AYUNTAMIENTO DE CARAVACA

La portada y las cubiertas de la Basílica de la Santísima y Vera Cruz de Caravaca se restaurarán con un presupuesto total de 690.000 euros, cantidad que será financiada en un 75% por el Ministerio de Fomento, a través de los fondos que se generan para el ‘1’5% Cultural’, y el 25% restante será sufragado por el Consistorio caravaqueño.

Los proyectos serán financiados en un 75% por el Ministerio de Fomento a través del programa ‘1,5% Cultural’ para la recuperación y puesta en valor del patrimonio histórico

Los proyectos serán financiados en un 75% por el Ministerio de Fomento a través del programa ‘1,5% Cultural’ para la recuperación y puesta en valor del patrimonio histórico

El alcalde, José Moreno, ha expresado la satisfacción del equipo de Gobierno municipal porque estos dos proyectos hayan sido valorados positivamente por el Gobierno de España, “se trata de dos actuaciones de conservación de patrimonio muy necesarias para este espacio tan emblemático y querido por los caravaqueños”

El proyecto de restauración de la portada barroca de la Basílica contará con una inversión de 280.516,42 euros y reparará los daños estructurales y en la propia piedra. Esta fachada – integrada en el conjunto arquitectónico del Castillo de Caravaca, declarado Monumento Histórico Artístico Nacional- se realizó en el siglo XVIII con mármoles de la zona, predominando el mármol jaspe. En ella se observan elementos florales, juegos volumétricos de cornisas e impostas, uso de los estípites en los conjuntos columnarios, un escudo Real sobre el acceso y otros elementos como la concha de la Orden de Santiago, en alusión a su inequívoca relación con Caravaca. En la hornacina que preside la fachada se encuentra una talla de la patrona de la ciudad, la Vera Cruz. Como remate superior se curva la cornisa y se organizan siete pináculos. En la parte inferior, a cada lado, quedan talladas dos bestias entre composiciones florales, conocidas como los Dragones Rojos (debido al color del mármol empleado).

Por su parte, el proyecto de restauración de las cubiertas de la Basílica está presupuestado en 409.487,38 euros y reparará los daños en faldones de cubrición, así como los deterioros de los elementos pétreos más expuestos y desprotegidos, como aleros, cornisas y repisas de ventanas y huecos. Muchos de estos de estos elementos, especialmente las cornisas y aleros son de piedra caliza, y su proceso degradación se ha acelerado por la falta de protección e impermeabilización.