Tras 19 meses de inactividad por culpa de la crisis sanitaria, la asociación Noroeste Rio Mula vuelve a retomar su actividad esta temporada, la 15ª desde su fundación.

La pandemia ha dificultado durante varios meses el transcurso normal en el fútbol base, especialmente en aquellos proyectos que dependen de la selección de deportistas. Ese ha sido el motivo principal de la paralización de una iniciativa que tenia el difícil papel de aglutinar a jóvenes futbolistas de varias localidades con los posibles brotes que podría haber generado.

Más de una año y medio después, vuelve a la carga con las ilusiones renovadas. Este próxima navidad volverá a realizar entrenamientos y a participar en diferentes torneos.

El apoyo por parte de los clubes, escuelas deportivas y familiares ha sido muy positivo, por lo que Bullas, Calasparra, Caravaca, Cehegin, Moratalla y Mula, se volverán a unir para posibilitar a los jóvenes jugadores de la comarca poder vivir experiencias que les reportaran aspectos positivos en lo deportivo y humano.

Esta temporada contará con la novedad de la creación de un combinado femenino amateur con el objetivo de contribuir en el auge del fútbol entre las chicas de la comarca.