MARIANA PÉREZ/GERENTE Y TATUADORA EN SKULLS LADY TATTOO AND GALLERY

En los últimos meses se está escuchando que se van a eliminar de los pigmentos para el tatuaje los colores azul y verde, en concreto Blue 15 y Green 7, pero lo cierto este esta batalla esta abierta desde Enero de 2020.

Según la ECHA, Agencia Europea de Sustancias Químicas, estos dos pigmentos están prohibidos en la industria cosmética, y si no se usan en tintes para el pelo tampoco deberían hacerse bajo ella mediante el tatuaje, un estudio sin base y contradictorio porque, por ejemplo, su uso no está prohibido en cosmética facial como los eye-liner que entran en contacto directamente con las mucosas de los ojos.

Ningún estudio hasta el momento ha comprobado los daños que estos dos pigmentos tatuados puedan causar a largo plazo en una persona, e incluso admiten en su informe que sus consecuencias son hechos “poco conocidos”.

Pero me atrevería a decir que esta prohibición va más allá de el “problema” con estos dos pigmentos en concreto.

La industria del tatuaje está en auge, es un hecho visible. Estudios de tatuaje proliferan en todas las ciudades de nuestro país y en el mundo entero.

Cada vez más personas eligen esta profesión y cada vez son más empresas las que se suman al carro fabricando o vendiendo productos para profesionales del tatuaje.

Las grandes marcas de farmacéutica y cosmética se han dado cuenta de que el tatuaje es una industria con una remuneración económica en alza, y lógicamente quieren tener su parte del pastel.

Estas y otras normativas sanitarias harán que, en unos años, todo el material de tatuaje sea regulado por industria médica y farmacéutica, que en parte ya se hace, al menos en España.

Todos los estudios de tatuaje españoles cumplimos una normativa sanitaria bastante estricta, utilizamos material esterilizado y procuramos que la higiene y desinfección de este sea totalmente óptima para la realización de nuestro trabajo.

Un buen profesional del tatuaje trabajará siempre con el mejor material, por caro que sea la adquisición de este, ya que esto incrementa el valor de su trabajo.

Somos los primeros interesados en que nuestros clientes queden satisfechos y no tengan ningún problema con nuestro trabajo.

Volviendo al tema de las tintas verde y azul, tenemos de plazo hasta el 2023 para que se comprueben con estudios científicos que estos pigmentos para tatuaje no causan problemas a largo plazo y esta prohibición quede en el olvido, o que las empresas que fabrican los pigmentos de tatuaje se pongan las pilas y adapten estos colores a las normativas.

Los iniciadores de la petición europea, Michl Dirks y Erich Mähnert lanzaron la propuesta en línea al Parlamento Europeo “Save the Pigments” por la cual se han conseguido hasta la fecha casi 100.000 firmas.

 

Todas y todos los profesionales y amantes del tatuaje deberían pasar por la plataforma de peticiones al Parlamento Europeo y firmar la propuesta, para que esta nueva legislación sea frenada y no se destruya el tatuaje.

Sin los pigmentos verde y azul, el 60% de colores para el tatuaje tampoco existirán, con desastrosas consecuencias para los profesionales del tatuaje y para los amantes de este arte milenario, que lucen en sus cuerpos auténticas obras de arte a todo color.

¿Cómo firmar?

-Entra en el portal de peticiones de la UE www.europarl.europa.eu/

-Regístrate.

-Ingresa no. 1072/2020 en la barra de búsqueda.

-Haz clic en Petición de apoyo.

Sigue todos los avances de la petición en Instagram @savethepigments.