ADRIÁN LÓPEZ GARRIDO/

Entrenar y entrenar, sufrir y sufrir, pero,¿descansas? Esta es la primera pregunta que hago a un deportista cuando comenzamos a trabajar juntos. Su respuesta, como no podía ser de otra manera en un atleta: “claro que descanso, necesito entrenar más dSupercompensacionuro”… el 99% están sobreentrenados.
Cuando nos referimos al término “entrenamiento”, hablamos del hecho de someter al cuerpo a un estrés (carga de entrenamiento). Éste, mantenido en el tiempo, provoca una reacción de defensas (adaptaciones) en el organismo para estar mejor preparado ante otro “ataque” de similar intensidad y volumen. Esto es lo que se denomina, SGA (síndrome general de adaptación), Hans Slye en 1956.
Para conseguir las adaptaciones que buscamos con el entrenamiento, necesitamos una planificación previa. Sin entrar en ciclos olímpicos, entrenaremos todas las capacidades físicas en estructuras de macrociclos (un año deportivo), mesociclos ( entre un mes y dos meses máximo) y microciclos ( habitualmente, una semana). La distribución de la intensidad y volumen de entrenamientos irá relacionado con la época del año y la proximidad de nuestro objetivo principal.
¿Dónde se produce la famosa supercompensación en estas estructuras? En los microciclos. Éste proceso adaptativo, consta de dos partes, una de estímulos estresantes que incitan la mejora de nuestras capacidades y otra de recuperación en la que se produce la adaptación del organismo a ese estímulo o carga de entrenamiento. Hay muchas formas de conseguir la supercompensación según nuestro nivel y objetivo, la más simple, se basa en un día estimulador y otro de recuperación.
Poniendo punto y final a este artículo, me gustaría hacer referencia a una falsa creencia que está muy extendida entre los deportistas. Cuando entrenamos, al contrario de lo que se puede pensar, nuestro nivel físico baja debido a la acumulación de fatiga, por ello necesitamos descansar para que nuestro cuerpo asimile el trabajo y crezca. El descanso es parte del entrenamiento, quizás la más importante, todo suma para conseguir tus objetivos.