PEDRO ANTONIO HURTADO GARCÍA

Tratamos, esta semana, de atender lo reciente y terminar con lo atrasado, debido a esas combinaciones del calendario que, en ocasiones, nada nos favorece. Comenzamos con un televisivo artista que se dio a conocer en el concurso “Operación Triunfo”, al inicio del presente siglo XXI. No ha dejado de trabajar duro en ningún momento y, quizás, quepa decir que el éxito, aunque estuvo de su lado, nunca le acompañó en la dimensión merecida por su denodado y permanente esfuerzo. Alejandro Casademunt González​ (30-06-1981, Vilasar de Mar-Barcelona/02-03-2021, Mataró-Barcelona) cantante, presentador y actor, creado como tal, en 2001, gracias al concurso televisivo mencionado, conocido con la denominación artística que le otorgó la referida prueba televisiva: Álex. Ahora, con 39 años, ha perdido la vida por culpa de un lamentable accidente de tráfico ocurrido en Mataró-Barcelona, al chocar su coche, frontalmente, contra un autobús.

Simpático, agradable, cercano, artista entregado, compañero leal, competitivo en el concurso, pero, en todo momento, sin robarle terreno a nadie. Así se mostró siempre el catalán, quien, nada más finalizar su participación en el concurso y a tenor de los resultados obtenidos por él, se apresuró a formar grupo con algunos de los compañeros, creando “Fórmula Abierta” con Mireia Montávez, Javián Antón y Geno Machado. Lograron importantes éxitos con los temas “Hello my friends” y “Te quiero más”. Pero llegó 2003 e inició carrera en solitario, lanzando el disco “Inquietudes” con cinco canciones compuestas por el propio Álex.

Emprendió carrera como actor, así como presentador de televisión. En tal sentido, participó en musicales como “Peter Pan”, “Mamma mia!” y “El otro lado de la cama”, entre numerosos espectáculos más. Pero, quizás, su mejor trabajo discográfico, en nuestra modesta opinión, fue el que realizó, a dúo, con David Bustamante, cuando grabaron, juntos, “Dos hombres y un destino”, una canción verdaderamente memorable, romántica y de las que dejan huella. Por cierto, el de San Vicente de la Barquera estaba profundamente desolado en el sepelio del catalán, como compañero, como amigo con el que siempre mantuvo una excelente relación y como profesional al que admiraba, pues a ambos les salieron, juntitos, “los dientes” de la interpretación.

Nació Bruna, su única hija, el 18 de enero de 2018. Era el fruto de su relación con su entonces pareja, Laia. En el momento de perder la vida, vivía con su mencionada hija y su nueva pareja, Judit Puig, con la que había fundado una firma de calcetines. Y nunca le faltó trabajo como presentador, actor teatral, de series y cinematográfico, intérprete musical, protagonista de campañas publicitarias para grandes firmas internacionales, amén de concursar en programas televisivos posteriores como “Mira quién baila”, “La mejor canción jamás cantada”, “Expediente imposible” y otros muchos.