JAIME PARRA

Festera de a pie desde hace veinticuatro años, cuando fue una de las fundadoras de Abul Khatar Femenino, éstas son las primeras fiestas que organiza la nueva secretaria de Comisión de Fiestas, Dolores Giménez Reina. “Hubo quien me felicitaba pero también quien me dio el pésame”, bromea.

Una de sus primeras decisiones tras su elección por la Hermana Mayor fue la de enviar una carta personal a cada festero presentándose y pidiéndoles colaboración. “Les facilitaba mi correo y mi móvil y agradezco a quienes me han contestado con sus ideas, desde abajo se ve mucho mejor cualquier circunstancia que pueda suceder en la carrera o en los desfiles”.

¿Cómo decide hacerse cargo de Comisión de Fiestas?

Me lo ofreció la Hermana Mayor, que es a quien corresponde la decisión. Me lo pensé mucho, en mi segundo año de presidenta de Abul Khatar fui miembro activo del Bando Moro. Muy poco tiempo, por lo que para mí fue un shock. Me miré cualquier detalle, los estatutos, el reglamento… para ver qué me hacía falta, y faltaba un equipo.

Así que doy las gracias a gente que se ha comprometido conmigo porque son muy buenos amigos y amigas, y otros que lo han hecho sin conocerme. Diego García, por ejemplo, desde el principio se ofreció a echarme una mano en todo, y lo ha cumplido: es un gran apoyo. Cuento además con el sostén de la Junta representativa de la hermana mayor.

Para mí era también era muy importante el que hubiera muchísima unión entre los tres bandos y comisión, porque los tres la forman las Fiestas junto al Ayuntamiento., era primordial el trabajar juntos. Creo que hemos tenido mucha suerte, con tres presidentes geniales, y cuando lleguen las fiestas esta unión se notará en los resultados.

Hermana Mayor, Secretaria de Comisión de Fiestas, Presidenta del Bando Moro… ¿se valora más a la mujer en las Fiestas de Caravaca?

No es que no se haya valorado, es que no nos hemos decidido. No nos veíamos en estos puestos. Es muy cómodo que te preparen las fiestas, no hablo solo de las mujeres, sino de cuando deben producirse relevos entre quienes las organizan, las Fiestas no se hacen solas, conllevan muchos preparativos y responsabilidad para que los festeros puedan disfrutarlas.

Volviendo a las mujeres, Cuando hemos querido dar el paso, nadie nos ha puesto un impedimento, al contrario, ahora verás cómo detrás nuestro vendrán muchas otras.

¿Qué novedades han preparado para este año?

La noche de las migas se ha propuesto un concurso diferente. Siempre se ha hecho el de las peñas, con las que hemos hablado y su actitud ha sido el ofrecerse para ayudarnos en todo, pero había un vacío hasta que suben al Hoyo o se mueven por las calles. Este año queremos que entre las diez y la una haya migas como siempre en las calles, que se está perdiendo. Hemos propuesto entonces un concurso para familias y amigos que se junten alrededor del Hoyo. Esperemos que se animen y puede resultar una noche buena y agradable. No sabemos si ya obtendremos este año el resultado esperado al ser novedoso, pero esperamos manutenerlo.

El 2 de mayo habrá caballos toda la mañana en la Gran Vía. Para las personas de fuera si están amontonados todos en el Templete es imposible verlo. Desde las 8:30-9:00 habrá caballos de Maruja Garrido a Paco Pim. Que Caravaca esté lleno de caballos.

Este año la bandeja de flores sale de la iglesia de san José y no de la Compañía como los últimos años.

Estrenamos también un recinto festero.

Debería haberse planteado hace mucho tiempo. Sobre todo por respeto a los vecinos. Es verdad que las fiestas son cinco días, pero tampoco es cierto porque, desde que se arreglan los refugios, ya hay ruido, música… A mí me lo plantearon desde el Ayuntamiento, y me pareció muy buena idea: un recinto en el que por otro  lado habrá más convivencia entre los grupos.

 

¿Cómo ve el futuro de las Fiestas?

En mi Junta somos un poco tradicionalistas, sin cambiar nada, porque su esencia es la que es y hay cosas que no se deberían de perder, quizá a la gente joven falta de inculcarles esa tradición un poco.

Las Fiestas tienen todo lo que tienen que tener, en  tradición, en historia, en participación, pero debemos transmitir más el porqué de las fiestas, que los jóvenes no pierdan el norte de por qué se celebran, tal vez las familias no se lo hemos sabido transmitir, que son por la santísima cruz.

-¿Cómo fue la elección del pregonero?

La Hermana Mayor y yo estamos de acuerdo en casi todo. Pero es que el del pregonero fue nuestro primer planteamiento, y las dos teníamos el pensamiento en el mismo sitio. Pedro es un festero de los pies a la cabeza, sabe y siente Caravaca como muy pocas personas. De las personas que he conocido que cuando habla de las fiestas te transmite sus sentimientos. He tenido la suerte de ser amiga suya y aprender de él desde que empecé en Abul Khatar.

– ¿Y la elección de los Festeros del Año?

Nuestros festeros han trabajado para las fiestas algo increíble, sin pretender que se reconozca nada. Los presidentes de los bandos, toda la Comisión se volcó en que fueran ellos. Se propuso y fue unánime.

En cuanto al resto, Mariano García Esteller es una persona muy especial, es casi como Pedro pero con más años. Te explica cada detalle de los rituales de la santa Cruz, de lo que es su papel como cofrade, y cada cosa que te explica te sorprende más por todo lo que ha vivido alrededor de la Cruz.

No conocía a Pedro, caballista del año, y a Piqueras tampoco lo conocía mucho: las dos me han parecido personas excepcionales, dispuestas a echar una mano en todo más allá del reconocimiento.

En cuanto a los Halcones, el año pasado fuimos nosotros y para este no se planteaba ninguna duda: son un referente.

Un deseo para los caravaqueños.

Que nos haga muy buen tiempo, que disfrutemos las fiestas, que pongamos todos nuestros sus ojos en la Santa Cruz