La Consejería de Sanidad recomienda, con motivo del Día Mundial del Sueño, que se celebra mañana bajo el lema ‘Dormir bien es un sueño alcanzable’, un descanso eficaz para gozar de una vida más sana y prevenir enfermedades, ya que el sueño es una función esencial para la vida.

La Consejería de Sanidad recomienda, con motivo del Día Mundial del Sueño, que se celebra mañana bajo el lema ‘Dormir bien es un sueño alcanzable’, un descanso eficaz para gozar de una vida más sana y prevenir enfermedades, ya que el sueño es una función esencial para la vida.

El director general de Salud Pública y Adicciones, Manuel Molina, destacó “la necesidad de que todos hagamos una reflexión acerca de si descansamos lo suficiente y ese sueño es de calidad para prevenir numerosas dolencias”.

Molina señaló que la respiración regular durante el sueño es fundamental para el bienestar y la salud, por lo que es recomendable incidir en la prevención para evitar dolencias y enfermedades que derivan de la falta de descanso, ante lo que recordó la labor que realizan las unidades de sueño de los hospitales de la Región.

También destacó que “hay tres elementos configuran la buena calidad del descanso, la duración, continuidad y profundidad, de modo que la duración del sueño debería ser suficiente para estar descansado y alerta al día siguiente, los ciclos del sueño no sufran interrupciones y que éste sea suficiente para ser restaurador”.

Enfermedades del sueño más frecuentes

Las unidades de sueño de los hospitales ofrecen procedimientos de diagnóstico y recomendaciones para el control de la apnea y la narcolepsia, que conllevan somnolencia diurna y trastornos relacionados con el sueño.

El síndrome de apneas del sueño afecta a más del 10 por ciento de la población. Es la enfermedad por la que más pacientes consultan, alcanzando entre 1.000 y 1.100 pacientes anuales en la Unidad del Sueño del hospital Morales Meseguer. En la zona de influencia de este centro hospitalario hay alrededor de 4.100 pacientes adultos en tratamiento con un dispositivo denominado CPAP (Continuous Positive Airway Pressure), que aplica presión positiva para facilitar la respiración.

El promedio de estudios que realiza la Unidad de Sueño del hospital Virgen de la Arrixaca es de unos 1.200 al año. En este centro, los trastornos respiratorios pueden llegar a ocupar el 25 por ciento de la demanda de trastornos respiratorios del Servicio de Neumología. La unidad ha sido reacreditada por la Sociedad Española de Aparato Respiratorio para proporcionar este servicio con unos estándares de calidad adecuados.

Otras enfermedades del sueño poco frecuentes o que sólo requieren tratamiento en caso de tener consecuencias durante la vigilia son la narcolepsia, el síndrome de piernas inquietas o el sonambulismo.

En todos los casos es recomendable tener unos adecuados hábitos de sueño: dormir con un horario regular y una cantidad de horas adecuada. Los expertos sugieren una media de 7 u 8 horas/noche para los adultos, 9 a 11 horas los niños en edad escolar y 8 o 10 horas los adolescentes. El ambiente adecuado, evitar el alcohol y sustancias estimulantes, no cenar en exceso y evitar actividades estimulantes en horas previas son aconsejables.

Riesgo de enfermedades

Dormir poco supone un factor de riesgo en muchas enfermedades, favoreciendo el desarrollo de enfermedades como la diabetes, obesidad y dolencias cardiovasculares. También estimula el deseo de alimentos ricos en calorías, reduce el gasto energético y aumenta el peso.

El sueño sano facilita la preservación de la salud mental, mejora la vigilancia, atención, concentración y rendimiento académico y disminuye el riesgo de accidentes automovilísticos.

En el año 2008, la Asociación Mundial de Medicina del Sueño (World Association of Sleep Medicine) creó el Día Mundial del Sueño para llamar la atención a la población mundial sobre los diversos problemas relacionados con el sueño y poder dar una solución personal a cada persona que padece estos trastornos.