MICAELA FERNÁNDEZ

Solemnidad en la Semana Santa muleña que daba comienzo el pasado Viernes de Dolores con la celebración de la Tamborada Infantil y el Vía Crucis y Procesión de la Dolorosa y la Santa Cruz. El Domingo de Ramos, tras la bendición de las Palmas salía a la calle la Procesión de Jesús Triunfante y Santiago Apóstol y, durante la tarde, por segundo año, desfilaban por las calles de la localidad la Procesión Infantil organizada por la Hermandad del Carmen con la colaboración de la Hermandad de Nuestro Padre Jesús Nazareno con siete pasos.

Noche de los Tambores

Noche de los Tambores

Tras la celebración de la Noche de los Tambores el Martes Santo en la que Mula revivía una de sus tradiciones más multitudinarias y, tras dieciséis horas ininterrumpidas de toque de tambores, salía a la calle la procesión de Miércoles Santo, la de la Samaritana, organizada por la Hermandad del Carmen.

Jueves Santo, tras la celebración de la última cena, Procesión de Nuestro Padre Jesús Nazareno, y, a media noche, organizada por la Hermandad del Cristo del Asilo, Procesión del Silencio.

Durante la mañana de Viernes Santo resonaban nuevamente en Mula los tambores, ya por la tarde, Procesión del Santo Entierro, organizada por la Hermandad de Nuestro Padre Jesús Nazareno. El último de los desfiles pasionales salía a la calle el domingo con la Procesión del Resucitado y la celebración del Encuentro en la plaza del Ayuntamiento.

La Semana Santa muleña la cerraba nuevamente el estruendo de tambores, toques de sonaban desde el mediodía hasta últimas horas de la tarde.