ANA VACAS

Rafael es músico de nacimiento, incluso sin tener ningún tipo de antecedentes musicales su destino estaba irremediablemente escrito. Comenzó de manera oficial a los cinco años con su trayectoria musical, pero anteriormente ya se embelesaba cuando pasaban tocando las cornetas de la banda de su pueblo. Su primer profesor de solfeo tuvo mucho que ver en la continuidad de este pequeño alumno, preocupándose por hacer las clases amenas, consiguiendo que se fuera interesando e involucrando. A los seis años sujetó con sus pequeñas manos la trompeta, aunque no les llegaban casi los dedos a los pistones, pero demostró al poco tiempo su talento con el instrumento que lo llevó en un par de años a formar parte de la banda que siempre había admirado. Oriundo de Orihuela tuvo que marchar a Murcia al Conservatorio Manuel Massotti para estudiar elemental y posteriormente el grado profesional ya que en su pueblo natal no había conservatorio; sus padres no dudaron ni un momento dedicar tiempo en desplazamientos para que Rafael estudiara en dicho centro. A los 16 años comenzó a impartir   clases de música a la par que realizaba sus estudios y a la edad de 19 años, y con enorme sorpresa, le llamaron para dirigir la Banda de Albatera sin tener experiencia previa en esta especialidad, esto consiguió alentar su carácter perfeccionista para interesarse por la dirección de banda de una manera más técnica. Antes de terminar la carrera superior de Trompeta, se plantea comenzar con los estudios de Dirección de Banda en Torrepacheco con Pascual Vilaplana y posteriormente en la escuela privada de Albaida (Valencia). En 2007 termina sus estudios superiores de Trompeta con 22 años, habiendo sido solista en trompeta en numerosas orquestas. Su interés no encontraba límites y decide realizar Dirección de Orquesta en el Conservatorio Superior de Música de Murcia, formándose en ambas especialidades con grandes maestros como J. Miguel Rodilla, J. Rafael, Jan Cober, Lorenzo della Fonte, Franco Cesarini, entre muchos otros. Entra a formar parte del Conservatorio de Caravaca con 23 años dando clase en el centro de trompeta y dirigiendo la Banda de Cehegín. Atraído por la música contemporánea termina realizando un postgrado en el Conservatorio Della Svizzera italiana con el profesor Arturo Tamayo (Lugano-Suiza) (2016-2017), magnífico profesor que le ha enseñado muchísimo.

Rafa, es un músico extraordinario que emana emotividad por todo su ser. No hay que conocerlo para apreciar ese sentimiento puro que lo hace sumergirse en su trabajo con entrega absoluta. Yo he tenido la suerte de formar parte de la Orquesta del Conservatorio y sentir su esencia y exigencia en vivo y en directo, pero, aunque tienes que realizar un esfuerzo importante para poder estar a la altura que exige, llegas a conseguir hacerlo con agrado ya que a su lado se disfruta la música de manera muy intensa. Piensa, que un director no tiene que ser autoritario, para Rafael el músico es como un diamante que hay que ayudar a pulir, ganándose su respeto no exigiéndolo. Su buen hacer y su devoción ha conseguido innumerables premios en estos años, siempre el primer premio en todos ellos;  en el III concurso-curso de dirección de orquesta celebrado en Aspe (2013); en el XXIII Certamen de Bandas Ciudad de Murcia en su 3º Sección;   en el XXV Certamen de Bandas Ciudad de Murcia en su 2ª Sección; 1º premio y mención en el prestigioso X Certamen internacional Vila de la Senia; en el IX Certamen de Bandas sonora de Cullera;  en el XIX Certamen Internacional Villa de Aranda donde consiguió además el premio al mejor director del certamen;1º premio y mención del XLVI certamen provincial de Alicante ;en el XXXIX Certamen de la Comunidad Valenciana.

Toda esta trayectoria, imposible de detallar por su capacidad constante de ampliar su formación, ha derivado en un recorrido a lo largo sobre todo de Europa, donde esta la cuna de la música y existe una afición ferviente y formativa generalizada para los niños, por ello ha viajado por varios países europeos como Oslo donde pudo dirigir la banda de las fuerzas armadas, más tarde estuvo en Augsburg dirigiendo la brass band del estado de Baviera y la Banda de la Universidad. Su inquietud por las brass Band le llevo a Holanda donde estudio con Allan Whitington, donde fue seleccionado para dirigir las Brass Band Manger Musikklag y Brass Band de Leeuwarden, obteniendo excelentes críticas musicales. Fue seleccionado para ser alumno de la prestigiosa escuela de dirección Jarvi en Estonia donde pudo dirigir la Orquesta profesional de Parnu y estudiar con Leonid Grin. Recientemente estuvo en Bélgica donde pudo dirigir la prestigiosa Belgian Guides y la orquesta de Brujas. A pesar de este continuo ajetreo de un país a otro, es muy consciente de la necesidad de estar con la familia y disfrutar junto con ellos todo lo posible; siendo muy organizado, distribuye su tiempo para conseguir una sinergia entre ellos, que para cualquier otra persona sería casi imposible. Pero su necesidad de estar acompañado por su mujer e hijos, hace que encuentre la manera de compatibilizar, ya que la carrera de un músico siempre suele ser muy solitaria y los afectos son una necesidad de primer orden par ser coherente en tu oficio.

Sus sentimientos son muy diferentes según en la disciplina que desarrolla.  En la dirección tienes que estar pendiente de la coordinación de muchos músicos y la responsabilidad es muy grande, (cuando alguien falla es culpa del director, pero si lo hace bien es un logro también es parte del director). En la trompeta es un sentimiento más íntimo, de menos riesgo y responsabilidad, pero las dos le aportan a él, pero también una especialidad a la otra. Considera que la música ordena la vida, ayuda a disfrutar y sobre todo a entender muchos conceptos que ni siquiera pensamos que tenga relación con ella.

Recientemente ha terminado el máster en dirección Sinfónica y Coral en Madrid en el centro Katarina Gurska obteniendo matrícula en todas las asignaturas y estudiando con profesores como Cristóbal Soler, Arturo Tamayo, Nacho de Paz, Bruno Aprea, Vladimir Ponkin y Miquel Rodrigo entre otros. Durante este año ha seguido formándose con grandes directores como Karel Mark Chichon, Alberto Roque, Mark Heron, Mathew J. George y Douglas Bostock, dirigiendo las orquestas profesionales como la Filarmónica de Canarias, la orquesta sinfónica de Murcia, la Orquesta filarmónica de Almaty, la Orquesta de Oporto, la banda federal de la Región de Murcia durante todo el año 2019, entre muchas otras.

Actualmente, sigue desarrollando su formación con grandes orquestas, incluyendo repertorio

sinfónico, operístico y música contemporánea. Es profesor de trompeta en el conservatorio de Caravaca en el que se siente muy cómodo por el gran nivel del profesorado, director de la Orquesta del Conservatorio, director de la Sociedad Musical de Cehegín y director de la Unión lírica Orcelitana de Orihuela.

Tengo que dejar constancia de mi admiración incondicional por Rafa, (como cordialmente le llamamos los músicos), es un verdadero honor poder contar con su presencia en Icon Talents este año. Bienvenido