PEDRO ANTONIO HURTADO GARCÍA

De Veracruz a Ciudad de México se trasladó su familia al inicio de los años ’60, donde conoció a importantes artistas. En la década citada, ya inició, en el “Colectivo de la Nueva Canción”, un movimiento musical que fortalecía el folk, la nueva trova y la canción tradicional latinoamericana. En 1973, celebraba su primera presentación en la peña “El Nagual”. Roberto González (24-09-1952, Alvarado-Veracruz-México/20-05-2021, Ciudad de México-México), músico, compositor, integrante del movimiento rupestre​ e intérprete de son jarocho. Con una duración fugaz, creó la formación “Un Viejo Amor”, de la que quedó inmortalizado el disco titulado “Roberto y Jaime: sesiones con Emilia”.

Su integración al movimiento rupestre llegó al inicio de los ’80. El 18-09-1985 participó en el que fue el último concierto de Rodrigo González. A raíz de esa inolvidable vivencia, compuso la canción “Ánimas”, que cobró notoriedad gracias a su ocurrente estribillo: “mientras más tiempo pasa, más te extraño, Rodrigo”. ​También fue integrante, de manera no menos efímera, de “Real de Catorce”, entre 1985 y 1986. “Lentejuelas” (1982); “Aquí” (1988), “Flor de poder” (1991), “Alvaraderías” (2009), “Madre Mesoamérica” (2010) y “Por ahora” (2011), son los títulos que conforman su discografía más aclamada, sin olvidarnos de las notables colaboraciones: “Un viejo amor” (1979) y la mencionada “Roberto y Jaime: sesiones con Emilia” (1980). Tenía 68 años y no se han dado a conocer las causas de su fallecimiento, pero bien es cierto que, hace unos meses, se comunicó que padecía una dolencia cancerígena, contra la que luchaba, animado a superarla.