AYUNTAMIENTO DE CARAVACA

Lucía Amador y Jesús Botía, del Sierra de Mojantes de Archivel; Alejandro Martínez y Alberto Martínez, de La Santa Cruz; Javier Aznar, de Nuestra Señora de la Consolación; y Rim Mhalde, del Cervantes, han resultado finalistas en el concurso del Día Mundial del Agua, convocado en los distintos países donde tiene presencia Aqualia.

El alcalde, José Moreno, acompañado por la concejala de Educación y Juventud, Esther Poveda, y el concejal de Urbanismo, Obras, Agricultura, Ganadería, Medio Ambiento y Pedanías, Enrique Fuentes, entregaron el premio a los escolares caravaqueños, destacando la importante función educativa de iniciativas como ésta, que conciencian desde edades tempranas sobre la necesidad de adoptar hábitos responsables con respecto al agua, tanto en lo relativo a su consumo, como a su devolución al medio natural, a través de los procesos de depuración.

El acto, celebrado en la Casa de la Cultura ‘Emilio Sáez’, también contó con la participación del responsable del servicio municipal de aguas de Caravaca de la Cruz, Mario González, que resaltó la alta participación en el municipio y la satisfacción por haber podido hacer llegar el mensaje de este año: “Han podido conocer mejor el agua y su ciclo integral, así como el trabajo que supone llevarla a los hogares con totales garantías, con calidad y cantidad y además utilizando tecnologías que les hacen la vida más fácil y les ayudan a consumirla de forma más responsable”.

El certamen se convocó el 22 de marzo, Día Mundial del Agua, con el lema “El ciclo del agua para valientes”, en torno al microsite www.elciclodelaguaparavalientes.es y llamaba a participar a los niños de 3º y 4º de Primaria de los colegios de España en los que Aqualia está presente. Este año se ha propuesto a los niños que plasmaran su conocimiento sobre cada una de las fases del ciclo del agua en un entorno de cuento. Magos, paladines y otros personajes han inspirado a los pequeños en este divertido reto, potenciando su creatividad a la par que su concienciación sobre el agua.

Desde la organización del certamen apuntan que el objetivo era fundamentalmente que “puedan recorrer cada una de las etapas del ciclo integral del agua, demostrando, además, lo que han aprendido sobre ello, creando su propio entorno de cuento”.