JAIME PARRA

Rebeca Gonsery es la número tres de la candidatura Unidad Popular al Congreso de los Diputados por la Región de Murcia.

25 años. Estudiante de Derecho y afectada por las subidas de tasas desde 2011. Así se define. Activista del movimiento educativo y estudiantil desde hace seis años, tanto en coordinación estatal (en Estudiantes en Movimiento) como regional (en el Frente de Acción Estudiantil). Participación en las marchas de la dignidad a nivel estatal y regional desde su comienzo. Vocal de Cambiemos Murcia y miembro de Unidad Popular en Murcia desde el comienzo del proyecto. Participación en otros muchos movimientos sociales como el feminista, por la protección de la huerta, la PAH, plataforma juvenil contra el paro y la precariedad.

-¿Quiénes integran Unidad Popular?

-Unidad Popular somos el resultado de un proceso de confluencia que comenzamos hace meses con la intención de aglutinar a esas personas y entidades políticas y sociales en las que recae la ilusión por el cambio. Hemos intentado contar con todo el mundo, siempre en base a un programa que realmente sepa dar respuesta a las políticas neoliberales y hemos sumado a un grupo muy valioso. Actualmente contamos con la fuerza de Ganemos Cartagena, Izquierda Unida y Alternativa Socialista en la Región, además de la Xunta Aragonesista, Batxarre, Alternativa Socialista, Izquierda asturiana, Republicanos y gente de los movimientos sociales en todo el Estado. Esto nos da una heterogeneidad y una riqueza imprescindible que hemos reflejado en el programa.

 

JAIME PARRA

Rebeca Gonsery es la número tres de la candidatura Unidad Popular al Congreso de los Diputados por la Región de Murcia.

25 años. Estudiante de Derecho y afectada por las subidas de tasas desde 2011. Así se define. Activista del movimiento educativo y estudiantil desde hace seis años, tanto en coordinación estatal (en Estudiantes en Movimiento) como regional (en el Frente de Acción Estudiantil). Participación en las marchas de la dignidad a nivel estatal y regional desde su comienzo. Vocal de Cambiemos Murcia y miembro de Unidad Popular en Murcia desde el comienzo del proyecto. Participación en otros muchos movimientos sociales como el feminista, por la protección de la huerta, la PAH, plataforma juvenil contra el paro y la precariedad.

-¿Quiénes integran Unidad Popular?

-Unidad Popular somos el resultado de un proceso de confluencia que comenzamos hace meses con la intención de aglutinar a esas personas y entidades políticas y sociales en las que recae la ilusión por el cambio. Hemos intentado contar con todo el mundo, siempre en base a un programa que realmente sepa dar respuesta a las políticas neoliberales y hemos sumado a un grupo muy valioso. Actualmente contamos con la fuerza de Ganemos Cartagena, Izquierda Unida y Alternativa Socialista en la Región, además de la Xunta Aragonesista, Batxarre, Alternativa Socialista, Izquierda asturiana, Republicanos y gente de los movimientos sociales en todo el Estado. Esto nos da una heterogeneidad y una riqueza imprescindible que hemos reflejado en el programa.

-¿Qué diferencia a Unidad Popular del resto de partidos que concurren a las elecciones generales?

-Aquí puedo responder con alegría, porque creo que somos el único partido que realmente contiene notas diferenciadoras reales con el resto, en estos momentos en que todos corren al centro. Somos la candidatura de izquierdas al Congreso.

Somos quiénes proponen medidas para un cambio profundo de modelo, como la nacionalización de las empresas energéticas para ponerlas al servicio de la gente, o un Estado 100% laico que respete la libertad de conciencia de la ciudadanía y la política pública.

Creo que es una gran virtud que la gente que forma esta candidatura se defina de izquierdas, estamos cómodos en la izquierda. En Murcia, somos una lista que viene de los movimientos sociales y sabemos que las medidas de derechas que nos han traído aquí no se solucionan con una mejor gestión neoliberal, sino con medidas de izquierdas.

En España al candidato de Unidad Popular no le están dejando participar en los debates con el resto, ¿viven una situación similar en la Región de Murcia?

-Esto es una cuestión que puedo hilar con la pregunta anterior, el hecho de que se intente alejar del debate político al candidato mejor valorado, parte de la tercera fuerza del Congreso solo deja espacio a pensar que somos los únicos que planteamos cambios molestos para el poder establecido.

En la Región de Murcia estamos participando de los debates, sintiendo cierta desigualdad por parte de algunos medios, pero tenemos presencia. También gracias a un gran trabajo del equipo de campaña, que se deja la piel para que lleguemos a las calles cuando no estamos en los medios.

Sí que hay una anécdota respecto a este tema, el miércoles asistimos al debate de Ciudadanos para el Progreso, al que invitaron a todas las fuerzas políticas excepto a la nuestra, tuvimos que reclamar incluso por redes sociales para que se escuchara nuestra voz y nuestras propuestas en ese espacio. Un debate en que marcamos bien esa diferencia en las propuestas de Nuevo País.

¿Cómo definiría a sus compañeros de candidatura para el Congreso y el Senado?

-Puedo decir con orgullo que no somos gente profesional de la política, es algo que nos gusta mucho remarcar, somos la gente afectada de lleno por la crisis. Formo parte de una candidatura que viene de luchar en movimientos sociales muchos años, cada uno en una parte muy concreta que aportan unos principios sólidos que no se pueden evadir en la abstracción. Desde luego somos la única candidatura de la Región a la que no le han contado la crisis en los medios de comunicación, sino que la sufrimos día a día: desahucios, pobreza energética, expulsión de las aulas y empobrecimiento no son titulares en prensa que analizar para nosotras, son los efectos de la crisis en nuestras vidas.

Por eso nos parece imprescindible que esta lista llegue al Congreso, además de tener una candidata que acumula la experiencia del activismo social y el compromiso de construir un Nuevo País sin titubeos.

Para la Región de Murcia, ¿cómo ha sido esta legislatura que finaliza?

-Tenemos un análisis muy duro de la situación, estamos sufriendo consecuencias de una época de obras faraónicas y proyectos innecesarios, como la Paramount y el aeropuerto de cobera entre otros. Tenemos una región en primera línea de empobrecimiento, de paro, brecha salarial y desigualdades. Además vamos a la cola en investigación, política social, desarrollo y educación. Remarcamos que todo esto son voluntades políticas, porque sí se ceden recursos a entidades privadas, sí se invierte en un modelo económico dirigido a la promoción de las grandes empresas y no de la mayoría social.

Tenemos que darle un cambio radical a esto, nos gobierna una minoría empresarial que nunca va a mirar por la gente por mucho que cambie su discurso en campaña electoral.

-¿Cuáles sería las primeras medidas de Unidad Popular en caso de gobernar?

-Vemos que es una prioridad aplicar unas medidas de emergencia social nada más llegar al gobierno. El eje fundamental es la creación de empleo y otros aspectos determinantes para mejorar la calidad de vida de las trabajadoras y trabajadores. La implementación inmediata del Plan de Emergencia Social en la Región de Murcia afectaría en sus distintas facetas a más de 540.000 personas, con un coste de 1650 millones de Euros.

Necesitamos dar trabajo garantizado a esa gente que más tiempo lleva parada y sin ninguna prestación.

Necesitamos una renta mínima garantizada de 529€ al mes que ayude a eliminar ese umbral de pobreza que afecta casi a la mitad de las familias de la Región.

Necesitamos revalorizar las pensiones mínimas ajustándolas al salario mínimo creciente, que pretendemos situar en un primer momento en 976€ al mes, elevando hasta la media europea.

Estas y otras muchas medidas son parte de un proceso creciente que camina al cambio total del modelo productivo que tenemos. Hay que industrializar de nuevo la Región y dejar de ser el sector turismo en el que no se puede investigar ni avanzar y que sólo nos da empleos precarios.

En definitiva queremos construir un Nuevo País, esto es un proyecto que no acaba el día 20D sino que avanza con firmeza más allá de las elecciones, la fuerza está en la mayoría social.