MICAELA FERNÁNDEZ

El muleño Jesús Boluda del Toro presenta ‘Minuto 116’, su primera novela y una de las apuestas literarias para este verano. Un libro fresco, ágil y divertido disponible a través de Librería Caballero.

¿Cómo nace la idea de este trabajo?

Era el momento y surgió.

Es un formato nuevo para mí, siempre he trabajado el relato corto e incluso publiqué un libro de relatos en 2015 junto a Manolo Susarte, ‘Fiebre y martirio’. También cambio el género y paso del thriller negro y policiaco a una historia llena de humor, de humor sarcástico. Ha sido un proceso largo pero estoy muy contento con el resultado.

¿Cuánto tiempo te ha llevado escribir esta novela?

Empecé a escribir una mañana que estaba en el hospital con mi padre y en el ascensor escuché una conversación entre dos enfermeros. Esa conversación fue la chispa que arrancó con toda la historia.

Escribí las primeras letras en el cuaderno que siempre va conmigo pensando que desarrollaría un relato corto. Pensé que iba a escribir una historia de corte negro y al final lo que salió fue la novela.

Eso fue el 7 de julio de 2017, han pasado dos años desde aquello.

Qué prefieres, ¿relato corto o novela?

Escribir un relato corto me supone poco esfuerzo, pero sacar una novela me ha costado mucho, mucho muchísimo.

Un relato en tres días puede estar listo, no me cuesta trabajo porque es lo que he hecho siempre, pero me he divertido mucho haciendo esta novela.

¿Cómo te inicias en el mundo de la escritura?

Empecé a escribir en mi época en el Instituto. Hice relatos cortos, incluso me presenté a un concurso en esa época y me dieron un accésit.

Desde entonces ha habido épocas de leer mucho y escribir poco, épocas de leer poco y escribir poco y épocas de escribir mucho y leer mucho.

¿Cómo está funcionando el libro?

No tengo redes sociales. Me las quité hace tiempo y creo que, de momento, no voy a volver a ellas.

Pero sí que me están llegando muchos mensajes al correo pidiéndome novelas de sitios que yo no esperaba.

Me han pedido de Santander, de Murcia, donde se realizó una segunda presentación después de la de Mula, y de otros muchos lugares.

Hay otras actividades previstas de firma de libros en Cartagena, Murcia, Alicante, la verdad es que la promoción va saliendo sola.

¿En qué proyectos estás trabajando actualmente?

Tengo varios proyectos aparcados de corte completamente diferente a lo que he hecho. El otro día, en una boda, me surgió una idea y me ocurrió algo muy parecido a lo que me pasó con ‘Minuto 116’.

No sé si ha sido casualidad o un engaño de la mente, pero estoy haciendo un boceto sobre eso… a ver hasta dónde llega. Lo más real que tengo es una antología de relatos que vamos a sacar los componentes de una web que creé junto a tres compañeros: ‘El Quinto libro’, una web sobre literatura con entrevistas a autores, reseñas de libros, noticias sobre literatura y vamos a sacar una antología de relatos con un relato de cada uno en la Feria del Libro de Murcia que se celebra la primera semana de octubre.

El boceto sobre el que estás trabajando, ¿vuelve a ser cómico o retorna a la historia negra?

Lleva la misma línea que ‘Minuto 116’. Puede ser algo muy cómico, pero aún está ‘en pañales’. La verdad que me lo paso muy bien escribiendo novela negra y ahora también estoy disfrutando mucho con el humor. En mi casa, hay veces que, mientras voy desarrollando me estoy riendo con lo que va saliendo.

En el caso de la novela negra, no te ríes, pero también te lo pasas bien.

¿Qué consejos le darías a alguien que quisiera escribir?

El primer consejo que le daría es que lo haga por el puro placer de escribir. Puedes encontrar la mejor idea del mundo, ser el mejor escritor del mundo pero, hoy día no priman los buenos escritores, priman las buenas empresas de marketing y editoriales que hay detrás.

Yo he estado muchos años escribiendo relatos cortos y nunca me había visto capacitado para sacar una novela larga. Ha salido cuando tenía que salir.

¿Seguirás haciendo relato corto?

Siempre. Es donde mejor me muevo, donde me siento más cómodo, donde mejor me lo paso. Es una historia que en un solo día la haces y la terminas.

Con ‘Minuto 116’ la he tenido girando y girando durante meses hasta que al final ha salido. Del primer boceto al producto final no tiene nada que ver.

¿A qué público va destinada esta novela?

Es una novela de corte juvenil, muy ligera y muy fresca, no pasan cosas raras como podría hacerlo en novela negra. Puede ir dirigida a cualquiera, de 6 a 99 años como dirían algunos, no tiene una cota de edad.