VECINOS POR BULLAS

El Ayuntamiento de Bullas está estudiando, por iniciativa del Equipo de Gobierno (del PSOE) la posibilidad de que la gestión del servicio de abastecimiento y saneamiento de agua vuelva a ser municipal.

VECINOS POR BULLAS

El Ayuntamiento de Bullas está estudiando, por iniciativa del Equipo de Gobierno (del PSOE) la posibilidad de que la gestión del servicio de abastecimiento y saneamiento de agua vuelva a ser municipal.
Para ello está negociando con la empresa por su cuenta, sin informar de dichas negociaciones al pueblo ni aceptar la colaboración del resto de grupos políticos para hacerlo de la forma más ventajosa para Bullas.
Vecinos por Bullas (agrupación electoral representada por dos concejales desde las pasadas elecciones) ha intentado influir en este proceso de distintas maneras: ofreciendo colaboración al PSOE, recopilando y estudiando a fondo toda la información disponible y redactando un pormenorizado informe que arroja un resultado muy distinto al que la empresa IDEUS realizó para el Equipo de Gobierno. También llevamos a pleno la propuesta de adhesión al Pacto Social por el Agua y la creación de una Comisión para garantizar una remunicipalización en buenas condiciones. Por último, hemos contactado con el Equipo de Gobierno en repetidas ocasiones para evitar que se firme un acuerdo de espaldas al pueblo.
Pero seguimos sin obtener respuesta y nuestros temores aumentan. Tras el último Pleno, quedó bien claro que el PSOE quiere seguir negociando lo que llaman la “remunicipalización” del servicio de abastecimiento y saneamiento de agua en secreto, pudiendo causar un grave perjuicio para Bullas con la rescisión “amistosa” del contrato, que beneficiaría a la empresa Socamex y taparía la mala gestión de los distintos equipos de Gobierno durante 21 años. LLegados a este punto, creemos que es nuestra obligación informar de lo que, hasta el momento, sabemos del proceso y a no contribuir a que se siga desarrollando de espaldas al pueblo. Esta es la información de la que nosotros disponemos:

• El Equipo de Gobierno empezó a negociar en septiembre con Socamex una rescisión amistosa del contrato.

• El estudio para llevar a cabo dicha rescisión lo realizó la empresa IDEUS, contratada a dedo por el Equipo de Gobierno por un importe de 12.000 euros. Según nos informaron en Pleno, se eligió a esta empresa porque estaba trabajando también para el equipo de gobierno de Cehegín.

• Que después se nos convocó a dos reuniones a todos los grupos con la empresa IDEUS. En la primera reunión, se nos presentó el informe que habían realizado y donde se proponía una rescisión amistosa del contrato en la que Socamex tendría que pagar unos 50.000 euros al Ayuntamiento. Ahí nos quedó claro que el PSOE tenía toda la negociación “cerrada” con la empresa, y pretendía llevarlo al siguiente pleno para su aprobación. Nos pusimos a trabajar intensamente. En la segunda reunión, Vecinos por Bullas presentó un informe, trabajado en muchos puntos de forma conjunta con IU, donde estimábamos, teniendo en cuenta únicamente los puntos que consideraba dicho informe, sin añadir ninguna más de las irregularidades que nos constan que se han cometido durante todos estos años, que el balance sería de, mínimo, 360.000 euros a favor del Ayuntamiento. Insistimos: sabiendo que en dicho informe se están ignorando otras irregularidades.

• A la vista de nuestro estudio, no entendíamos por qué el Equipo de Gobierno estaba dispuesto a cerrar la negociación perdiendo tanto dinero. Entonces IDEUS dejó claro que el Ayuntamiento negocia desde una posición de debilidad frente a la empresa, ya que durante estos veintiún años no ha fiscalizado el servicio, ni exigido a la empresa que cumpla el contrato, lo que a nuestro juicio explicaría la pretensión de hacerlo de forma secreta, de espaldas al resto de grupos municipales y al pueblo.

• El Ayuntamiento tendrá que hacer frente a muchos gastos y problemas no resueltos el día que se lleve a cabo la remunicipalización, nos preocupa cómo se va a llevar a cabo esta gestión. Según manifestaron en pleno lo más importante es “echar a Socamex” a toda costa, y no con qué acuerdo, ni cómo se va a gestionar después el servicio.

Resumiendo, el Equipo de Gobierno del PSOE estaba dispuesto a aceptar una rescisión amistosa del contrato con SOCAMEX pagando la empresa al ayuntamiento 50.000 euros a propuesta de la empresa IDEUS. Según el informe realizado por un técnico de Vecinos por Bullas, y aún sin considerar todas las irregularidades, la empresa debería al ayuntamiento, mínimo, 360.000 euros. Aunque esta pérdida ya sería muy grave para el pueblo, no sería menos grave la remunicipalización de la noche a la mañana como se pretende, sin un plan que evite que se vuelvan a cometer los mismos errores en el futuro.

Nuestro objetivo es velar porque la rescisión del contrato se haga de manera transparente y de la forma más ventajosa y justa posible para el pueblo de Bullas, aunque en el pleno, por querer hablar del tema, el PSOE nos acusó de “poner palos en las ruedas”.