PEDRO ANTONIO HURTADO GARCÍA

No cesa la muerte de visitar a nuestros artistas y, además, con marcado énfasis y, sobre todo, centrándose en personas que todavía, por su joven o no muy avanzada edad, se llevan mucho dentro al otro mundo, atesoran conocimientos para dar y vender, les queda bastante por decir y aglutinan maestría de evidente manera. Vuelve a ser un mexicano, como la semana anterior ocurrió con otra compatriota suya, Mili Bermejo. Se repite el divino género del jazz y, nuevamente, la edad entristece el suceso más, si cabe, al contar, solamente, con 62 años y como consecuencia de que le reventó una úlcera sin dejar tiempo para su traslado a un hospital. Se llama Fernando Toussaint (año 1954, Ciudad de México/25-02-2017, Playa del Carmen-Quintana Roo-Yucatán-México) y es, además de notable productor, un reputado baterista de jazz que ha acompañado a grandes figuras de renombre internacional, además de ser componente del importante grupo “Aguamala”, banda azteca formada por cuatro excepcionales músicos que han surcado, navegado, profundizado y fortalecido las áreas más profesionales y serias del jazz, pero también del rock progresivo, hasta lograr una especial combinación, para deleite de los buenos aficionados, que nos hace soñar, añorar, evocar y querer más, si posible fuere, los psicodélicos sonidos de la década de los años ’70, pero actualizándolos e inyectándoles una vigencia que los hace nuevos en el momento presente, algo nada sencillo de lograr, pero que se ha hecho tremendamente fácil y atractivo en las poderosas manos musicales del cuarteto que, ahora, se siente mutilado con la gran pérdida de Fernando Toussaint.

Esta banda nació no hace muchos años, en 2004 concretamente, y en la emblemática y enormemente turística Playa del Carmen, de la septentrional península de Yucatán, la que separa el Mar Caribe del Golfo de México, en plena Riviera Maya. Allí, se fueron conociendo sus integrantes, allí instalaron sus residencias e iniciaron sus ensayos, creaciones musicales y giras mundiales, capitaneados por el fallecido como líder incuestionable de la formación. Toussaint ya había creado, impulsado y hecho populares a otras bandas como, por ejemplo, “Sacbé” junto a sus hermanos, toda vez que la familia Toussaint estaba precedida por un destacado abolengo musical en México que les hacía distinguidos en una tradición sólida y muy marcada en su territorio, algo que, como ya hemos dejado claro, trascendió a una buena parte del mundo, llevando como bandera el jazz mexicano, en particular, y la música de auténtica calidad, llena de exigencias y marcados matices, en general.

En “Sacbé” con sus hermanos

En “Sacbé”, uno de los grupos más importantes del jazz mexicano, reunió a sus hermanos, el fallecido pianista Eugenio Toussaint, quien también “se marchó” un Febrero, el de 2011, y el bajista Enrique Toussaint, grabando álbumes que calaron hondo y realizando largas y marcadas giras internacionales. Por otro lado, también se dedicó a la música su hermana, Cecilia Toussaint.

El desaparecido baterista se embarca en este nuevo proyecto denominado “Aguamala”, junto a otros tres músicos de muchos quilates, como son Luis López, quien se hace cargo del bajo; Bernardo Ron, con la guitarra y Enrique Pat manejando los teclados, mientras, él, le hacía “hablar” a las pieles de su batería, una formación que, al paso de los años y para atender suplencias, la marcha de algún componente fundador u otra baja de sus filas, fue dando cabida, a lo largo de su existencia, a otros fenomenales instrumentistas como Caro Montes, Christian Beck, Jorge Brauet, su hermano Eugenio Toussaint o Sabo Romo, quien fuera bajista de “Los Caifanes”, aunque bien es verdad que unos pasaron por la banda como invitados de lujo y de manera ocasional, mientras que otros fue debido a esas sustituciones que comentábamos y con vocación de permanencia.

Sus artistas más influyentes

El grupo era tan peculiar, serio, elegante en su música y exigente en su concepto que se percibía influenciado en su sonido por formaciones y artistas tan importantes como “Emerson, Lake & Palmer”, “King Crimson”, Miles Davis o “Weather Report”. Se dedican a “maniobrar” con tiempos mixtos y compuestos, dando rienda suelta a las melodías psicodélicas, el progre, magníficas y muy precisas improvisaciones procedentes del jazz, metamorfosis de matices que nos trasladan desde el funk hasta el swing, sin renunciar a conducirnos por la senda más atrevida del rock.

Telegráficamente y para usar bien nuestro espacio, digamos que el grupo veía y “utilizaba” la experiencia de Fernando como la esencia imprescindible de la formación. Graban su primer disco en directo en 2005, mismo día en el que presentan la nueva línea de audio profesional denominada “Meyer Sound”, lo que celebran en el “World Trade Center” de la Ciudad de México, dando cabida a numerosos colegas de prestigio mundial con los que se codean.

Compartiendo escena musical con “los grandes”

Otro disco memorable y basado en nuevas exploraciones de esta ambiciosa formación es el titulado “UTS”. Han sido, durante muchos años, el cuarteo anfitrión del “Riviera Maya Jazz Festival”, cuya existencia nació en 2002, por lo que este 2017 alcanzará sus primeros tres lustros, disfrutando de la escena musical junto a grandes personalidades del género jazzístico como “Mint Condition” o Ivan Lins, el percusionista Mark Anderson, así como “Los Dorados”, Marcus Miller, “Tower of Power”, “Sacbé”, George Benson, “Screaming Healess Torsos”, Tom Coster, Nacho Méndez o Wet Saint.

Han participado en el “Festival Iberoamericano Vive Latino”, acontecimiento que aglutina a lo más señero del rock hispano en la Ciudad de México, así como otros certámenes de gran relieve internacional, como el “Full Moon Jazz”, además de haberse hallado Fernando Toussaint nominado al “Grammy” en dos ocasiones: 2001 y 2004.

En la “Universidad de Columbia”

Se graduó en dirección de producción de radio y televisión en la “Universidad de Columbia”, dejando discos tan importantes como “Jazz all stars tribute to Miles Davis” o “Las voces del jazz”, convirtiéndose en uno de los más prestigiosos productores del jazz mexicano. Como baterista y elemento clave de la percusión, tomó parte en importantes grabaciones de diferentes y muy distinguidos artistas como lo son Eugenia León, Willie Colón, Paul Anka, Armando Manzanero, Miguel Bosé, “Pandora”, Alejandro Sanz, Michel Colombier, Benny, “Flans”, “Kabah”, “Sacbé”, “Palmera”, “Jaguares”, Ivan Lins, “Aguamala” o su hermana, Cecilia Toussaint, entre una interminable lista de artistas de altura, así como en calidad de solista, formato en el que probó suerte con dos exitosos discos.

Fernando Toussaint se casó en 1990 con la cantante, compositora y pintora mexicana, Ivonne Guevara, quien fuera integrante del grupo “Flans”, con el que consiguió éxito mundial en la década de los ‘80, pero se divorciaron 14 años después de unirse en matrimonio. Nuestro respeto, nuestro recuerdo y el deseo de un descanso en paz. Buenos días.