METEOCARAVACA

En este artículo se van a resumir los principales acontecimientos meteorológicos que han tenido lugar durante el año 2019 en las comarcas del Noroeste y Río Mula.

2019 ha sido un año de intensa actividad meteorológica en las comarcas del Noroeste y Río Mula, siendo, como ocurrió en 2018, de nuevo un año muy húmedo en gran parte de estas comarcas, sobre todo en las zonas más expuestas a los vientos de levante. Gran parte de las lluvias de este año se han acumulado en las 3 DANAS que han afectado al sureste de la península ibérica este año. En el Noroeste, a diferencia de otras zonas del sureste, las lluvias originadas por estas DANAS han sido en general muy beneficiosas, como es habitual en este tipo de situaciones, ya que suelen estar caracterizadas por la persistencia y no por la torrencialidad. A pesar de esto, el año 2019 comenzó con un invierno extremadamente seco, siendo, por ejemplo, el invierno más seco en Caravaca desde que se tienen registros (año 1933) con tan solo 10 l/m2. Este periodo seco, que comenzó en diciembre, se prolongó hasta abril, mes en el que los últimos 3 días de la Semana Santa estuvieron protagonizados por un importante temporal de lluvia en las comarcas del Noroeste y Río Mula. En este episodio, en general, se superaron los 100 l/m2 por lo que, de acuerdo con los datos facilitados por Juan David Pérez, la Semana Santa de 2019 fue la más lluviosa desde 1955 en Cehegín, dato que es extrapolable a gran parte del territorio de ambas comarcas. Las precipitaciones en el periodo de mayo a julio fueron escasas. Sin embargo, el 20 de agosto una fuerte tormenta descargó en los cascos urbanos de Caravaca y Cehegín, superándose en ambos puntos los 50 l/m2. En el caso de Caravaca, con 52 l/m2 se trata del día con mayor precipitación registrada en un mes de agosto. Los días 12-14 de septiembre tuvo lugar una de las DANAS más severas que han afectado al sureste peninsular en los últimos 150 años, que derivó en graves inundaciones en la comarca de la Vega Baja alicantina y en el Mar Menor. En el Noroeste y Río Mula se superaron de nuevo los 100 l/m2 de forma generalizada, siendo Calasparra la zona donde más llovió con un acumulado de 185 l/m2. Por último, entre los días 2 y 4 de diciembre, una nueva DANA dejó de nuevo acumulados generosos en ambos territorios, destacando en este caso Bullas, por su buena exposición a los vientos de levante, con un acumulado de 140 l/m2 en la estación que dispone AMETSE en La Rafa.

En definitiva, en gran parte del territorio de las comarcas del Noroeste y río Mula se han superado los 400 l/m2, siendo Bullas y Moratalla las cabeceras comarcales que más lluvia han registrado este año con 557 y 550 l/m2. En Cehegín el acumulado se ha quedado en 512 l/m2, en Caravaca en 476 l/m2, en Calasparra 439 l/m2 y en Mula 406 l/m2.

Con respecto a las temperaturas, en primer lugar, hay que destacar el episodio de heladas tardías la última decena de marzo, que derivó en una importante reducción en el almendro y frutales de hueso. Una vez más, aunque agosto comenzó con un importante episodio cálido, la comarca del Noroeste se libró de padecer olas de calor, como las que sufrieron numerosas zonas del noreste de la península ibérica. Además, el pasado mes de diciembre fue muy cálido, siendo muy posiblemente, a falta de conocer el dato oficial, el mes de diciembre más cálido en Caravaca desde al menos 1985.

En el gráfico que adjuntamos hemos elegido cinco estaciones, de redes no oficiales, pero que muestran datos interesantes sobre la evolución a lo largo del año: en Calasparra el invierno fue más frío que en Mula, pero el verano fue más cálido. La estación que arroja una media anual más alta es la de “Mula – La Alquibla” con 17,9oC, mientras que la más baja es “Bullas – El Llano” con 15,62oC. Más lejos de los núcleos principales de población, la media más baja de la comarca la encontramos en pedanías altas de Moratalla, donde la falta de datos no permite dar una cifra exacta, aunque de forma aproximada se sitúa en 12oC.

El viento también ha sido protagonista este 2019. Destaca sobre todo el episodio acontecido el pasado 21 de diciembre, día en el que las rachas superaron los 100 km/h en numerosas zonas de la comarca del Noroeste, con los consiguientes daños, sobre todo en forma de caídas de árboles.

Por último, queremos agradecer la labor de los aficionados de la meteorología, gracias a los cuales hemos podido disponer de la mayoría de datos recogidos en este artículo.