Ya en la calle el nº 1046

La Virgen de las Maravillas vino de Cartagena a Cehegín a la luz de la luna

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Pocket
WhatsApp

Añade aquí tu texto de cabecera

Lorem fistrum por la gloria de mi madre esse jarl aliqua llevame al sircoo. De la pradera ullamco qué dise usteer está la cosa muy malar.

Francisco Jesús Hidalgo GarcíaCronista Auxiliar de Cehegín

La talla de La Virgen de las Maravillas, patrona de Cehegín, llegó a Cartagena desde Nápoles en julio del año 1725.

Qué gozo tan grande debió de sentir fray Francisco Moreno Pastor cuando recibió el aviso de que llegaba la imagen, tan ansiada por él, de la Virgen con el Niño en brazos, que tendría por destino el convento franciscano de San Esteban, en Cehegín. Entre los días 16 y 23 de julio fue depositada en la casa del mecenas de la obra, don Pedro Antonio Pereti (1680-1743), importante mercader cartagenero, de padres genoveses. Allí fue visitada y admirada por lo más florido de la sociedad local, según el padre Moreno.

Nos cuenta el buen franciscano en su obra “Rara y Maravillosa Ave del Oriente. María Santísima de las Maravillas”, de 1748, que ante tanta belleza como atesoraba la Sagrada Imagen, los habitantes de Cartagena quisieron quedarse con ella, por lo que, en vista de que pudiera suceder algún desagradable percance, decidieron salir de la ciudad portuaria a escondidas. Era la noche del 23 al 24 de julio. Al amanecer llegaron a Lorca y en el “Barrio” permanecieron todo el día, intentando no levantar sospecha de la hermosa carga que llevaban en la galera, temiendo no les fuera a ocurrir lo mismo que en Cartagena. A la noche partieron de nuevo, ahora hacia Cehegín, donde llegaron la mañana siguiente, miércoles 25 de julio, día de Santiago. Así pues, la Virgen de las Maravillas hizo su viaje de Cartagena a Cehegín a la luz de la luna y las estrellas.

Parece evidente que el padre Moreno, en su libro, intencionadamente, exagera con ánimo de  fomentar la devoción a Nuestra Señora. Existe una explicación mucho más coherente que las hermosas palabras de nuestro franciscano. En aquellos tiempos, recorrer durante el día, en pleno mes de julio, estos caminos murcianos, áridos y polvorientos era, como mínimo, una temeridad. Resultaba más propio viajar con el fresco de la noche.

La Virgen de las Maravillas vino de Cartagena a Cehegín a la luz de la luna
La Virgen de las Maravillas vino de Cartagena a Cehegín a la luz de la luna

Sin embargo, en ese viajar de noche hay un componente simbólico y religioso muy hermoso, casi conmovedor. La luna simboliza a la Virgen en cuanto es luz y guía en la noche, en las tinieblas. En este sentido del viaje nocturno, la Virgen de las Maravillas se entiende como luz en la oscuridad para todas aquellas personas que se encuentran en zonas aledañas a su camino de paso, luz que viene a iluminar Cehegín en una época sombría, de malas cosechas a causa del tiempo, pobreza y enfermedades, una época de fuerte crisis económica como es el primer cuarto del siglo XVIII.

La comitiva que salió de Cartagena iba compuesta por fray Francisco Moreno, don Pedro Antonio Pereti, y un grupo de criados del mercader. Partiendo de Cartagena se dirigieron hacia Fuente Álamo, de allí pasaron muy cerca de Totana para llegar a Lorca. De Lorca se dirigieron a Avilés, luego a La Encarnación, y entraron al término de Cehegín tomando el camino de la Cañada Luenga (hoy conocida como Cañalengua). Desde entonces es conocido como Puente de la Virgen el lugar donde los esperó una multitud que  condujo a la Virgen en romería hasta el Partidor, en Cehegín.

¡Suscríbete!

Recibe cada viernes las noticias más destacadas de la semana

  • Sonrisa Saharaui
  • JUNIO MULA 24
  • Bobicar
  • Ortodent
  • ROALF
  • lymaco
  • Talleres santa cruz
  • aureum
  • automoción caravaca
  • Heroes en librerias
  • TEOFILO A LA VENTA
Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Pocket
WhatsApp
Suscripción ELNOROESTE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Suscripción ELNOROESTE