JAIME PARRA

En meses como abril un concejal de Festejos en Caravaca debe multiplicar las horas del día. Si, además a esta concejalía se suma la de Cultura y, como en el caso de Óscar García, un trabajo fuera de Caravaca, lo extraño es tener algún tiempo propio.

Para el Concejal, que ha vivido las Fiestas de Caravaca en muchas de sus vertientes (con los Navarros, con los Gigantes y Cabezudos), estos dos años le han dado la oportunidad de conocer los aspectos de la misma que aún desconocía.

-¿Qué presupuesto ha destinado el Ayuntamiento para las Fiestas de este año?

– El dinero en metálico que se ha entregado a la Comisión de Festejos y a los distintos bandos asciende a los 70.000 €, aunque en realidad, el desembolso importante por parte del Consistorio se hace a través de la iluminación festera, el refuerzo del servicio de limpieza o el refuerzo de turnos en otros servicios municipales, así como colaboraciones económicas excepcionales con los distintos colectivos festeros según sus necesidades. La colaboración económica es muy importante, pero sobre todo el soporte de infraestructuras, que al fin y al cabo es en lo que tiene que participar el Ayuntamiento. 

-¿Considera participativas las Fiestas de Caravaca?

– Considero que las Fiestas de Caravaca son participativas en el sentido de que cualquier peña, grupo o kábila es muy acogedor si decides integrarte en ellos, pero tenemos que mejorar en cuanto a las celebraciones conjuntas. Somos excluyentes si no ‘eres de’ o ‘conoces a’, sobre todo con la gente de fuera, y sobre todo con los caravaqueños que no son festeros. Tenemos que mejorar mucho en eso. 

  • En lo personal, ¿qué acto disfruta más como concejal? ¿Echa de menos alguno que no haya podido vivir desde que es Concejal de Festejos?
  • Disfruto todas las Fiestas de principio a fin porque es algo que me apasiona y pongo por delante en mi escala de prioridades personales, pero como concejal he disfrutado mucho la mañana del día 2, que es la Mañana de Caravaca. Por estar con la corporación echo mucho de menos la tarde del 3 como festero, porque es muy bonito y se disfrutan muchos momentos desfilando, a pesar de que intento no desvincularme de mi grupo y sigo participando en el desfile del día 4. Esto de la política se acabará algún día y los amigos no, por eso no quiero perder el contacto con mi grupo en la medida de lo posible. 
  • ¿Destacaría alguna novedad respecto a pasadas ediciones?
  • La novedad más importante de este año estriba en la realización del Pregón de Fiestas en la explanada del Castillo, además de la participación de grupos y filás foráneos en el desfile del día 4. Por lo demás, tenemos que conservar nuestros rituales a la vez que los hagamos evolucionar… algo que parece contradictorio pero que no lo es tanto si observamos la evolución reciente de la Fiesta. 
  • Como todos los años, se han elegido los festeros más destacados. ¿Los conocía? ¿Qué le parece la elección del doctor Juan Manuel Laborda como pregonero?
  • Juan Antonio Aznar fue profesor mío cuando iba a 4º de EGB, conozco a muchos voluntarios de la Cofradía por la intensidad del pasado Año Jubilar y tengo buenos amigos dentro de todo el grupo Abul Khatar, y qué decir de Herminio, que es mi ‘solucionador de problemas privado’, además de mi amigo. Así que claro que sí, tengo buena relación con todos los galardonados y me parecen nombramientos de justicia, como también me lo parece la elección de Juan Manuel Laborda, un caravaqueño ilustre gracias a su trabajo y a sus logros profesionales, lo cual es siempre gratificante. Seguro que hace un pregón memorable. 
  • Además de Festejos, ocupa también la Concejalía de Cultura. Recientemente se ha presentado la revista del Caballista. ¿Qué le ha parecido? ¿Qué papel juegan peñas, grupos y cabilas dentro de la vida cultural de Caravaca?

En Caravaca el asociacionismo festero es intensísimo, gran parte del pueblo ‘es de’ o ‘sale con’ alguna entidad festera, muchas de ellas con un arraigo y personalidad fortísima dentro del tejido social y cultural del pueblo. Por lo menos a mí me encanta que peñas, grupo y kábilas extiendan sus actividades más allá de las propias fiestas, ya sea en el terreno cultural, el deportivo o cualquiera que se propongan. Demuestran así que el pueblo de Caravaca es muy dinámico y sus aspiraciones van más allá de las Fiestas, aunque muchas cosas giren en torno a ellas. Por ello, muchas veces, mi tarea como concejal de Cultura y Festejos es más la de un coordinador que la de un programador. 

Con respecto a la revista del Caballista, cubre un hueco dentro del mundo festero profundizando en el mundo de los Caballos del Vino de una manera muy intensa, además de realizarse con un cariño hacia el festejo fuera de toda duda. 

  • ¿Qué mensaje enviaría a los vecinos de Caravaca para estas fiestas? ¿Y a los visitantes?
  • A los caravaqueños que se diviertan, que disfruten de lo bonitas que son las Fiestas y sobre todo que lo hagan minimizando los riesgos. Tenemos unas fiestas que tienen momentos impresionantes, pero tenemos que procurar primar la seguridad sobre lo demás. Asimismo, tenemos que hacer llegar esa prudencia a los visitantes, a los cuales les diría que abran bien los ojos para disfrutar con nosotros de la mejor Fiesta del Mundo. Sí, así de claro.