M. CARMEN LÓPEZ ALBA (Concejala de Igualdad del Ayuntamiento de Calasparra)

Los asesinatos de los últimos días cometidos contra las mujeres, son prueba evidente del gran problema que esta sociedad viene arrastrando y que aún no ha sido capaz de superar. La violencia de género y en concreto la violencia contra la mujer, no solo sigue existiendo, sino que ha involucionado con el aumento de los hijos asesinados como castigo o venganza por parte de padres maltratadores a sus madres.

Las cifras hablan por si solas. Desde 2003, año en el que comenzaron a recopilarse estadísticas oficiales de víctimas mortales de violencia de género en España a manos de sus parejas o ex parejas, han sido asesinadas en nuestro país 790 mujeres. Este año, ya superamos la cifra de 25 mujeres y 7 casos más permanecen en estudio, que en caso de confirmarse elevarían la cifra a 32. Pero no se trata solo de números, estamos hablando de seres humanos inocentes que mueren a causa del machismo. Lo que podría evitarse con una educación e implantación de políticas públicas adecuadas.
El lunes 17 de agosto de 2015, día que amaneció con la desoladora noticia de una nueva víctima, nos concentramos ante el Ayuntamiento de Murcia en contra de esta problemática social. Ante las injusticias es necesario alzar la voz, pero también es fundamental una respuesta contundente por parte del Estado.
Es por ello que desde el PSOE seguimos reclamando que la lucha contra la violencia de género sea una prioridad. Ante esta situación es necesario un gran acuerdo, un Pacto de Estado contra la violencia de género al que se comprometan todos los partidos políticos y que se implanten las medidas necesarias para frenar este grave problema.
Con medidas de prevención y políticas de igualdad se podría parar esta sangría. El objetivo a alcanzar debe comenzar con un compromiso mínimo, que deba perdurar en el tiempo y que ningún gobierno altere, sea del signo que sea, en torno a la detección, prevención y respuesta a la violencia de género.