Rosa Mª Carreño Muñoz/Enfermera Centro de Día y Residencia “EL COPO”. A.P.C.O.M.

Vivir, reír, luchar, amanecer, soñar… Palabras que aparentemente y sin pertenecer a ningún contexto ni frase hecha no nos dicen nada pero que si dedicamos un poco de nuestro tiempo a leerlas, pronunciarlas y pensarlas por separado vemos su magnífico significado. Eso es parte, sólo una pequeñita parte de lo que hacen a diario nuestros usuarios del Centro de Día y Residencia El Copo, de APCOM.
Ellos, al igual que cada uno de uEn la piscinano de nosotros ríen, luchan, amanecen un día más, ¡viven! Y ¿Cuál es la diferencia? ¡NINGUNA!. Por eso desde este centro no sólo compartimos su vida sino que compartimos con ellos sus ilusiones, sus risas, sus sueños, sus ganas de vivir y cada día aprendemos algo, ellos nos dan a menudo lecciones de vida, nos animan a sonreír, a seguir adelante y a valorar que cada día nuevo es un comienzo para alcanzar lo que queremos o al menos para intentarlo.
Desde aquí no solo atendemos sus necesidades fisiológicas sino que valoramos otros aspectos para que la atención que reciban sea lo más completa posible. De ahí cabe resaltar la importancia que tiene la atención integral en los cuidados a personas discapacitadas.
Desde el Departamento de Enfermería llevamos a cabo centrar nuestros cuidados en ver a la persona como un ser biológico, psicológico y social, de modo que no sólo se cuida a la persona física o fisiológicamente sino también cuidamos del resto de aspectos que forman la vida de una persona. Para ellos, al igual que para nosotros, todo no se centra en no tener hambre, ni sed, ni sueño, ni dolor… son factores muy importantes pero no son el 100% de lo que necesitan.
Usar un modelo de Atención Integral supone, en términos generales hacer énfasis en la promoción y prevención, cuidando la salud, disminuyendo los riesgos y daños de las personas con discapacidad.
En el Copo, participamos activamente en programas de prevención como los reconocimientos anuales, revisiones bucodentales, ginecológicas… Esto está permitiendo no sólo mejorar la calidad de los servicios, sino generar mayor protagonismo y participación de los usuarios y sobre todo de sus familias sobre las decisiones y acciones que afectan su salud, en el marco del enfoque de Promoción de la Salud y avanzar hacia mejores niveles de bienestar integral de la persona, la familia y la comunidad.
Tanto su entorno como las relaciones con su familia y semejantes son un punto clave ya que pueden influir positiva o negativamente en su salud, por eso cuidar el entorno es uno de los objetivos claves que tenemos fijados para con el usuario. Cuidamos de él a la vez que intentamos cuidar a su familia,proporcionándoles la información necesaria sobre su estado, buscando alternativas a cualquier problema que pueda presentarse de salud u otras dificultades existentes.
Intentamos día a día mejorar la calidad de los servicios ofrecidos y que no sólo quede en diagnosticar una patología sino fijarnos y centrarnos en él, no solo ver sino mirar más allá. A veces un simple paseo bajo el sol, una canción, una caricia puede aliviar síntomas por muy increíble que pueda resultar. «Al final, lo que importa no son los años de vida, sino la vida de los años»(Abraham Lincoln).