La San Silvestre de Calasparra, que esta edición ha organizado el Ayuntamiento, ha terminado con una ganadora absoluta: la solidaridad, ya que la inscripción a la prueba suponía entregar 1 kilo de comida no perecedera. Más de trescientas personas se inscribían a la carrera urbana que, finalmente, realizaron 275 corredores, llenando de color y alegría las calles del centro del municipio. Una prueba que resultó de lo más divertida ya que los correAnimación en la San Silvestre 2015dores no solo competían por llegar primeros a la meta, sino también por llevar el atuendo más disparatado y original. Así que la tarde del 31 de diciembre pudimos ver corriendo por Calasparra a las uvas de la suerte, vikingos, bailarinas, mamas Noël y hasta al mismísimo «Nicolás» todos, eso sí, por una buena causa, recoger alimentos para ayudar a las familias en situación de riesgo.

Una carrera de algo más de 5 kilómetros por el casco urbano que completaron corredores desde los 6 a los 75 años y que creó una gran expectación entre el numeroso público que se concentró en el recorrido para ver esta inusual competición solidaria. Al final, medallas para los niños participantes y para los ganadores que entregaron, entre otros, el alcalde de la localidad, José Vélez, y el edil de Juventud, Jordi Arce.
El Ayuntamiento ha agradecido la participación y la colaboración de todos los que han hecho posible el éxito de la prueba. La donación se entregará a Cáritas y Cruz Roja Calasparra.

CLASIFICACIÓN
Categoría Absoluta masculino
Primer clasificado. Lucas Postigo Pérez. Tiempo: 17´46.
Segundo clasificado. Francisco José Hernández Serna. Tiempo: 18´31.
Tercer clasificado. Juan Bernal Sánchez. Tiempo: 18´56.
Categoría Absoluta Femenino
Primera clasificada. Ana Pérez Cobo. Tiempo: 25´12.
Segunda clasificada. Clara González Lorente. Tiempo:27.
Tercera clasificada. Elena Marín Fernández. Tiempo: 27´37.
Premio al disfraz más original: Uvas de la suerte/ Román Postigo Pérez y Mª Esperanza Núñez Melgarejo.