JAIME PARRA

Todo queda en familia en la peña caballista Solterón Triana que ha decidido apostar este año para el concurso de enjaezamiento en la diseñadora Miriam Rubio. Además, son los propios componentes de la peña, que el año pasado quedó octavo del primer bloque, quienes están bordando este año el manto.
La diseñadora de 23 años, que finalizó el año pasado sus estudios de Bellas Artes, recibió el “encargo” nada más terminar las Fiestas y aceptó pronto el reto, “el mismo día 5, dije que sí al momento”.

JAIME PARRA

Todo queda en familia en la peña caballista Solterón Triana que ha decidido apostar este año para el concurso de enjaezamiento en la diseñadora Miriam Rubio. Además, son los propios componentes de la peña, que el año pasado quedó octavo del primer bloque, quienes están bordando este año el manto.
La diseñadora de 23 años, que finalizó el año pasado sus estudios de Bellas Artes, recibió el “encargo” nada más terminar las Fiestas y aceptó pronto el reto, “el mismo día 5, dije que sí al momento”.
Bordadoras del Solterón TrianaDesde entonces, vive casi por y para el manto del Solterón Triana. “Me ocupa el día entero: empiezo a las nueve y termino a las dos de dibujar; luego, la mayoría de la tarde la pasamos bordando: vamos a las cinco de la tarde y terminamos a las diez. Cenamos allí incluso”.
Miriam confiesa, entre bromas, la presión que supone realizar un manto: “me llevan loca: las caras, lo que recortar, lo que bordar…”.
En cambio, las bordadoras de la peña aseguran que, una vez que le coges el tranquillo, relaja, incluso crea adicción el bordar.
Comenzaron hace tres años bordando algunas partes; el año pasado, que no quedaron demasiado satisfechos con el resultado que le entregaron, lo completaron, y este año ya es entero suyo.
Un diseño explica Miriam que, aunque con motivos caravaqueños de los que un manto no se puede alejar, está jugando con otros paisajes y otros colores ajenos al mundo de la Fiestas de Mayo.
Nos enseña parte de su diseño, aunque pide que no lo desvelemos, y, a la pregunta de si repetirá como diseñadora el próximo año, se lo piensa y, al principio dice que no, pero deja una interrogante abierta.
Quienes aseguran que repetirán en 2017 son las bordadoras de la peña Solterón Triana que como Miriam Peña han asumido este año el reto de realizar su primer manto.