, y consiguió, rendir un cariñoso homenaje a las leyendas del blues de Texas, con la presencia, nuevamente, del carismático murciano, Santiago Campillo. Fueron entrando como invitados Mauri Sanchis, prestigioso y virtuoso teclista del órgano Hammond, así como Ñaco Goñi, considerado entre los mejores armonicistas de España, además del cantante de color David Sooper. La banda de los dos titanes del blues la conforman Oneida James, quien fuera bajista de Joe Cocker (bajo eléctrico y cantante), y José Ciudad (batería). Diversión, blues “de tamaño” y ánimo de pasarlo bien.

Intervención especial de Alberto Nieto.-El máximo responsable del certamen, Alberto Nieto Meca, en su alocución de cierre, agradeció la presencia del creciente aforo y dijo que es uno de los festivales más largos de Europa, pero con un formato que procura dosificar, en fechas, para que los aficionados puedan ver el mayor número de espectáculos. También comentó que “se han batido récords de asistencia y de taquilla, a lo que aplicamos un especial valor para convencimiento de aquellos que todavía no terminan de creer en el jazz como espectáculo, como inversión y como oferta cultural”. Agradeció el trabajo de todos los medios de comunicación y anunció que, tras el espectáculo final, se pondría a la venta el CD+DVD que, allí mismo, habían grabado, en una comparecencia anterior, los mismos artistas, es decir Whittington, Campillo y su banda. También solicitó sugerencias de todos a través del buzón electrónico habilitado a tal efecto. Y, muy seriamente, llamó la atención, públicamente, al espectador que increpó a Pierre Boussaguet, contrabajista y líder de la formación que, unos minutos antes, homenajeó a Michel Legrand, al que el referido espectador exigía que hablara en español. Dijo Nieto que “este recinto es un templo de la cultura y la libertad, así como un santuario europeo en el que se respetan todos los idiomas”, argumentándolo, todo, con serio fundamento, lo que le valió un caluroso, intenso y cariñoso aplauso, porque no le faltaba razón. Todo un éxito, sin reparos.

“El Noroeste”.-No podemos ocultar que tuvimos oportunidad de saludar e, incluso, compartir alguna velada con Paco Marín, editor de “El Noroeste”, a quien vimos, entre otros espectáculos, en el de Ron Carter y en el de Chick Corea, lo que denota su buen gusto y atinada capacidad para elegir. Buenos días.