MICAELA FERNÁNDEZ

Uno de los tramos de la Vía Verde, entre el apeadero de El Niño de Mula y la estación de La Luz está siendo reparado debido a los importantes daños sufridos el pasado mes de diciembre cuando las fuertes lluvias ocasionaron el desprendimiento de laderas y mal estado del firme.


Desde hace unos días se están desarrollando trabajos en esa zona consistentes en la consolidación de laderas y la construcción de un muro de piedra a ambos lados de la vía para evitar daños futuros.
Las reformas se prolongarán durante varias semanas todavía, ya que el mal estado del tramo y la reforma del mismo precisan de importantes trabajos para que los usuarios de la vía puedan disfrutar de uno de los tramos más bonitos del recorrido.
Además de este punto, existen varios tramos más a lo largo de toda la vía que precisan de su reparación debido a las mismas causas y que dificultan el disfrute de caminantes, deportistas y peregrinos que atraviesan este espacio.