ALFREDO JOSÉ PADIAL GARCÍA

Días largos, temperaturas suaves, frutas y verduras de temporada… No hay excusa, el mes de junio es ideal para la práctica deportiva, disfrutar de la naturaleza y empezar a cuidarse un poquito. Paseos por el campo, nadar en la playa, jugar al tenis, montar a caballo, etc. Cualquiera de éstas, y otras muchas actividades, son válidas para pasar un buen rato, mientras tomamos el sol y quemamos alguna que otra caloría. Si a la práctica deportiva le sumamos el gran abanico de posibilidades que se abre en lo que a frutas y verduras de temporada se refiere… el resto es “pan comido”.

A continuación voy a proponeros distintas alternativas para que no caigáis en el típico aburrimiento que provocan los platos mas comunes. Casi nadie se atreve con el Ceviche, un plato muy saludable, a base de pescado que se cocina mediante la acción de un ácido (limón o naranja) y al que también se le suele incorporar cebolla y otros vegetales. Sin duda, una opción muy refrescante, sabrosa y saludable.

Por otro lado, tenemos las Sopas o Cremas Frías, platos que tampoco requieren mucho tiempo en su preparación, aunque conviene prepararlos con cierta antelación para que enfríen convenientemente. Seguramente, las sopas frías que mas se consumen en el verano son el gazpacho y el salmorejo.

En el artículo anterior hice referencia a productos envasados que son perfectamente saludables, el gazpacho envasado sería uno de ellos. Para salir de la rutina de la sartén o la plancha podemos tirar del horno para cocinar Pescados como: dorada, lubina, sardinas, salmón, merluza, caballa, etc.

Esta opción es igualmente limpia, con poca grasa y con un resultado magnífico. Si acompañamos el pescado con una guarnición a base de verduras el plato es insuperable. Otra opción muy recurrente, rápida y nutritiva son las Ensaladas de Legumbres. La legumbre siempre se ha concebido como un alimento mas propio del invierno, pero lo cierto es que con un bote de garbanzos o alubias en conserva podemos hacer una ensalada riquísima con tomate, aguacate, cebolla,…

Y con respecto a la fruta, podemos triturarla en un vaso americano (batidor) y añadir un poco de agua o leche para que quede con una textura mas agradable. No hablo de zumos, no hablo de frutas exprimidas de las que solo aprovechamos el jugo y desechamos la fibra, sino de batir la fruta junto con agua para aprovechar todas sus propiedades (Batidos de Fruta).

Una muy buena opción para la gente que le produce cierta pereza pelar o cortar la fruta en el mismo momento de consumirla. Son muchas las alternativas culinarias para preparar alimentos, se trata de abrir la mente y atreverse a hacer algo distinto, de esta manera no caeremos en el aburrimiento y comeremos saludable mientras damos rienda suelta a nuestra imaginación.