PEDRO ANTONIO HURTADO GARCÍA

La muerte del salsero portorriqueño, Tito Rojas, fue dada a conocer por una de sus hijas, Jessica Rojas. El artista era conocido, además de por su nombre artístico, por el cariñoso sobrenombre de “El gallo salsero”, a quien se le paró la vida a los 65 años, como consecuencia de un repentino ataque al corazón. Pero su verdadero nombre era el de Julio César Rojas López (14-06-1955, Humacao-Puerto Rico/26-12-2020, en el mismo lugar de nacimiento). Conocidísimo por temas tan populares como “Señora de madrugada”, “Siempre seré” o su emblemática “El gallo salsero”, aunque su primer disco, “Mima la pululera”, junto a Pedro Conga, se lanzó en 1972. También se integró y colaboró con el “Conjunto Borincano” o con la orquesta de Luisito Ayala, así como la “Puerto Rican Power”, completando una trayectoria artística superior a los 40 años de producción discográfica y numerosos éxitos. Fue en el balcón de una residencia del barrio de Tejas, en Humacao, costa este de Puerto Rico, donde encontraron su cuerpo, en el suelo, sus propios familiares, sin ningún signo determinante que pudiera indicar una muerte extraña.

Dos días antes de su fallecimiento y con motivo de la Nochebuena, ofreció Rojas su última presentación, de naturaleza virtual, junto a su orquesta y a través de su página de YouTube. Fue reciente productor de su famoso compatriota y colega de la salsa, Gilberto Santa Rosa, unidos en el tema “Por la calle del medio”. Por su parte, el reguetonero portorriqueño, Don Omar, expresó en su cuenta de “Instagram” que “Nadie es eterno en el mundo, ni teniendo un corazón que tanto siente y suspira por la vida y el amor… descansa en paz comprendido”.