Fue el pasado fin de semana cuando las enfermeras que han formado parte del equipo vacunador del Área IV (todas del Centro de Salud de Cehegín, dirigidas por la coordinadora del Área, Mercedes Gómez) recibieron la Medalla de Oro Nacional de Protección Civil.

Un gran orgullo, como declaró emocionada Mercedes Gómez, quien no se olvidó del resto de las compañeras de Atención Primaria. Pero el mayor homenaje que han recibido ha sido el de las miles de personas vacunadas por ellas con tanta eficacia y rapidez que han sido puestas como ejemplo para el resto de áreas por los responsables del Servicio Murciano de Salud.

Recordemos primero sus nombres, sus nombres y apellidos, porque si algo hemos aprendido de esta pandemia es que existen héroes anónimos que se vuelcan con su profesión mucho más de lo que les exige. Y en este caso hay que recordar que el equipo vacunador añadió voluntariamente a su quehacer diario el de vacunar masivamente a la comarca del Noroeste fuera de su horario de trabajo. Y como de ellas (todas nuestras heroínas son mujeres) sí sabemos el nombre y el apellido, que sirvan por lo menos las páginas de este periódico para añadir nuestro pequeño homenaje al que le dio Protección Civil en el cine Chaver de Cehegín, del que se puede decir que nunca hubo lugar tan apropiado porque se convirtió en un punto de vacunación masiva.

Nuestras protagonistas son: Mercedes Gómez Ruiz (directora de Enfermería del Área IV); Maravillas Fernández Fernández (supervisora de Área); Rosario López-Sánchez Sánchez (supervisora de Área); Mavi Ludeña Martínez, Maravillas García Jiménez, Ana García Jiménez, Gloria Valero Martínez, María Sánchez Nicolás, Irene García Llamas y Maravillas Sánchez Ródenas (todas ellas enfermeras del Centro de Salud de Cehegín).

La decisión de ofrecerse como equipo vacunador fue instantánea. Salió Mavi Ludeña en una reunión con otros coordinadores y cuando le preguntó a su equipo… “salieron seis voluntarias sin pedir explicación, y ya me dije: me tengo que sumar a ellas”.

Comenzaron vacunando el 8 de enero en la Real Piedad de Cehegín: “con mucha emoción; para los ancianos era un regalo y para nosotras poder participar, dentro de lo malo, fue también un regalo”.

Anécdotas tienen mil pero sobre todo agradecimientos, desde ciudadanos que les llevaban la merienda hasta Protección Civil, los mismos que las han premiado, que siempre estaban junto a ellas.

Mercedes Barba, directora gerente del Área IV, concluye por nosotros: “han realizado un trabajo excelente con una dedicación plena, daba igual que fuera mañana o tarde, sábado o domingo, que el equipo vacunador estaba donde se le necesitaba. Me siento muy orgullosa de ellas, francamente”.

Orgullosa y agradecida, tanto como los ciudadanos del Noroeste que recibieron su vacuna de la esperanza.