El Dr. Miguel Ángel Gomáriz es licenciado en medicina y cirugía por la Universidad de Murcia, máster universitario en técnicas avanzadas en medicina estética y láser por la Universidad CEU Cardenal Herrera de Valencia y médico de urgencias y emergencias.

Desde diciembre de 2018 es el director médico de la clínica Aureum Medicina Estética y responsable de la aplicación de los tratamientos en el centro.

Dr. Gomáriz, ¿cuál ha sido su trayectoria en el mundo de la medicina estética?

Dr. Gomáriz:  Pues soy especialista en Medicina de Familia y trabajo en urgencias hospitalarias desde 2008. En 2016 realicé el Máster de técnicas avanzadas en medicina estética y láser por la Universidad CEU de Valencia y descubrí una rama de la medicina distinta, que comenzó como un hobbie o pasión y día a día hemos ido adentrándonos más en éste sector y creciendo. 

¿Cuáles son la principales  preocupaciones  de los pacientes que acuden a la consulta de medicina estética?

Dr. Gomáriz:  Realmente a nuestra consulta los pacientes llegan queriendo mejorar ciertos aspectos de su imagen o salud, porque en el fondo también es salud ya que muchas veces sentirnos bien por fuera hace que lo hagamos internamente. Y por otro lado, acuden con el “miedo al cambio” y lo expresan con frases típicas como “que no se me note”, “no quiero verme cambiada” o “no quiero tener cara de asustada”. Ante esto explicamos a nuestros pacientes que somos de la corriente del “mejorar sin despersonalizar” y apostamos por cambios sutiles y graduales que nos hagan vernos mejor sin perder nuestra esencia.

Dentro de los múltiples procedimientos de la medicina estética ¿cuáles son los más demandados?

Dr. Gomáriz:  A veces depende de la época del año en la que estemos, así en época de verano aumentan los tratamientos corporales como anticelulíticos y lipolíticos  y en inviernos o épocas con menos sol, son más demandados los peelings o los tratamientos que conlleven agresiones controladas de la piel.  Por otra parte, durante todo el año lo más demandado es la toxina botulínica (botox) para relajación de arrugas de expresión, los rellenos con ácido hialurónico, los hilos tensores o los estimuladores del colágeno para redensificar nuestra piel. 

Parece que en la actualidad hay un auge en la demanda de tratamientos médico-estéticos, ¿cuáles son los principales problemas a los que se enfrenta el sector?

A mi forma de ver, el problema que puede acarrear esta gran demanda es perder el norte de lo que es realmente la medicina estética. Para mí se trata de mejorar nuestro aspecto pero manteniendo nuestra esencia y sobre todo, mirando ante todo la salud. Debemos intentar huir de los tratamientos en exceso o cuando no están indicados y sobre todo hacerlo en manos de profesionales cualificados.

¿Qué recomendaciones suele hacer a los pacientes que acuden a su consulta en Caravaca?

Dr. Gomáriz: En primer lugar intentamos aprovechar la consulta para dejar clara la importancia de una higiene facial adecuada y de la fotoprotección solar que tan importante es durante todo el año. En segundo lugar, cuando quieren comenzar a tratarse aconsejamos que comiencen poco a poco y de forma progresiva, ya que las prisas no son buenas consejeras y los cambios bruscos no son lo más indicado.

¿Existen contraindicaciones para los tratamientos más habituales de medicina estética?

Dr. Gomáriz:  Debemos regirnos por las indicaciones que nuestra Sociedad Española de Medicina Estética (SEME) en las cuales no está indicado tratar a enfermos reumáticos, pacientes  que tomen anticoagulantes, embarazadas..etc. Hay que hacer una buena historia clínica y siempre que existan dudas al respecto, es mejor no tratar ya que no sería ético mermar la salud de nuestros pacientes por aplicar tratamientos estéticos.

¿Detecta vd intrusismo en el sector?

Dr. Gomáriz:  Realmente siguen existiendo personas que aplican tratamientos inyectables sin tener la cualificación exigida ni a nivel individual ni a nivel del centro donde lo ejercen, que evidentemente no son centros sanitarios que cumplan las normas que sanidad en Murcia a día de hoy nos exige. Pero como suelo decir, “allá la conciencia de cada uno”. En nuestra mano sólo está intentar hacer las cosas bien cada día que nos ponemos la bata para ejercer como médicos, que a fin de cuentas es lo que somos los médicos estéticos.

¿Es la medicina estética un sector vetado al hombre o esta circunstancia está cambiando?

Dr. Gomáriz: Pues gracias a Dios el hombre está irrumpiendo cada día con más fuerza en el sector. Hace años ir a un centro de medicina estética era concebido como “cosa de mujeres” y para el hombre era un poco “tabú”. Ahora estamos en un punto en el que la cantidad de hombres se está igualando con las mujeres, aunque en honor a la verdad, ellas siguen siendo mayoría.

Para acabar, ¿cuál sería su recomendación para alguien que esté sopesando la posibilidad de someterse a un tratamiento de medicina estética.

Dr. Gomáriz:  Pues le daría el mismo consejo que daría a un familiar o a un amigo. Que busquen un centro que tenga todas las garantías sanitarias y que se pongan en manos de un profesional cualificado y que les transmita confianza, porque a fin de cuentas, esa confianza “médico- paciente” es la base de cualquier ejercicio de la medicina sea en el ámbito que sea.