DIEGO MARÍN RUIZ

Los cambios radicales en nuestros hábitos suelen llegar de forma inesperada o repentina y nos llevan a hacer cosas que nos plantearíamos de otra manera. La vida y la sociedad deben de seguir adelante, y rendirse no está en nuestro vocabulario. Por eso, aunque estoy un poco verde todavía en el tú a tú de las entrevistas y la cercanía suele crear complicidad entre los sujetos, le propongo a Paloma Sala, una atleta caravaqueña a la que no conozco personalmente, una entrevista por Skype. Si en televisión pueden, por qué no yo, al fin y al cabo yo también he estudiado comunicación.

Paloma Sala

Paloma Sala

Paloma Sala es una atleta, en el sentido estricto de la palabra, que después de un año probando suerte en el duatlón profesional ha decidido dar un paso más y participar en triatlón. “Ahora mismo debería estar en Soria preparándome para participar en el campeonato de España”. Es sábado por la mañana y aunque me retraso un poco en mis cosas, y la hago esperar, a la diez de la mañana, no sin algún problema tecnológico antes, le lanzo la primera pregunta.

¿Quién es Paloma Sala?, le pregunto. “Es una chica que lleva corriendo desde los 7 años” me contesta, “cerca de 21 años corriendo, me encanta el deporte, y en edad escolar practiqué otros deportes como futbol y duatlón”. “Al final me decanté por el Atletismo, y hasta ahora, que he retomado los duatlones, lo he estado practicando”. Para quien no lo sepa ha sido ganadora de la liga nacional de Cross en categoría Junior. En esa misma categoría fue quinta de España en 3000 obstáculos y bronce en el campeonato de España universitario. “He participado todas las temporadas del campeonato de España de Cross y de pista cubierta, que te exigen marcas mínimas para poder participar, lo que para mí también son logros”.

“En el mundo del atletismo empiezo muy pequeña, un maestro del colegio me ve siempre corriendo y me pregunta si quiero correr la milla de Caravaca, como era correr, pues dije que sí”. “Aunque como era tan pequeña se lo pensaron para dejarme correr. Pero al final me dejaron participar y quedé tercera. Me dieron mi trofeo y eso me gusto mucho, de ahí a hacer millas por todos los pueblos”. Salvando las distancias, su historia me recuerda un poco a como yo empecé a hacer atletismo y las dificultades para practicar otros deportes que no sean futbol o baloncesto: “Se debería dar más promoción a otros deportes que no sean futbol e incitar a los niños, desde pequeños, a que prueben más variedad de deportes”.

La siguiente cuestión es obvia, me gustaría indagar un poco más sobre si ha llegado el momento de dejar el atletismo o el cambio de disciplina es temporal o compaginable. “Bueno, este año para mí es un poco por probarme. Mi objetivo es, o era, porque no se sabe si podré debutar al final este año en triatlón, clasificarme para el campeonato de España en categoría elite” obviamente, el estado sanitario actual ha trastocado los planes de todo el mundo. “En duatlón me lo propuse y quedé primera en el clasificatorio. Me he adaptado bastante rápido a la bici, así que ahora toca centrarse un poco más en la natación”. “Por otro lado, no tengo intención de dejar el atletismo, aunque ahora esté más centrada en el triatlón”.

Además de una integrante destacada del mundo deportivo profesional, Paloma es graduada en ciencias de la actividad física y del deporte y entrenadora personal online, por lo que no puedo dejar la oportunidad de preguntarle cómo ve la situación de los entrenamientos personales y que gente sin apenas titulación, o conocimientos teóricos, este realizando este tipo de actividades profesionales. “Bien no lo veo, hay gente que sin ningún tipo de cursos, ni nada, por el simple hecho de haber hecho un par de carreras se creen que pueden ser entrenadores. Por experiencia, todo lo que he aprendido en la carrera no se aprende ni en un curso de un fin de semana, ni compitiendo. Puedes tener tu experiencia propia, pero esa experiencia no le sirve a otra persona. El tema de lesiones, sobre entrenamiento, las cargas de trabajo y demás, es lo que se estudia en la carrera y es lo más importante que hay que tener en cuenta. La gente que se está dedicando a eso sin tener titulación sabe que no lo está haciendo bien, el problema es la gente que se fía de ellos pensando que son buenos entrenadores”. “Puede ser muy peligroso para la salud”, concluye.

Para cerrar la entrevista, decido llevar a Paloma a mi terreno, en el que más cómodo me siento y preguntarle, en este caso, por patrocinios. Sepa el lector que he decido hacer de esto una pregunta recurrente para cerrar las entrevistas, la cabra tira al monte, y yo a la publicidad. “No tengo mucha experiencia en el tema, ahora mismo me patrocina una marca de suplementos deportivos y, también, una clínica de fisioterapia en Murcia, pero en el noroeste ahora mismo nada”. “Estuve seis años fuera y de momento no me han ofrecido nada, pero estoy dispuesta, siempre y cuando no sean clínicas o suplementos” me comenta riendo. “En mi etapa en Elche sí que tenía un patrocinador de ropa deportiva”. Me despido de Paloma deseándole toda la suerte del mundo en sus futuros proyectos deportivos, desde aquí la animaremos con ahínco.