PEDRO ANTONIO HURTADO GARCÍA

Miguel Atilio Boccadoro Hernández (26-04-1951, Buenos Aires-Argentina/27-01-2022, Los Ángeles-California-EE.UU.), cantante argentino nacionalizado mexicano y conocido artísticamente como Diego Verdaguer, quien ha llegado a vender más de 20 millones de unidades de grabaciones discográficas en América Latina, cifras que le llevaron a obtener más de 20 discos de oro y el privilegio de hallarse nominado, en tres ocasiones diferentes, al Grammy Latino. Además de cantante, valorado por su voz de barítono, era un gran músico, excelente compositor, guitarrista, empresario y productor musical que ha perdido la vida, a los 70 años, a consecuencia del cruel coronavirus. Productor de más de una veintena de discos, de los que nueve corresponden a Amanda Miguel, su esposa, padres, ambos, de la cantante Ana Victoria. Compositor, igualmente, de más de medio centenar de clásicos populares de la música en español. Ya, con 14 años, conoció al cantante Larry Moreno, quien vendría a invitarle a formar un dúo con él, bajo la denominación de “Reno y Rino”, formato con el que grabaron seis canciones para el prestigioso sello “CBS”.

Festivales y televisión.- Pasan tres años y es, entonces, Diego, quien decide emprender carrera en solitario, lo que estrenó con un primer sencillo titulado “Lejos del amor”, plástico que lanzaría al amparo de la discográfica “RCA Víctor”, producido y compuesto por Larry Moreno, de lo que dejamos constancia porque sus colaboraciones profesionales no sufrieron deterioro alguno al decidir caminar solito. Los arreglos musicales corrieron a cargo de Jorge López Ruiz, quien era, a su vez, el responsable de dirigir los notables éxitos del cantante argentino Sandro de América. En 2018, apareció en el “III Festival Buenos Aires de la Canción”, celebrado en el estadio “Luna Park”, de la capital argentina, certamen en el que interpretó la canción “Yo, solamente yo”, tema que también grabó el cantante español Dyango. Es, como consecuencia de esa aparición festivalera, cuando lo contrata el canal de televisión argentino “El Trece”, en calidad de artista exclusivo. Participa, en esa condición, en uno de los programas musicales más relevantes de la televisión juvenil argentina, “El sótano beat”, programa que incluyó en su recopilación la referida canción “Yo, solamente yo”, alcanzando su mayor gloria al venderse más de medio millón de copias de esa recopilación fonográfica, solamente en Argentina.

Encabezando listas radiofónicas.- Fue en marzo de 1970 cuando ganó la selección para representar a Argentina en el “II Festival de la Canción Latina”, celebrado en el “Teatro Ferrocarrilero” de la Ciudad de México, con míticos colegas participantes como Sergio Denis, de Argentina; el mexicano José José o el italiano Claudio Villa. Tras finalizar sus compromisos con “RCA Víctor” y “El Trece”, lo vuelve a buscar Larry Moreno para llevarlo al “Festival de Canciones de la Ciudad de la Plata”, certamen en el que participa y lo gana con un brillante y holgado primer puesto. Es, entonces, cuando surgen los contratos por parte de la discográfica “MH”, firma que gestionaba los lanzamientos de artistas de la talla de “Eagles”, Rod Stewart o “América”, entre otros grandes. Y vino Diego a encabezar, por vez primera, las listas de la radiodifusión argentina con el sencillo “Yo te amo”. Roberto Montiel, su director musical y productor, le presenta al creador Rubén Lotes, a cuyo lado compuso más de siete sencillos que fueron a encaramarse a los primeros lugares de popularidad, lo que le permitió vender otros preñados dos millones de discos en Argentina.

Llegó el éxito internacional.- Su show cosecha enormes ventas, igualmente, en Argentina, lo que logra en 1975. También consigue el galardón al “Mejor show juvenil” en los “Carnavales del Estadio de San Lorenzo”, donde se contó, por añadidura, con las actuaciones de Joan Manuel Serrat, Camilo Sesto, Roberto Carlos, Sandro de América o Cacho Castaña. Representado artísticamente por Hugo López, Diego consigue su primer gran éxito internacional con “Volveré”, título que gozó de un enorme impacto en México, volviendo a vender, esta vez, más de cinco millones de copias que le proporcionaron diversos discos de oro.

Incesante actividad.- Y, así, ha discurrido su vida, año tras año, hasta la actualidad, sin dejar de conseguir premios, galardones, reconocimientos, nuevas grabaciones y un cúmulo de actividades que ha mantenido al artista de plena y permanente vigencia con sus agradables y triunfantes creaciones.