Nuria Martínez Corbalán

Mirella Sánchez García

Balbina Moreno Sánchez

Logopedas CDIAT AVANZA (Asociación APCOM)

La tele-intervención en Logopedia, al igual que en otras disciplinas, surge de la necesidad de continuar de forma activa con los tratamientos durante el confinamiento. Con ello hemos pretendido mantener la efectividad de la intervención presencial trabajada hasta ahora, contrarrestando los posibles efectos negativos que conllevaría la ausencia de tratamiento en nuestros usuarios.

Resaltamos la colaboración de la familia en el tratamiento logopédico, principalmente en niños de menor edad o con aquellos que presentan mayores dificultades y/o limitaciones, participando en el tratamiento de forma activa, consiguiendo una mayor atención del niño durante la sesión, así como ayudando a conseguir, junto al logopeda, los objetivos y actividades que se plantearon en la programación inicial de cada niño.

Con esta metodología de trabajo, como es la tele-intervención, se ha podido acceder a todas las dimensiones que conforman el lenguaje y la comunicación (fonético-fonológica, léxico-semántica, morfosintáctica, pragmática y comprensión oral). A pesar de ello, hemos encontrado ciertas limitaciones en tareas relacionadas con el área fonético-fonológica ya que algunas de éstas, como las referidas a la Terapia Miofuncional (masajes faciales, ejercicios respiratorios, patrones articulatorios…)  requieren de unos conocimientos y técnicas complicados para los padres, pudiendo, un mal uso de las mismas, ser perjudiciales para los niños.

Por el contrario, la ventaja que destacamos en esta modalidad de trabajo son las plataformas digitales tales como Skype, que nos han permitido la función de “compartir pantalla”, pudiendo mostrar así el material preparado para llevar a cabo la sesión desde el ordenador del profesional. Esta experiencia nos ha llevado a  observar que para muchos niños ha resultado muy atractivo, consiguiendo que los tiempos atencionales sean más largos y manteniendo la motivación del niño durante toda la sesión.

Por otro lado, con aquellas familias con limitaciones para acceder a las plataformas digitales, hemos optados por otros cauces para conseguir una óptima comunicación. En unos casos,  las profesionales de la logopedia, hemos realizado grabaciones en video de cómo llevar a cabo las tareas que proponíamos, facilitando a las familias el acceso a los objetivos propuestos. También han sido muchas las familias que nos han mandado grabaciones de sus hijos trabajando, para posteriormente analizarlas, y ver de forma conjunta, los puntos fuertes y débiles.

Cabe señalar que son varias las familias que a día de hoy mantienen la modalidad de tele-intervención tras 4 meses de tratamiento presencial, debido a su comodidad y accesibilidad.

La tele-intervención ha sido gran  reto en general para todos los trabajadores de la Atención Temprana y en especial para los de la  Logopedia. Gracias al tesón de las profesionales del CDIAT Avanza y a la colaboración de las familias (nuestras grandes aliadas) se ha podido realizar un trabajo de calidad basado en las necesidades de los niños y de sus familias y en el acompañamiento de las familias durante este largo periodo de tiempo.