FELIPA GEA/Psicóloga, Sexóloga y Neuropsicóloga/

ESPACIO DE ALCOBA

Bienvenidas y bienvenidos a esta última sección del año de “Espacio de Alcoba”. Voy a dedicar este último artículo de 2020 a responder una de las preguntas que me habéis hecho llegar a través de una de las vías que hay a vuestra disposición para hacerme llegar vuestras dudas, sugerencias e impresiones. Eso sí, no penséis que esto se acaba aquí. No, no. Esta sección seguirá en el 2021 sin perder de vista que lo importante en ella sois vosotros y vosotras.

¡Hola!

Esta pregunta va a dirigida a Felipa Gea, la psicóloga y sexóloga que lleva vuestra sección de sexualidad en el periódico El Noroeste. […] Mi pregunta es: ¿qué es la brecha orgásmica?

Gracias.

Esta pregunta me resulta muy interesante. Hemos hablado sobre feminismo en esta sección durante varias ocasiones y de la falta de igualdad que existe entre el género masculino y el femenino, de cómo influye el Sistema Patriarcal de cara a la pérdida de derechos de la mujer respecto del hombre, de la desigualdad en los puestos de poder o en los salarios… Muchas de las personas que hoy me estaréis leyendo habréis escuchado hablar de “la brecha salarial” y es posible que muy pocas lo habréis hecho de “la brecha orgásmica”, pero si hacéis comparativas es posible que ya os estéis imaginando de qué se trata esta última.

La brecha de género se extiende hasta la intimidad de nuestro “espacio de alcoba”, nuestra cama y sexualidad también se ven afectadas por la hegemonía del Patriarcado, haciendo que la cuota de placer de las mujeres sea menor que la de los hombres. Esto es la brecha orgásmica. Es decir, la diferencia que existe entre mujeres y hombres respecto a la obtención de orgasmos en las relaciones sexuales, y esta diferencia se hace más patente en parejas heterosexuales. ¿Casualidad? No, no hay ninguna casualidad en esto, al igual que tampoco hay mujeres frígidas. ¡Has leído bien! Todas las mujeres son capaces de alcanzar el orgasmo si se les aportan los estímulos que necesitan en el tiempo que necesitan y, además, se siente con permiso para disfrutar.

Según un estudio de Archives of Sexual Behavior (2018) sobre la frecuencia de los orgasmos, deja al ver esta brecha orgásmica existe de una manera clara. Dicho estudio demostró que las mujeres heterosexuales son el grupo que consigue menos orgasmos, solo llegan al clímax un 65% de las veces que mantienen relaciones sexuales. Sin embargo, estos datos contrastan con los de los hombres heterosexuales, que se sitúan en el primer puesto con un porcentaje de orgasmos del 95%. La diferencia es abismal. Este mismo estudio habla también de otros grupos y los datos corroboran esta brecha también en otras orientaciones sexuales, pues las mujeres en general son las que presentan un menor porcentaje de orgasmos: gays (89%), varones bisexuales (88%), lesbianas (86%) y mujeres bisexuales (66%).

Esta realidad se explica a través de la sociedad machista y patriarcal en la que vivimos, una sociedad que enseña a la mujer a ser complaciente y sumisa, a tener la boca cerrada y dejar sus deseos dormidos. De hecho, sigue habiendo un gran número de mujeres que dan las relaciones sexuales por concluidas cuando él llega al orgasmo, callando su falta de gozo, apagando su posibilidad de llegar al orgasmo y manteniendo la brecha orgásmica.

Es ahora cuando las mujeres empezamos a reivindicar nuestro derecho al orgasmo, una reivindicación que necesita ser más alta y clara. Es nuestra responsabilidad reivindicar nuestros derechos, aunque no es nuestra culpa haber recibido una educación inadecuada. Esto es lo que hace tan importante incluir una buena educación sexual construida desde una perspectiva de género en nuestra sociedad, que le dé el lugar que merece a la satisfacción y el placer femenino y que cambie conceptos como el coitocentrismo, el falocentrismo, la genitalización, la seducción estereotipada y mucho más.

Es hora de abrazar nuestro placer y luchar por nuestras propia satisfacción, pues sigue existiendo demasiadas mujeres que no conocen su placer y desisten de él por ese motivo o que satisfacen a su pareja por miedo a ser abandonadas, por la insistencia de su pareja o por complacerla. Yo mientras tanto, sigo esperando vuestras dudas, sugerencias e impresiones para este 2021 a través de estos medios:

– Correo electrónico: espaciodealcoba@gmail.com / felipagea@gmail.com

Página web: www.espaciodealcoba.com

Redes sociales: Facebook (@espaciodealcoba / @felipagea), Instagram (@espaciodealcoba) y Twitter (@espaciodealcoba)

Carta tradicional: Avenida de Murcia, 87. Bullas (Murcia), 30180.