Pedro Antonio Hurtado García

Fue en 1983 cuando comenzó a cantar en clubes nocturnos locales de modo profesional, actividad por la que fue descubierta gracias al trabajo del productor musical Gerry Weil, quien vendría a bautizarla como “La rubia con voz de negra”, como consecuencia de su notable tesitura vocal. Cambió de lugar en varias ocasiones, buscó los mejores locales, se presentaba en triunfo en cualquier escenario y fue creciendo a pasos agigantados y recibiendo la admiración colectiva por la sensibilidad y potencia de su voz. Se acercó al jazz, género en el que se asemejaba mucho a la inolvidable Ella Fitzgerald y otras notables jazzistas. Volvió a Caracas e inició actuaciones en sus espacios más emblemáticos, convirtiéndose, muy pronto, en una de las voces más codiciadas y requeridas de su Venezuela natal.

Jazz de Florida.- María Rivas Castro (26-01-1960, Caracas-Venezuela/19-09-2019, Miami-Florida-EE.UU.) era una cantautora muy volcada con el jazz latino, conocida artísticamente como María Rivas. Cantó canciones en inglés, español, portugués e italiano. De familia humilde y madre gallega, aunque su infancia se vio favorecida con la cercanía de grandes maestros de la plástica venezolana, como Pascual Navarro. Su mensaje como compositora tenía un cierto tinte ecológico que fue muy valorado. Llegó a considerarse la voz líder de su país, lo que le valió para compartir escenario con grandes estrellas mundiales. Quiso, supo y pudo penetrar en el mundo jazzístico de Florida, donde muy joven, con solamente 59 años, se ha encontrado con la muerte a consecuencia de un cáncer frente al que nunca dejó de luchar.

Descansen en paz estos tres pilares del mundo musical. Buenos días.