JAIME PARRA

Remedios García, directora general de Agricultura, Industria Alimentaria y Cooperativismo Agrario, es diplomada en Ciencias Empresariales por la Universidad de Murcia y máster tanto en Administración y Dirección de Empresas como en Dirección Financiera por ENAE Business School.

Ha desarrollado su carrera profesional en distintas empresas del sector privado desde el año 2006, con experiencia en todas las áreas que componen el departamento de administración y finanzas, así como en gestión de equipos, además de ejercer como asesora fiscal con asesoría propia.

Desde junio de 2019 era directora financiera de Global París.

¿Puede hacernos una foto fija del estado de la industria agroalimentaria en la región?

Después de la crisis sanitaria que hemos atravesado, de las nuevas normativas en materia medioambiental, del incremento exponencial de los costes de producción, de las cada vez mayores exigencias por parte de los consumidores y, del conflicto bélico entre Rusia y Ucrania,  creo que no es necesario decir que la industria agroalimentaria de la Región de Murcia está más que consolidad y, que ha demostrado una gran capacidad de adaptación a todos los cambios y desafíos que se han desarrollado en tan poco tiempo.

Tenemos una gran riqueza agroalimentaria que va desde la producción propia de una gran variedad de frutas, hortalizas y frutos secos, así como producción cárnica, empresas conserveras, industrias cárnicas, industrias lácteas, quesos, vinos y productos del mar (pescado y marisco fresco, salazones, etc.).

La Región de Murcia ocupa el segundo puesto como exportadora de alimentos, por detrás de Barcelona, y el valor de las mismas supera los 5.000 millones de euros.

Otro detalle que no debemos olvidar son las cifras de empleo, en los primeros cinco meses de 2020, recordemos, en plena pandemia, únicamente la agricultura sumó 18.000 trabajadores, alcanzando así los 92.000 trabajadores.

¿Qué propósitos tiene su Consejería en materia de agroalimentación para los próximos años?

Por supuesto, el Gobierno Regional está comprometido con el sector agroalimentario, siendo varios los propósitos que tenemos para los próximos años, entre ellos:

Traer la máxima cantidad posible de fondos europeos. Estamos trabajando de la mano de AGRUPAL (Agrupación de Empresas de Alimentación de Murcia, Alicante y Albacete) para que nuestras empresas se puedan beneficiar de todos los fondos europeos que están llegando. Además, ya estamos dándole forma a las nuevas convocatorias de ayudas del Programa de Desarrollo Rural, con el fin de que la industria alimentaria pueda seguir modernizándose e invirtiendo en sistemas de producción más eficientes y, lo que es más importante, sostenibles.

Otro de los propósitos del Gobierno Regional en materia agroalimentaria es fomentar la investigación, ponemos a disposición de los agricultores y ganaderos los 90 centros de investigación y los centros de formación y transferencia tecnológica para poder seguir avanzando, para hacer ensayos de nuevas variedades, más resistentes a las enfermedades, que mejor se adapten a nuestro clima y a las nuevas formas de cultivar en las que prima el ahorro hídrico, así como, la reducción de fertilizantes y productos fitosanitarios.

Recuperar cultivos que, por motivos, de falta de mano de obra se han ido perdiendo, pero que han generado riqueza en la Región y que pueden ser claves para la garantizar las continuidad de empresas especializas en estos productos, las cuales, tienen que importar casi la mayoría del producto.

Como no, la promoción de todos nuestros productos por el mundo. Para ello, estamos firmando acuerdos de colaboración con Escuelas de Cocina Internacionales, así como, realizando eventos paralelos a las ferias, con el fin de dar mayor difusión a nuestros productos y, apoyándonos en las embajadas para que nos ayuden a que nuestras acciones de promoción tengan la mayor repercusión posible.

Y, aunque está dentro del punto anterior, quiero hacer hincapié en un propósito que es el de posicionar los vinos de nuestra Región en todas las cartas de los restaurantes Murcianos para que la pregunta del sumiller o del camarero, en su caso, siempre sea la siguiente: “¿Quiere un vino de Jumilla, Yecla o Bullas?”

¿Qué aspectos diferencian al sector agroalimentario de la región de sus competidores?

Sin duda, la capacidad de adaptación a la hora de producir con recursos escasos. Por todos es conocido el déficit hídrico tan importante que tenemos en la Región de Murcia, así que, tanto el sector agrario, como la industria alimentaria han tenido que maximizar la eficiencia en este sentido, se ha invertido mucho tanto en sistemas de ahorro de agua, como en sistemas de depuración y recogidas de agua.

Otro aspecto diferenciador de la industria agroalimentaria de la Región de Murcia es la amplia red de distribución, la cual, permite llevar nuestros alimentos a todos los rincones del mundo.

¿Pueden convivir en la Región de Murcia un modelo familiar y el agroindustrial?

Con respecto a esto, el 78% de las pymes y grandes empresas de la Región de Murcia son empresas familiares, este porcentaje asciende al 92% si tenemos en cuenta todas las empresas sin distinción de tamaño. Por tanto, ya lo hacen.

Además, en el sector productor tenemos más de 100 cooperativas y organizaciones de productores formadas por alrededor de 10.000 agricultores, los cuales, comercializan sus productos a través de estas cooperativas.

¿Cuáles son las fortalezas de las empresas agroalimentarias de la región?

Yo diría que la gran fortaleza de las empresas agroalimentarias de la Región de Murcia ha sido la eficiencia en el más amplio sentido de la palabra. Nuestra industria ha sido capaz de, utilizando recursos escasos como el suelo y el agua, producir una gran cantidad de alimentos. Además, gracias a la valorización de subproductos, se han conseguido reducir tanto el desperdicio, como la pérdida de coproductos de las actividades principales.

¿Y en qué deben progresar?

En la digitalización, puesto que el sector agroalimentario es el sector menos digitalizado en comparación con otros sectores.

En la mecanización y automatización de procesos, puesto que los recursos humanos también son escasos.

¿Cómo se las ayuda para ser competitivas e innovadoras desde el Gobierno regional?

Las ayudas vienen en forma de:

– Subvención: en 2021 hemos puesto a disposición de la industria alimentaria 19 millones de euros para digitalización y transformación, los cuales provienen de fondos FEADER, financiados en un 35% por parte de la Comunidad Autónoma.

– Promoción: asistencia a ferias y organización de eventos paralelos para promocionar nuestros productos.

– Innovación, investigación y transferencia tecnológica.

¿Y en la promoción de sus productos?

Como ya he comentado, el Gobierno Regional tiene como objetivo promocionar los productos de la Región, por su calidad y la sostenibilidad con la que se producen. Así que, hacemos todo lo que se nos ocurre y lo que nos solicita el sector.

El COVID ha revolucionado la forma de promocionar los productos, se encontraron nuevas alternativas a las ferias, con ferias on line por ejemplo. Por lo que, tenemos que estar atentos a todos esos cambios e innovando, ofreciendo alternativas y trabajando, a través de acuerdos de colaboración, con todos aquellos sectores que nos puedan ayudar a promocionar los productos de la región.

¿Qué le piden al Gobierno de España?

Podría hacer una lista interminable de cosas, de hecho, es rara la semana que no sale una carta dirigida a los distintos ministerios que nos afectan. Pediría que luchara más por proteger un sector tan importante, no sólo para la Región de Murcia, sino para nuestro país.

Pediría que exigiera a Europa el establecimiento de cláusulas espejo para poder proteger a nuestros productores, los cuales, se enfrentan a exigencias medioambientales y costes superiores a los productos de terceros países, a los que, al parecer el cambio climático no les afecta.

Pediría que dejara de demonizar la agricultura y la ganadería, porque gracias a ella damos de comer a millones de personas y genera riqueza en la zona en la que se desarrolla.

Pediría que trabajara más de la mano de las administraciones regionales, independientemente de la ideología política.

Y, sobre todo, pediría, que si no quieren hacer algo, que nos permitan hacerlo a nosotros como Gobierno Regional.

En la Región existen varias denominaciones de origen (el arroz de Calasparra, el vino de Bullas…) y varios sellos de indicación geográfica protegida (como el cordero segureño), ¿ha aumentado el mercado para estos productos de calidad diferenciada?

El pertenecer a una DO (denominación de origen) o IGP (indicación geográfica protegida) es una exigencia para muchos mercados, porque es un sello de calidad, el producto tiene una trazabilidad y, hoy en día, los consumidores somos más exigentes con estas cosas.

¿Qué importancia tienen las empresas agroalimentarias en zonas rurales como el Noroeste murciano?

Tienen toda la importancia porque dan trabajo a quienes viven allí, incluso pueden atraer personas de otros puntos geográficos y, esto es fundamental para evitar la despoblación y generar riqueza en las zonas rurales.

En Murcia tenemos varios ejemplos de empresas agroalimentarias asentadas en zonas rurales, uno de ellos es la empresa Marín Giménez situada en Moratalla y especializada en la elaboración frutas, esta empresa da trabajo, cada campaña, a una media de 400 trabajadores.

Otros ejemplos de empresas agroalimentarias de referencia en la Región de Murcia situadas en zonas rurales son: Cofrutos, situada en Cehegín; Postres Reina, localizada en Caravaca de la Cruz; Hida Alimentación, en Mula…