Antonio Jesús Martínez García

No se puede negar que Calasparra está viviendo una eclosión de cultura monumental en las últimas semanas. El pueblo del arroz puede presumir de contar con un inmejorable y envidiable plantel de prolíficos escritores que no cesan de dar a luz a nuevos hijos literarios. Prueba de ello es el trasiego de presentaciones de libros que lleva viviendo Calasparra desde el inicio del verano, coincidiendo con la mejora de la situación sanitaria ocasionada por la pandemia de la Covid-19.

El verano trajo la presentación de Génesis, la primera novela de la escritora Yanire García Giménez, una obra juvenil, fresca y decididamente concienciada con la preocupación por el Medio Ambiente. El final de las fiestas patronales de septiembre en honor a Nuestra Señora de la Esperanza tuvo como colofón la presentación de Junto A Ti, tercera entrega de la Saga Por Ti, la historia de Andrea Martín, la Chica de los Ojos Verdes, cuyo autor no es otro que quien escribe estas líneas y que justo en la jornada inmediatamente anterior, se alzaba con el primer premio en la categoría de Novela Juvenil en la I Edición de los Premios Letrame Editorial. Hace escasamente un par de semanas, Calasparra volvía a vestirse de letras para asistir a la doble presentación de la novela Memoria de una Obsesión y el poemario Tu Voz que Ahora Importa, primer premio en la XII Bienal de Poesía Ciudad de León, ambas obras del insigne autor calasparreño Pedro Antonio Martínez Robles. Cita esta largamente pospuesta, pero por fin celebrada sobre las tablas de un renovado auditorio que también fue el marco en el que se presentó, el poemario del autor Luis Escavy, Otra Noche en el Mundo y que, casi con total seguridad, nos acogerá a todos de nuevo para la presentación de una segura nueva entrega literaria nacida de la pluma de Fulgencio Caballero próximamente.

Sin embargo, la cita literaria de esta semana se la debemos al joven autor Sergio Torrente, que puso de largo el centro de Calasparra para regalarnos una doble presentación, la de sus dos novelas, adscritas a la literatura fantástica, El Código de los Ángeles y Los Exiliados del Tiempo. Torrente, de tan solo 26 años, publicó su primera novela, El Código de los Ángeles, en pleno confinamiento. Editada por Alfeizar, narra la historia de unos demonios que llegan al mundo para sembrar el caos. Con sumo acierto, el autor alterna historias que discurren con 2000 años de diferencia, hilvanando una historia fantástica, de ambiente onírico y cargada de lecciones que llaman a la reflexión.

Como el gran público no pudo disfrutar de El Código de los Ángeles debido precisamente al confinamiento y la pandemia, su presentación ha coincidido con la de la segunda novela de Sergio Torrente, también adscrita al género fantástico del que el autor se declara seguidor incondicional y que lleva por título Los Exiliados del Tiempo. En esta nueva entrega, el autor nos narra la historia de la desaparición de una deidad draconiana que es capaz de controlar los flujos del tiempo y cuya ausencia podría conllevar el colapso del universo tal y como lo conocemos. Los hermanos protagonistas de la historia tendrán que encontrar al dragón al tiempo que luchan con sus propios problemas personales. Torrente usa aquí la narrativa para concienciar al lector acerca de temas de rabiosa actualidad, como la depresión o la salud mental.

En el acto, de una sencillez y acierto pasmosos, tomó la palabra en primer lugar María José Gomariz, que hizo las veces de conductora y moderadora del evento. Fue ella la encargada de dar paso a la primera edil del municipio, Teresa García, que felicitó a Sergio Torrente por la publicación de sus novelas al tiempo que se enorgullecía del gran plantel literario con el que tiene la suerte de contar Calasparra. Al micrófono también subió Ricardo Hernández, amigo personal del autor y lector enfervorecido del género fantástico, que tuvo a bien cantar las virtudes de ambas novelas, alentando así al respetable a darles una oportunidad y perderse en el género fantástico de la mano de Sergio Torrente.

Sin embargo, el colofón de la presentación literaria de El Código de los Ángeles y Los Exiliados del Tiempo fue una suerte de mesa redonda entre los escritores locales, que pusieron (pusimos) en común los diferentes puntos de vista sobre temas literarios y otros que no lo eran tanto. Las preguntas de María José Gomariz fueron respondidas desde las diferentes perspectivas y vivencias de cada uno de los literatos calasparreños, coronando de esta manera un acto completo, equilibrado y acertado, que se cerró de manera definitiva con la ya tradicional firma de libros por parte del autor.

Una vez más Calasparra, esta vez de la mano de Sergio Torrente Verdeja y sus dos novelas, a las cuales ya aseguró una pronta continuación, demostró que sigue apostando fuerte tanto por sus autores como por una literatura y una cultura que son, sin ningún tipo de duda, los más férreos pilares en los que se asienta nuestra sociedad.