FERNANDO LÓPEZ MIRAS/PRESIDENTE DE LA COMUNIDAD AUTÓNOMA DE LA REGIÓN DE MURCIA

Una de las grandes virtudes de los medios de comunicación en el ámbito local es su cercanía y mayor conocimiento del público al que van dirigidas sus informaciones.

Se crean así unos vínculos de confianza, y hasta de familiaridad, que no sólo refuerzan la relación entre ambas partes, sino que también otorgan a estos medios un mayor interés en comparación con los de un área de difusión más amplia.

Éste es el modelo que define la labor informativa del semanario ‘El Noroeste’ desde su creación hace veinte años en el municipio murciano de Caravaca de la Cruz.

Desde entonces, es el gran referente en lo que a comunicación local se refiere en los cinco municipios de la comarca del Noroeste, con hitos tan relevantes como cubrir la información de los diferentes Años Santos que han tenido lugar en Caravaca desde 2003.

De ahí la importancia de la tarea que lleva a cabo la pequeña gran familia de profesionales de ‘El Noroeste’ para que sus lectores sean informados con rigor y libertad, dos de los pilares fundamentales de cualquier sociedad democrática.

Una labor que se ha visto recompensada con el éxito, primero ampliando su periodicidad de publicación quincenal a semanal, y, posteriormente, también su área de difusión a la comarca del Río Mula, en la que se distribuye desde hace tres años.

Este éxito también se ha reforzado de manera decisiva gracias a las últimas tecnologías que propiciaron la aparición de su edición en internet, ‘El Noroeste Digital”. Todo ello es fruto del trabajo y el empeño de su director, Jaime Parra, y de su editor, Francisco Marín, también máximo responsable de la editorial Gollarín, nacida en 2007 en tierras caravaqueñas para difundir la obra literaria de autores del Noroeste murciano, como Luis Leante o Miguel Sánchez Robles.

Pero aún siendo importante la faceta puramente informativa de ‘El Noroeste’, lo es aún más su labor en favor de la integración social y laboral de aquellos colectivos en riesgo de exclusión desde que hace una década firmó un convenio con la Asociación de Familias de Personas con Discapacidad Intelectual del Noroeste (APCOM) para que sean sus miembros con este tipo de discapacidad quienes distribuyan esta publicación en la comarca del Noroeste.

Un convenio que encuentra su réplica en la comarca del Río Mula con INTEDIS, otra asociación para lucha contra la discapacidad intelectual, cuyos miembros son también los encargados de la venta del semanario en sus municipios.

Como era de esperar, ‘El Noroeste’ lleva ya casi un año de celebraciones, conmemorando con diversos actos de carácter lúdico y cultural su vigésimo aniversario a base de conferencias y charlas, conciertos y exposiciones, o de publicaciones de libros como el próxima aparición de José Antonio Melgares, cronista oficial de la Región de Murcia, que centra su atención en lo sucedido en Caravaca de la Cruz en el último medio siglo.

Y como gran colofón a esta efemérides, los históricos premios que ‘El Noroeste’ concedía en sus diferentes categorías en reconocimiento a la labor de asociaciones, colectivos y personas de la Región de Murcia y de las comarcas del Noroeste y del Río Mula, hasta que la crisis impuso una larga pausa, felizmente superada.

Galardones muy merecidos todos y cada uno de ellos, que premian el talento, el esfuerzo y la capacidad para avanzar dejando atrás las dificultades que puedan salir al paso, como testimonio de la eficaz y concienzuda labor informativa que, a lo largo de las últimas dos décadas, y esperemos que por muchas más, ha llevado a cabo ‘El Noroeste’.