PEDRO ANTONIO HURTADO GARCÍA

Una vez más ha sido protagonista Cher, aunque, lamentablemente, en esta ocasión, no por volver al quirófano para otra intervención estética, sino por mostrarse llena de dolor al comentar el fallecimiento de su ex-marido, Gregg Allman, extraordinario músico que, además, fue fundador, en 1969, del grupo “, ”, en Jacksonville-Florida, banda calificada por la especializada revista “Rolling Stone” como una de las formaciones más brillantes de todos los tiempos, grupo que formó junto a su hermano mayor, el también guitarrista Duane Allman, fallecido, en 1971, a causa de un accidente de motocicleta. Esta banda, creada en el momento caliente de los movimientos culturales del año de su fundación, abrió el camino, caudaloso e intenso, desde Florida, de un emblemático, solvente, arraigado y sobresaliente estilo de blues-rock, bajo el denominador común de la improvisación bien entendida y mejor manejada, tal como se venía practicando en San Francisco. La formación inicial, junto a los hermanos Allman, la integraban Dick Betts, en la guitarra; Berry Oakley, al bajo, así como Butch Trucks, músico que se suicidó, a los 69 años, de un disparo en la cabeza, en presencia de su mujer, el día 24 de Enero del presente año, y Jaimoe Johanson, como percusionistas, ambos.


Gregory Lenoir Allman, conocido como Gregg Allman (08-12-1947, Nashville-Tennessee-Estados Unidos/27-05-2017, Savannah-Georgia-Estados Unidos), ha sido un artista de blues y rock estadounidense, de melena larga y rubia, amén de abundante barba. Contaba con 69 años de edad y falleció en su propia morada de Savannah. Había sido diagnosticado de “Hepatitis C”, en el año 1999, sometiéndose a un trasplante, en 2010, pero, al final, un cáncer de hígado ha acabado con su existencia, tal como hacía presagiar su propia “web” cuando indicaba, textualmente, que llevaba “varios años luchando contra diversos problemas de salud”. Durante su carrera en solitario, jamás se liberó de su adicción al alcohol y las drogas, “costumbre” que también llevaba consigo desde la fundación del grupo.
Cher y su dolor
La forma de comunicarlo su ex-esposa, Cher, ha sido dolorosa, a través de las redes sociales, emitiendo un sentido y, al mismo tiempo, duro comunicado, de cuyas palabras destacan los observadores internacionales “Lo intenté… No hay palabras”. No obstante, el fallecido, quien fuera el segundo marido de Cher, estuvo casado en seis ocasiones y tuvo cinco hijos, de los que cuatro son afamados músicos: Michael Allman, cantante de rock sureño; el líder de la banda de rock “Honeytribe”, Devon Allman; Elijah Blue Allman, guitarrista y cantante de heavy metal y, por último, la líder de la banda de rock “Picture Me Broken”, Layla Brooklyn Allman.
Exitosa vida

Gregg Allman accedió, junto a su banda, al “Rock and roll hall of fame”, en 1995, ganando un premio personal por una vida repleta de éxitos, distinción otorgada por el “Georgia music hall of fame”, en 2006. Su voz, siempre notable, poderosa, peculiar y diferente, así como su especial y muy particular acento sureño le llevaron a colocarse en la lista de los “100 mejores cantantes de todos los tiempos”, de la revista “Rolling Stone”. Buceó en el jazz más originario, se adentró en el country elegantemente concebido y en el folk más comprometido, sin perder, nunca, el más identificador sonido de su natal América, entonces convertida en territorio con alma claramente rural.
Calidad discográfica
De su discografía no vale quedarse con una muestra, ya que, por sencilla, sirve en su totalidad, no dejando de mencionar, por ejemplo, “Laid Back” (1973); “The Gregg Allman Tour”, un directo de 1974; “Playin’ up a storm” y “Two the hard way – Allman and woman-Cher” (1977); “I’m no Angel” (1986); “20th century masters: the millennium collection” y “No stranger to the dark” (2002), o su “Low country blues” (2011).
Blues, rock y country, además de jazz y folk
Su eclosión artística se produjo en plena psicodelia, cuando Allman supo conjugar una música muy suya que fusionó el blues más profundo con un fuerte acento rockero, no exento de ese tinte country con el que le gustaba perfumar sus creaciones. Su acercamiento a la música tuvo lugar en su más claro momento de adolescencia, en Nashville, influído, decisivamente, por Muddy Waters, entre otros de sus muchos descubridores, pero su carrera musical con el grupo “Escorts” comenzó en Daytona Beach-Miami, una banda que, posteriormente, se denominaría “Allman Joys”. Creó su propia escuela para convertirse en un respetado y reputado autodidacta, poseedor de un destacadísimo talento artístico como compositor, guitarrista, teclista y cantante que le hacía “hablar” a su órgano “Hammond B-3”.
Perdemos un músico de muchos quilates, querido y admirado en todo el planeta. Descanse en paz. Buenos días.