A raíz de la publicación de Mouseland, José Esteban Martínez-Iglesias (Octubre) hablaba detenidamente sobre la posibilidad de la creación de un festival en Caravaca de la Cruz.

José Esteban Martínez-Iglesias

Por un lado, hay que tener en cuenta que Caravaca es una ciudad muy complicada para crear eventos culturales más allá de cosas que tengan que ver con las fiestas de Caravaca. Son unas fiestas maravillosas pero se comen cualquier otra posibilidad cultural a lo largo del año. Nada más que hay que ver el número de entradas que se venden para las obras de teatro que vienen a Caravaca o para otros eventos en los que se haya tenido que pagar entrada.
Por otro lado, depende del tipo de festival que se quiera montar.
Si lo que se quiere es un festival de grupos de la ciudad, pues se puede hacer. Pero al año siguiente no lo vas a volver a hacer con los mismos grupos. No???
Si lo que se quiere es montar un festival tipo como los que proliferan por todas las ciudades del país con el mismo cartel que ellos, pues no es tan difícil. Se hace un año, se gasta la organización mucho dinero y no se vuelve a hacer. O incluso se suspende como ya les está pasando a algunos.
A mí, los que me parecen más interesantes son los que yo denomino «Festivales de autor» o «Festivales de un rollo» a la manera del «Bluescazorla» de Cazorla, el «Funtastic» de Benidorm, El «Euroyeye» de Gijón, el «Fuengirolapop» de Fuengirola, o el «Ruidismo» de Bullas.
Es decir, festivales de un estilo de música cuyos amantes saben que cada año tienen allí una cita ineludible. Eso hace que estos festivales tengan la supervivencia asegurada viniendo gente incluso de otros países de Europa.
¿En Caravaca se podría hacer algo así? Yo creo que sí. Pero para eso habría que tener un sitio adecuado como sí que tienen en Bullas con el centro de ocio «La Almazara». Ojalá lo tengamos alguna vez.
Además, habría que concienciar al pueblo de Caravaca de que existen más cosas que las fiestas y sus preparativos. Que tener otro tipo de eventos, sobre todo culturales, hace que vivir en Caravaca sea más interesante y haría que mucha más gente viniera a la ciudad para asistir a esos eventos.
Y, por supuesto, apoyo institucional para poder facilitar todos los medios y lugares para poder celebrar un festival. Y la verdad, si con la nueva corporación municipal, en la que tanto en el partido que gobierna como en los demás partidos hay personas que les gusta ir a conciertos y a festivales, no se hace, no se va a hacer nunca.