MÓNICA SÁNCHEZ – CONCEJALA DE SANIDAD DE CARAVACA DE LA CRUZ

Desde el pasado año 2019, cuando el actual equipo de Gobierno tomó las riendas de la gestión municipal, todos los que entonces teníamos la suerte de formar parte del mismo, tuvimos presente varias cosas.

            En primer lugar que la política ejercida desde la comodidad de un sillón, no lleva a ningún lado. Es imprescindible estar a ‘pie de calle’ para conocer los problemas reales de los ciudadanos y llamar a muchas puertas para buscar solución a los mismos.

Reunión con el Consejero de Sanidad

También tuvimos muy claro que habíamos adquirido unos compromisos durante la campaña electoral y que ahora tocaba remangarse y empezar a trabajar. No solo de tomar decisiones se trata la política, si no de todo el trabajo de documentación, reuniones y, por qué no decirlo, de las reflexiones personales que llevas a cabo antes de tomar, la que consideras, la mejor decisión para beneficio de tus vecinos.

Y también, muy a nuestro pesar, sabíamos que nos enfrentaríamos a una oposición, que lejos de arrimar el hombro y colaborar en la medida de lo posible con los problemas que nos iríamos encontrando por el camino, aprovecharía los mismos para intentar sacar rédito político.

A excepción de la pandemia que estamos viviendo desde principios de 2020, uno de los mayores problemas a los que he tenido que hacer frente desde que asumí la concejalía de Sanidad, ha sido el de la falta de especialistas médicos en nuestro querido Hospital Comarcal. Un problema, que como ya hemos repetido en diferentes ocasiones, no es exclusivo de Caravaca, si no que se trata de algo que afecta a todo el Sistema Nacional de Salud.

Nos enfrentamos a una situación que nos preocupa y por la que estamos trabajando sin descanso ‘codo con codo’ con la Consejería de Sanidad y el Gobierno Regional. Implicando a todos los agentes con competencias directas y exigiendo a todas las administraciones, regional y nacional, que no den la espalda a uno de los mayores retos a los que se ha enfrentado la Sanidad Pública en nuestro país durante las últimas décadas.

Y es que, a diferencia de otros, nosotros no miramos el color del rótulo ni las siglas a la hora de llamar a una puerta o exigir soluciones. Nosotros representamos a los vecinos y vecinas de Caravaca y es a ellos a quienes debemos rendir cuentas. Y si bien es cierto que las competencias en materia de sanidad están transferidas a las Comunidades Autónomas, no menos cierto es que la potestad para aumentar el número de plazas MIR es del Gobierno Central.

Es por ello que desde el Gobierno Regional se solicitó debatir en la próxima Conferencia de Presidentes este asunto, y es la razón por la que en el último Pleno presentamos una moción de urgencia al conocer que se había vetado ese debate por parte del Gobierno de Pedro Sánchez.

Por muy obvio que resulte, parece que hay quien todavía no entiende que para resolver el problema de falta de médicos, lo principal es que haya más médicos. De ahí que una de nuestras reivindicaciones al Gobierno Central sea que elimine ese ‘cuello de botella’ que suponen los actuales límites en el número de plazas MIR.

Pero de nada sirve que haya más médicos especialistas si luego no deciden venir a ejercer su profesión a nuestra Comarca. En este sentido hemos mantenido diferentes reuniones con el consejero de Sanidad y los Sindicatos Médicos para encontrar soluciones y entre otras medidas se ha acordado dotar las plazas de difícil cobertura de incentivos para que resulten más atractivas a la hora de elegir destino. Sin olvidar las diferentes inversiones que se están llevando a cabo como la ampliación de urgencias y el centro de salud y la tan reclamada UCI. Actuaciones que en su conjunto superarán los 8 millones de euros en inversión y que también suponen un aliciente para que el Hospital Comarcal del Noroeste sea destino preferente de aquellos que han decidido dedicar su vida como servidores públicos en la Sanidad Española.

Y aunque creemos que estamos trabajando en la buena dirección, sabemos que todavía queda mucho por hacer. Seguiremos fieles a nuestro compromiso de mejorar la vida de los ciudadanos de Caravaca a través del trabajo incesante y de la política útil. Y continuaremos tendiendo la mano a todos aquellos que quieran aunar fuerzas para buscar soluciones a los problemas que nos encontremos por el camino, incluso a aquellos que han decidido utilizar esta situación para intentar enfrentarnos con los trabajadores del hospital por puros intereses partidistas.