Pedro Antonio Hurtado García

En los próximos días se cumplen los primeros diez años sin su existencia. El éxito, le embriagó; la gloria, quizás, no supo administrarla adecuadamente y los excesos y las malas compañías fueron, probablemente, el detonante que desencadenó el final de su existencia. Voz privilegiada y poderosa, capaz de asumir los más difíciles giros. Pero, así y todo, fue a dar con sus huesos en la muerte más prematura a una edad tan joven como inadecuada para abandonar la vida. Tenía 48 años cuando falleció por ahogamiento, en forma de asfixia, provocado por la inundación de las vías respiratorias.

Whitney Elizabeth Houston (09-08-1963, Newark-Nueva Jersey-EE.UU./11-02-2012, Beverly Hills-Los Ángeles-California-EE.UU.), artísticamente conocida como Whitney Houston, cantante de soul, rhythm and blues, góspel, pop o blues, entre otros géneros. Hizo incursiones, con relevante éxito, en el mundo cinematográfico, como actriz, a lo que añadió su faceta como compositora, modelo, empresaria y productora. Se le colocó el sobrenombre de “The voice” (“La voz”), a lo que respondió convirtiéndose en la artista femenina más galardonada de todos los tiempos, certificado por el “Libro Guinness de los récords”, en base a sus 2 premios “Emmy”, 6 “Grammy”, 30 “Billboard Music Awards” y 22 “American Music Awards”, logrando un total acumulado, entre unos y otros, de más de 400 premios conseguidos hasta 2016. Atesoraba, igualmente, la virtud de ser una de las artistas musicales que más discos ha vendido en el mundo, alcanzando sus cifras los más de 170 millones de álbumes, sencillos y vídeos.

Importante carrera.- Es tan amplia y densa su trayectoria que tendremos que utilizar el mayor esfuerzo de síntesis.​ Tuvo grandes influencias de cantantes de soul, principalmente su madre, Cissy Houston, su madrina Aretha Franklin y sus primas Dionne Warwick y Dee Dee Warwick. Comenzó en el coro de niños, a los once años, y fue descubierta por el presidente de la discográfica “Arista Records”, Clive Davis, justo al cantar con su madre en clubes nocturnos de Nueva York. La mayor fama le llegó ​en 1985, publicando su álbum “Whitney Houston”, del que vendió más de 13 millones de copias en EE.UU. y varios millones más en otros continentes, convirtiéndose en el álbum de debut más exitoso de la historia para una solista. En 1987, lanzó su segundo álbum de estudio, que sería el primero, de una artista femenina, en debutar como líder de la lista de ventas “Billboard 200”.

Primera en todo.- Fue ​la primera intérprete femenina que permaneció en el primer puesto de las listas de éxitos a lo largo de 50 semanas, con sus álbumes “Whitney Houston”, “Whitney”, “Waiting to exhale” y con la banda sonora de “El guardaespaldas”. Con 7 álbumes de estudio, 3 bandas sonoras, varias compilaciones y 53 sencillos, de los cuales 11 fueron número uno en la lista “Billboard hot 100”, conformó una discografía inmejorablemente enriquecida. Y fue “I will always love you”, de noviembre de 1992, el sencillo más vendido por una artista femenina, canción, además, más notable de la banda sonora de la película “El guardaespaldas” (1992), en la que la intérprete de color estrenó su carrera cinematográfica como protagonista, junto a Kevin Costner, un disco de banda sonora con más de 45 millones de copias vendidas hasta 2012. Y hubo más películas y más éxitos. Ha sido influyente en las carreras de Céline Dion, Christina Aguilera, Britney Spears, Jessica Simpson, Ariana Grande, Nelly Furtado, Laura Pausini, Alicia Keys o Nick Carter, entre otras grandes figuras. Su marcado reconocimiento le permitió firmar el más sustancioso contrato, en 2001, con “Arista”, por cien millones de dólares.

Boda y madre.- A los 16 años, le brindaron la oportunidad de ser la voz principal en el sencillo de la banda de Michael Zager, “Life’s a party”. A principios de los ‘80, comenzó a aparecer en varias revistas como modelo, figurando en algunas portadas. Nuevo éxito comercial con “Hold me”, un dueto con Teddy Pendergrass. Y, así, un disco, otro, otro y otro, cuyas ventas, en todo caso, se contaban por millones de unidades. Destaca, igualmente, la interpretación del himno nacional de EE.UU., “The star-spangled banner”, en varios acontecimientos deportivos internacionales. En 1989, crea su propia fundación, “Whitney Houston foundation for children”, ocupándose de ayudar a numerosos niños sin hogar, además de colaborar con menores enfermos de cáncer. ​El 18 de julio de 1992, la intérprete contrae matrimonio con el cantante Bobby Brown, en su Nueva Jersey natal. En marzo de 1993, alumbró una niña, de nombre Bobby Kristina, a la que pudimos escuchar, junto a su madre, en la canción “My love is your love” e, igualmente, en el tema “Family comes first”.

Generadora de oro.- Trabajó con los más distinguidos intérpretes cinematográficos, con los más relevantes músicos y solistas y todo lo que tocó lo convirtió en oro, menos su vida, que perdió pronto. Afrontó el musical para televisión “Cinderella” (“La cenicienta”), producido por “Brown House Productions”, la productora de la propia artista. Todo lo que hacía resultaba nominado, premiado, valorado y admirado. Duetos con otros grandes artistas, como Mariah Carey, siguen jalonando el éxito de su brillante carrera. Y llegaron sus álbumes de grandes éxitos con ambiciosos contenidos y espectaculares ventas.

Las drogas.- Luego, surgió la etapa más convulsa y turbulenta de su vida, cuando reconoció que venía consumiendo cocaína, marihuana y otros fuertes narcóticos, un maltrato a su propio cuerpo que resultó estar acompañado por el semejante tratamiento que le propinaba su propio marido, a lo que siguió una demanda de su padre, por importe de cien millones de dólares, por la venta de acciones de la empresa del referido padre. Además, argumentaba su progenitor que fue su representante durante mucho tiempo sin recibir compensación alguna. En el transcurso de la demanda, murió su padre, lo que posibilitó que la citada demanda fuera desestimada por los tribunales.

Disimulando.- Centro de rehabilitación de drogas en 2004, repetido en 2005. Reaparece en 2006 y calla comentarios. Pero nada iba bien. Nuevo recopilatorio redundando en el éxito. Inicia nueva gira mundial denominada “Nothing but love tour”, en Moscú, concluyendo en Finlandia. Más galardones y nuevos reconocimientos. Aparece en diversas fiestas animada a disimular sus problemas con las drogas, para lo que se reúne con varios colegas en esos ambientes, improvisa nuevos duetos en directo, en tales celebraciones, con los que encandila notablemente.

Su final.- Pocos días después, falleció, a la edad de 48 años, en un hotel de Beverly Hills-Los Ángeles, mediante lo que, inicialmente, fue catalogado como fallecimiento por causas desconocidas. Sería encontrada en la bañera de su habitación del hotel, boca abajo y sin vida. Se celebró un funeral góspel multitudinario y fue enterrada junto a su padre, en Nueva Jersey. Un documento forense desveló que su tabique nasal tenía un agujero, producto del uso crónico de cocaína. ​

Descanse en paz esta inolvidable y mítica artista que nos dijo adiós, hace, ahora, diez años. Buenos días.