Izquierda Unida-Verdes de Bullas

28 de septiembre de 2020

José María Ortega, Pepe, psicopedagogo, activista político y social, artista, gran hombre de familia, buen amigo y compañero de batallas, ha fallecido a los 48 años de edad tras luchar durante varios años contra una grave enfermedad.

Pepe inició su andadura política siendo muy joven, destacando por su compromiso en la lucha contra la desigualdad y las injusticias sociales, pero sobre todo, en la defensa a ultranza por la naturaleza. Ya en 1999, con tan sólo 27 años de edad, encabezó la candidatura de IU al Ayuntamiento de Bullas, siendo concejal desde entonces hasta 2011. Durante el período 2007 – 2011 fue titular de Urbanismo y Medio Ambiente. En ese periodo se establecieron las bases por las cuales el medio ambiente comenzó a adquirir la importancia institucional y social que hoy día tiene en Bullas, convirtiendo la política medioambiental en una política transversal a todas las áreas del Ayuntamiento y se impulsaron las políticas necesarias para que ello fuera posible: Se construyen microhuertos, se inició el contencioso para cerrar el pozo de Corral de Comba, se creó el Consejo Asesor de Urbanismo y Medio Ambiente, se recuperó el antiguo cauce de la Fuente de La Rafa, se hicieron reforestaciones en la ribera del río, intervenciones sobre el tráfico desordenado en el Salto Usero, se creó la ordenanza contra la contaminación lumínica, pionera en España, se llevó a cabo un control sobre la construcción desbocada en los campos y se creó un mes completo al año dedicado a eventos dedicados al Medio Ambiente llamado ‘Junio Verde’, que tras 10 años de vida continúa ofreciendo actividades para todos los públicos con el fin de conmemorar el Día Mundial del Medio Ambiente.

A Pepe le tocaron tiempos difíciles en su etapa de concejal. Mientras otros ayuntamientos perdían el trasero por sumarse a la modernidad de los resorts, él defendió su territorio, aun costándole bastantes enemistades. Creía en un modelo de crecimiento alternativo al ladrillo para su pueblo, lo que desembocó en la aprobación de las primeras fases del PGOU que actualmente está en vigor en nuestro municipio, instrumento rector para la ordenación del mismo durante las próximas décadas, impidiendo el uso del suelo para la especulación, priorizando el crecimiento sostenible.

Gracias a esto, Bullas presenta actualmente un paisaje bello y libre de las moles de hormigón abandonadas que lucen otros municipios y que no son más que los restos del naufragio de la burbuja inmobiliaria de finales de la década pasada.

Afiliado al PC e IU desde muy joven, ha formado parte de la presidencia Regional y del área Federal de Medio Ambiente siendo un pilar fundamental en nuestra región en la defensa de los pequeños agricultores y la lucha por nuestros ríos y el uso del agua. Políticamente ha colaborado y formado parte de innumerables propuestas y luchas, siempre encaminadas a mejorar la vida de las gentes, una defensa que nunca abandonó, ni siquiera en los momentos más duros de su enfermedad, como muestra, hace unos días seguía empecinado en la defensa de su tierra luchó contra una obra de la CHS que finalmente se consiguió paralizar.

Pero la política no fue más que una pequeña parte de su vida, amante de la Cultura, el Teatro, la Poesía y la Música, pasiones que llevó más allá. Escribió varias obras de teatro, que incluso han sido llevadas a los escenarios, que con humor y sátira, seguía reivindicando la justicia y el bien. Formó parte de la Sociedad Musical de Cehegín, donde consiguieron diversos premios a nivel nacional, siempre a cuestas con su Fagot. Y, como olvidar, su pequeña huerta, donde pasaba sus ratos libres, trabajando la tierra de manera tradicional, como hacían nuestros abuelos.

Aunque el cultivo que mejor hizo fue la amistad, nunca negó la mano a nadie y todo el que se acercó a él tuvo su calor al instante. Sentimos orgullo de poder llamarlo AMIGO.

Pero su mayor éxito, sin duda, fue su familia, donde podemos ver reflejado todo aquello que admiramos y que lo mantendrá entre nosotros, abnegado padre y esposo, transmitió sus valores hacia una generación que, siguiendo sus pasos, hará de este mundo un lugar mejor.

Que la tierra te sea leve, compañero. No te olvidaremos.