JAIME PARRA/Fotos MARÍA CAPARRÓS

Dentro de dos meses aproximadamente se podrán ver los resultados de «Ruido de tijeras», el corto rodado por el caravaqueño Jesús LópRodaje  corto caravaqueñoez Melgares «Susi» con un grupo de amigos y los actores Fernando Ripoll y Javier Soto.
«Radicalmente independiente», define Jesús la producción cuyo presupuesto ha rondado los 400 euros, aunque, matiza, «si no hubiéramos tenido el equipo y la colaboración desinteresada hubiese costado entre dos y seis mil euros».

Génesis de «Ruido de Tijeras»
«Asistía a un curso de escritura dramática para teatro. Nos pidieron una historia y yo tenía guardados recortes sobre un torturador del franquismo. Me interesaba el personaje; no tenía historia pero sí personaje. Empecé a trabajarlo, escribí un par de monólogos; primero eran cuatro o cinco personajes, que se quedaron en dos. Leí unos cuantos libros, como «el alma de los verdugos»».

Género
«Aunque me inspiré en un hecho real, la historia es ficción. Entre el thriller y el género negro, teniendo en cuenta que es un corto de veinticinco minutos, pero tiene solución<«.

El medio
«En principio era para una obra de teatro y la estructura la mantiene. A mí me gustaría verlo, pero no sé si está cerca el momento. El teatro siempre está en crisis, pero ahora más en crisis que nunca. De hecho, dos compañías estaban interesadas. Una no contestó; otra no pagaba nada. Yo no pretendía sacarle beneficio, pero sí el 10% que es lo normal en estos casos».

El escenario
«La rodamos en el antiguo colegio de Las Monas, que lleva quince años abandonado. Fue idea de Mariabe y cuando llegamos nos enamoramos de él. Yo estuve de pequeño y cuando ves cómo ha cambiado hasta da cosica. Era perfecto para lo que queríamos: da miedo. Solo tuvimos problemas con el ruido del tráfico, así que ahora estamos doblando las voces».

Fotografía
«La rodamos a color. Desde principio quería que la idea fuera a color: antiguamente la luz amarilla era luz de día y la azul luz noche, pero ahora se está reinterpretando y con la luz azul se hace el día y se consigue una luz metálica, muy fría. «Hunger», de Steve McQueen fue una inspiración. Hicimos una prueba en blanco y negro, pero tenía claro que la quería rodar en color».

Referentes
«Más los largos que los cortos. Me gusta el estilo de Kubrick, sus planos largos de geometría perfecta; a nivel de guión Tarantino y su «Reservoir Dogs»: pocas localizaciones y mucho diálogo: historia grande sin un gran presupuesto. Y comentaba antes «Hunger».

Banda sonora
«El leitmovit es de piano. Y el resto música electrónica, una cosa minimalista, un in crescendo para la tensión como los que se utilizan en series, por ejemplo: «Breaking Bad» o «True Detective». Y queremos cerrar el corto con un tema de un grupo de Murcia para los créditos finales».

El futuro
«Este año me voy a Salamanca a hacer un master de guión y cine en el que tenemos que realizar varios proyectos: creo que un cortometraje, un largometraje y el tratamiento de la serie. Tengo cinco o seis ideas en mente, pero es complicado a rodar, aunque me gustaría que para verano. De todas formas, soy escritor antes que nada: he escrito desde pequeño, he ganado unos cuantos concursillos, de poesía el año pasado. Tengo la pasión por el cine tan asumida que me parecía lo normal. Yo leía «cinéfilo» y pensaba «a todo el mundo le gusta el cine, quién es cinéfilo»».

¿Quién es quién en «Ruido de Tijeras»?

Jesús López Melgares – Guión y Dirección
Elena Carrasco – Script y Ayudante de Dirección
Juan Antonio Ros – Director de Fotografía y Operador de Cámara
Alberto Porras – Segundo Operador de Cámara y Postproducción
José Lax – Operador Flycam
Diego Manero – Director Artístico y Storyboard
Dani Cabrera – Edición
Saray Díaz – Maquillaje y FX
María Caparrós – Fotografía MakinSusi, director el cortog Off
JuanPa Cabrera – Sonido
Ángel Navarro – Técnico electricista
Kike Guirao – Músico

Billy el Niño como inspiración

Tal vez Susi se detuviera en este titular: «González Pacheco, alias «Billy el Niño», un policía estrella». O en este otro: «Billy el Niño: un apodo infantil para un supuesto torturador franquista». O quizá se fijase en uno publicado en prensa extranjera: «Facing His Torturer as Spain Confronts Its Past».
Pero fue en las páginas de Sucesos de los periódicos, donde confiesa que encuentra temas para su obra, donde halló la historia de Antonio González Pacheco, alias Billy el Niño, que le sirvió de inspiración para el argumento de su corto «Ruido de Tijeras».
Billy el Niño fue policía durante el franquismo y La Transición -conocido por los malos tratos y torturas que infligía a sus presos- al que el ministro Martín Villa, le concedió la Medalla de Plata al Mérito Policial. En 1982 abandona la Policía y, salvo para sus víctimas, dejan de tenerse noticias de él hasta que una juez argentina, María Servini, dicta orden internacional de busca y captura en 2013. Poco a poco la prensa comienza a recoger los testimonios de quienes torturó: una de esas historias llegó a oídos de Jesús López Melgares, que encontró el argumento para la obra de teatro que acabó convertida en película.