JAIME PARRA

Pedro Hidalgo y Julia Moreno repiten este año como Ceyt Abuceyt y Aixa, tío y sobrina, nacidos en Bullas, prueba de que las fiestas cada vez más no son solo de Caravaca, sino de toda la comarca, hablan en esta entrevista de su primer año participando en un festejo que conocían de cuando su familiar María Dolores Fernández fue sultana hace once años.

¿Cómo vivió las pasadas Fiestas de Mayo?

Pedro: El año pasado fue la novedad, toda una sorpresa, y lo vivimos Julia y yo con mucha intensidad, con más nervios que este año porque al no ser caravaqueños algunas cosas las conocíamos pero de lejos. Novedad, sorpresa y nervios de hacerlo bien, así las vivimos

¿Cuál fue el momento más especial?

Julia: Mi momento más especial fue el día 4 mientras atravesaba la Gran Vía y toda la gente animaba a mi paso.

Pedro: El momento más espectacular para mí fue el del Parlamento, ver tanta gente congregada, viéndolo. Me lo habían comentado otros sultanes y reyes anteriores pero no es comparable con lo que uno vive desde dentro.

Pero no conocía el desfile del día 2 por la mañana por el casco antiguo, me sorprendió mucho tanta gente congregada, la cabila Abul Khatar con una banda tocando el himno de Caravaca y cantándolo ellos. No lo esperaba.

Comentaba en vísperas de las pasadas fiestas que no llevaba mucho tiempo montando a caballo.

Julia: No sabía lo que era montar a caballos hasta hace dos años y me ha encantado tener la oportunidad de desfilar con el caballo en las fiestas de Caravaca. Y sé que esto solo ha sido el principio porque ya tengo previsto desfilar en varios pueblos.

Para que el espectáculo fuera más sentido, ¿ha influido el hecho de que el Sultán sea tío suyo?

Julia: Por supuesto que influye, el hecho de poder desfilar con mi tío hace que te sientas más segura y disfrutes muchísimo más de las fiestas.

El próximo año, ¿les gustaría desfilar con alguna cabila?

Julia: Me ha encantado la experiencia de salir de sultana pero el año que viene me gustaría pasar las fiestas desde otro punto de vista, ya que nunca había visitado las fiestas de Moros y cristianos de Caravaca.

Pedro: Ahora mismo tengo mucho relación con la un cabila, aunque no quiero decir cuál es, pero quiero incorporarme cuando acabe el reinado.

¿Cómo fue el Baile del Moro?

Pedro: El Baile del Moro estuvo muy bien, mejor que el año pasado, más concurrido nuestro campamento moro. Este año además he asistido a la diana con los Abul Khatar, una cosa que no esperaba, y se ha recuperado un parlamento con un Abul Khatar montado en una burra recitando versos que llamó mucho la atención.

Un deseo para estas Fiestas.

Es lo que se dice siempre, pero es necesario que el tiempo nos acompañe, que los caravaqueños vivan con intensidad las fiestas, aunque que los caravaqueños de eso saben, de vivir sus fiestas como nadie, siempre en torno a la verdadera protagonista que es la Cruz de Caravaca.